Vamos a poner de pie al país a partir de la fuerza de Querétaro: Mauricio Kuri

  • Al presentar su 2do Informe de resultados, el senador del PAN destacó el trabajo legislativo para combatir el Covid-19 y sus estragos
  • Con la emergencia sanitaria los salarios bajaron hasta un 20 por ciento, se perdieron 20 millones de empleos y cerraron 320 mil microempresas
  • Debemos decirle a México que hay otro camino: la vía Queretana, dijo

Querétaro tiene la fuerza que se necesita para abonar al crecimiento del país, y es un claro ejemplo de que, con buenas prácticas públicas, México puede ponerse de pie, así lo aseveró el coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN), Mauricio Kuri González, durante su 2do Informe de resultados.

“En el GPPAN les dijimos lo que iba a pasar, dijimos claro y bien fuerte cómo debíamos disminuir el impacto de esta tragedia, dimos alternativas, dijimos cómo sí, porque no solo somos oposición, somos la mejor opción; gobernamos casi un tercio del país y nuestros estados son los mejores calificados, y voy a poner el ejemplo de Querétaro”, destacó.

El legislador afirmó que las y los queretanos llevan años construyendo un estado que es orgullo de México, y hoy demuestra esa fortaleza para ayudar al país a levantarse de estos momentos de crisis económica, de salud y social.

Destacó que Querétaro es el estado más transparente del país y el líder nacional en innovación, por lo mismo, el tercer exportador de componentes aeronáuticos de todo el mundo y el tercero en fabricación de autopartes del país.

“Esa es nuestra realidad, sabemos qué hacer para enderezar a México. Sigamos siendo el ejemplo, ni un paso atrás, sigamos adelante”, indicó.

Mauricio Kuri señaló que, en México, el mal manejo que se dio de la pandemia por el Covid-19 evidenció la irresponsabilidad con la que ha gobernado el partido en el poder, y que ha dejado graves cicatrices a los mexicanos.

Lamentó que las negligencias de las decisiones gubernamentales hayan provocado la muerte de casi 90 mil personas, y más de 850 mil que enfermaron; además del inmerecido fallecimiento de mil 300 trabajadores de la salud que se mantuvieron al pie de lucha por quienes enfermaron de coronavirus.

A pesar de este escenario, Kuri González recordó que sí hay de otra, y nuevamente puso al estado de Querétaro como ejemplo de que se puede atender una contingencia sanitaria con acciones concretas que dan respuesta a las necesidades de los ciudadanos.

Reconoció que Querétaro ha hecho la diferencia, pues desde el inicio de la emergencia sanitaria entregaron apoyos alimentarios directos a los hogares; se creó un programa de empleo temporal; dieron facilidades fiscales a todas las empresas; y a quienes perdieron su ingreso, se les otorgó un apoyo de 4 mil pesos; además, destacó que el gobierno estatal inyectó 750 millones de pesos para reactivar la economía local.

“Quebrar no es una opción, no en Querétaro, no debería serlo en México. No puedo aceptar que siendo un país que recibió a millones de migrantes, hoy expulse a millones de mexicanas y mexicanos para poder trabajar”, aseveró.

Desde el Senado, propusimos al principio de la pandemia: Convocar al Consejo de Salubridad Nacional con los mejores científicos del país; decretar el uso obligatorio de cubrebocas y distribuirlo masiva y gratuitamente; comprar -a principios de marzo- ventiladores e implementar la sana distancia, así como reconvertir hospitales para la atención exclusiva de enfermos de Covid.

“Pero ¿qué creen? no fuimos escuchados a tiempo. Sólo hay algo peor que la ignorancia: la ignorancia arrogante. Además, veíamos lo que sucedía en el mundo, por ello sabíamos lo que también le pasaría a nuestra economía”, lamentó.

El senador enfatizó que en la economía mexicana existen cicatrices aún más lastimosas, pues se contabilizan 5.3 millones de ciudadanos que perdieron su empleo; y 10 mil emprendedores, dueños de negocios familiares, que tuvieron que cerrar.

“No crecer significa que no hay empleo. Nosotros aprobamos el aumento al salario mínimo, pero eso no es suficiente porque en el país se perdió la confianza”, dijo.

Mauricio Kuri destacó que con la emergencia sanitaria los salarios bajaron hasta un 20 por ciento, se perdieron 20 millones de empleos en el país en la etapa más crítica, y cerraron 320 mil microempresas, por lo tanto, se prevé que este año 12 millones de mexicanos entren en pobreza, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Por ello, para estar un paso adelante, propuso varias alternativas de apoyo, tales como: un Acuerdo Nacional para Defender la Economía Familiar, dar incentivos fiscales a empresas, crear un seguro de desempleo y acelerar las inversiones públicas.

Además, presentó una iniciativa de Ley de Emergencia Económica que pretendía dar a cada familia 3 mil 207 pesos mensuales en caso de pérdida de empleo, así como dar apoyo a negocios familiares con 27 mil 500 pesos mensuales, y otorgar prórrogas para el pago de impuestos y aportaciones.

Sin embargo, lamentó que el grupo mayoritario en el Senado ni siquiera contemplara analizar las propuestas.

Es decir, la economía caerá este año 10.4 por ciento, lo que significa que -con Morena- México ha perdido en 21 meses, 3 billones 128 mil millones de pesos. En comparativa, este es el presupuesto del estado de Querétaro por 78 años.

En lugar de atender las necesidades de los ciudadanos, Kuri González señaló que el gobierno de Morena se avocó a realizar gastos no prioritarios como 104 mil millones de pesos en construir un tren, una refinería y un aeropuerto; y meses después, el presidente de México pidió reformar la ley para que pudiera disponer de todo el presupuesto sin autorización del Congreso.

“Ahí cerramos filas. Como coordinador de la bancada del PAN, junto con mis compañeros del bloque de contención, negocié con el resto de la oposición para impedirlo. Lo logramos, fue un gran triunfo porque nosotros tenemos una visión social, primero es el bien común. Si no hay dinero para las familias mexicanas, no hay dinero para Morena”, aseguró.

Dentro del trabajo de oposición, el senador panista destacó que en los últimos días se ha dado una ardua batalla para evitar la desaparición de casi 70 mil millones de pesos de 109 fideicomisos mexicanos, esto, a través de más de 500 reservas y 51 votos en contra; a pesar del resultado, el PAN continuará en la defensa de estos fondos del país.

Mauricio Kuri reiteró que parte del trabajo realizado desde el Senado también está enfocado en lograr acuerdos en la agenda legislativa que generen un cambio para bien de las mujeres, niños y jóvenes, donde sus iniciativas ponen en el centro lo que hoy verdaderamente importa, buscando el cambio que hoy México requiere, ante la angustia y decepción en la que viven millones de familias.

“La economía de la prosperidad es garantizar a todas y a todos justicia. Debemos decirle a México que hay otro camino: la vía Queretana, de prosperidad, igualdad y empuje. El triunfo se consigue levantándose de las decepciones, hagámoslo, recuperemos el optimismo, la fe y la misericordia. Vean que sí hay de otra, nosotros ofrecemos una vía distinta para mejorar, un México unido y no confrontado”, finalizó.

ooOoo

 

 

22 de octubre de 2020

Versión del discurso del Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, Mauricio Kuri González, durante la presentación del Segundo Informe de resultados

Vengo a rendir cuentas; a reportar resultados; a refrendar la confianza de quienes votaron por mí; a darles la bienvenida a quienes no lo hicieron, pero están bien decepcionados; a quienes son opositores, pero también los represento; a todas y todos los queretanos.

Sobre todo, vengo a ofrecerles un camino para mejorar: quiero decirte que sí hay cómo estar mejor, que vamos a poner de pie al país a partir de la fuerza de Querétaro, que lo haremos juntos trabajando con todos y para todos, que los invito al optimismo, pero también a la acción. Vamos a sumarnos para darle una nueva vida a México.

Si quieres conocer al gran actor del cambio, hoy es cuando: tómate una selfie, o mírate al espejo.

Estos días dejarán marcada nuestra vida. No va a ser un recuerdo: va a ser una cicatriz.

Hay casi 90 mil personas a las que echamos de menos, que murieron, pero que quizá no debieron morir; más de 850 mil que enfermaron, pero que no debieron enfermar; a 5.3 millones que perdieron su empleo, y no deberían estar sufriendo; a 10 mil emprendedores, dueños de negocios familiares que cerraron su empresa, sus sueños y que no debieron perderlos; a mil 300 trabajadores de la salud que no debieron perder la vida.

Las cicatrices curan, pero también recuerdan el dolor, la enfermedad; y recordemos: estas tragedias, estos saldos, tienen responsables: militan en Morena.

Cuando recuerden a quienes partieron, piensen en Morena, cuando falte comida en la mesa, piensen en Morena; cuando rematen su mercancía, piensen en Morena.

Pero también recuerden: sí hay de otra, saldremos de esta situación, nos irá muy bien.

Cuando parezca que no hay salida, recuerden que sí la hay. Se los digo de corazón y con pasión, sí hay cómo salir de esta, y saldremos.

En el Grupo Parlamentario del PAN en el Senado, les dijimos lo que iba a pasar, dijimos claro y fuerte cómo debíamos disminuir el impacto de esta terrible tragedia, dimos alternativas, dijimos cómo sí, porque no sólo somos oposición: somos la mejor opción.

Gobernamos casi un tercio del país y nuestros estados son los mejor calificados, pongamos el ejemplo de Querétaro. Las y los queretanos llevamos años construyendo un estado que sea ejemplo y orgullo de México; esa es la fuerza queretana.

Imagínate por un momento que fuéramos un país ¿Qué país seríamos?

La economía de nuestro estado creció en los últimos 5 años a un ritmo superior a Francia, Holanda o Estados Unidos; el ingreso por persona es superior al de Chile o Rusia; el índice de progreso social, o sea la justicia social, es equivalente al de Uruguay.

Somos el gobierno más transparente del país, y el líder nacional en innovación, por lo mismo, somos el tercer exportador de componentes aeronáuticos del mundo y el tercero en fabricación de autopartes del país. Esa es nuestra realidad, sabemos qué hacer para enderezar a México. Sigamos siendo ejemplo, ni un paso atrás: sigamos adelante.

El manejo de la pandemia revela la inmensa irresponsabilidad, la negligencia de un poder que solo atiende al elogio: que no usa cubrebocas, que no cree en la ciencia, que no aplica pruebas, que desprecia la evidencia científica.

La primera lucha que dimos fue evitar que a ti y a tu familia les quitaran el Seguro Popular, era una pésima idea, dijimos lo que pasaría.

No sabíamos que vendría el Covid, pero sí sabíamos que habría millones de familias que ya no podrían tratar su cáncer, su diabetes, sus males cardiacos.

Apoyamos la propuesta de los gobernadores de Acción Nacional que buscaron mantener el Seguro.

Morena impuso su propia visión… Hoy, tú y tu familia pagan las consecuencias: nadie te puede mentir porque tú lo estás sufriendo: hay niños con cáncer sin quimios, no hay medicinas ni consultas, hay 160 mil cirugías pendientes.

Ese es el triste costo de jugar con la salud de la gente.

El primer contagio por Covid fue el 27 de febrero y el gobierno no reaccionó, apostaron por el contagio masivo, olvidando que la enfermedad no es opción, que no somos rebaño ni mascotas.

Nosotros propusimos desde el principio de la pandemia: Convocar al Consejo de Salubridad Nacional con los mejores científicos del país; decretar obligatorio el uso de cubrebocas y distribuirlo masiva y gratuitamente; comprar a principios de marzo ventiladores y decretar la sana distancia; reconvertir hospitales, es decir, equiparlos para atender sólo a enfermos de Covid; realizar millones de pruebas y aislar casos, como recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Pero ¿qué crees? no fuimos escuchados, dijeron que, en lugar de pruebas, usáramos estampas detente, que los cubrebocas no servían, que saliéramos a comer, que nos abrazáramos, que la influenza era más letal que el Covid.

Cuando seis ex secretarios de salud le ofrecieron opciones de solución a Hugo López- Gatell para frenar los contagios y la muerte, se burló: “que las patenten”, dijo.

Sólo hay algo peor que la ignorancia, la ignorancia arrogante. Morena no solo está enfermo de la razón, también del corazón. Abandonar a los más necesitados.

Les dijimos en marzo, la pandemia desencadenará una doble emergencia: sanitaria y económica.

Sabíamos, porque veíamos lo que sucedía en el mundo, lo que le pasaría a nuestra economía, que, por cierto, ya estaba infectada de desconfianza.

No lo olvides: en marzo, la economía llevaba ya 15 meses sin crecer.

El crecimiento se detuvo porque nadie le tiene confianza al gobierno de Morena, y no crecer significa que no hay empleo.

Nosotros aprobamos el aumento al salario mínimo, pero eso no es suficiente porque en el país se perdió la confianza, por eso, ya antes del Covid el poco empleo que se generaba pagaba menos, las personas que ganan menos de dos salarios mínimos crecieron en 8.6 millones, mientras que los que ganaban tres o más salarios se han reducido en 5.5 millones. Con la pandemia los salarios han bajado hasta un 20 por ciento.

El 6 de abril de este año, propuse un gran Acuerdo Nacional para Defender la Economía Familiar, dar incentivos fiscales a empresas, crear un seguro de desempleo, y acelerar inversiones públicas.

Después, el 27 de mayo, presentamos una iniciativa de Ley de Emergencia Económica que proponía dar a cada familia que perdiera empleo 3 mil 207 pesos mensuales, apoyar a los negocios familiares con 27 mil 500 pesos mensuales para que pudieran pagar a sus empleados, y -por último- otorgar prórrogas para el pago de impuestos y aportaciones.

Morena no quiso ni siquiera discutir la propuesta. Te abandonaron.

El propio presidente dijo: si han de quebrar, que quiebren. Y eso no se vale.

En Querétaro, se hizo algo diferente: se entregaron apoyos alimentarios directos a los hogares y se creó un programa de empleo temporal; se dieron apoyos fiscales a todas las empresas, para que, en lugar de pagar al fisco, mantuvieran el sueldo de la gente; a quienes perdieron su ingreso se les dio un apoyo de 4 mil pesos; y se inyectaron 750 millones de pesos para reactivar la economía.

Toda la reapertura se ha dado trabajando unidos con el sector privado y el social, eso es ponerse del lado de la gente, voltearlas a ver, entenderlas y darles una mano, porque salvar una empresa, por pequeñita que sea, es salvar la economía de los hogares que trabajan en ella.

Soy un convencido de que la única forma de bajar la pobreza, y que no hay otra, es la empresa. Yo crecí en la empresa.

Déjame te cuento mi historia:

Comencé como mesero, después como dependiente en una vinatería, fui agente de ventas, hasta que finalmente pude poner mi primera tienda; sudé, me desvelé, me partí el lomo, sufrí para pagar una nómina, para estar al corriente en el IMSS, para pagar impuestos, y en muchos negocios fracasé.

Con mucho esfuerzo, mi tienda creció a una cadena de tiendas de conveniencia que dio empleo a 400 queretanas y queretanos. Cuando entré al servicio público, vendí mis empresas, ya eran 77 tiendas de conveniencia en el estado. Afortunadamente, yo no vivo de la política y no llegué para servirme de ella, lo que me da la oportunidad de decir lo que pienso.

Escúchame, yo pienso que los negocios familiares son el alma de México, por eso he dicho y lo reitero: quebrar no es una opción, no en Querétaro, y no debería serlo en México.

Cuando estaba yo en la empresa y se tenía que despedir o se iba una persona, no solamente fracasaba esa persona, fracasábamos todos, desde el empleado hasta el dueño. Lo mismo pasa en México, cada vez que cierra una empresa, pierde México.

No puedo aceptar que México, un país que recibió a millones de migrantes, hoy expulse a millones de mexicanas y mexicanos para poder trabajar.

La primera obligación de un gobierno es proteger a las familias, hacer todo lo que se pueda para impedir que la gente sufra. Se negaron a apoyar a la economía de la gente, y la crisis de salud se volvió una crisis económica y luego una crisis social, nunca habíamos visto algo así, nunca, en al menos un siglo.

Se perdieron 20 millones de empleos en el país en la etapa más crítica de la pandemia, cerraron 320 mil microempresas,12 millones de mexicanos entrarán este año en la pobreza según el Coneval, eso equivale a 363 estadios Corregidora totalmente llenos.

Esos 12 millones de personas eran de clase media, pero el gobierno de Morena las abandonó, no hubo dinero para salvar tu negocio familiar ni tu patrimonio, pero no porque no hubiera dinero, era porque no tenían ganas de echarte una mano. Dinero sí había.

Mira, tomemos como ejemplo a solo dos empresas: Pemex y CFE. Entre las dos, en 21 meses han perdido 1.1 billones de pesos, eso significa que ambas empresas pierden mil 733 millones de pesos cada día, ¿Sabes por qué? porque pusieron a un inexperto a dirigir Pemex, y en CFE a Manuel Bartlett a quien, por cierto, denunciamos por corrupción, ese señor, que siempre ha sido político, tiene casas por más de 800 millones de pesos. ¿De dónde?

¡Ah! pero para darte 3 mil 200 pesos al mes no había billete. Por esto, la pandemia pasó de ser una emergencia sanitaria a una económica y luego, social.

Lo que no se vale, lo que ha ocurrido este año, y no se vale, es que justamente la gente más necesitada es la que mayor sufrimiento ha padecido.

Cuando Morena hablaba de primero los pobres, pensé que era porque quería sacarlos de la pobreza no para meterlos más y para generar más.

Te cuento: según la UNAM, de quienes han muerto por Covid, el 80 por ciento no terminaron la primaria, gente humilde, que trabajaba en la informalidad y tenía que salir a ganarse el pan. No se vale.

También personas que no tenían agua en su casa, no se vale. Y también adultos mayores, diabéticos o hipertensos. ¡Claro que no se vale!

Nuestra visión es que había que apoyar a la gente, a las familias, a los negocios familiares y a las empresas, no nos hicieron caso porque siguieron gastando a manos llenas.

Te la barajo más despacio: este año, el gobierno gastará 104 mil millones de pesos en construir un tren, una refinería y un aeropuerto, porque canceló uno que ya iba a la mitad.

¿En qué te parece más justo meter tu dinero? ¿En el tren maya, o en salvar tu empleo? ¿En el Tren Maya, o en ayuda a tu negocio? ¿En el Tren Maya o en un paquete alimentario para que tus hijos coman?

Meses después, el presidente pidió reformar la ley para que pudiera disponer de todo el presupuesto sin autorización del Congreso, y ahí cerramos filas. Como coordinador de la bancada del PAN, junto con mis compañeros del bloque de contención, negociamos con el resto de la oposición para impedirlo.

¡Lo logramos! Fue un gran triunfo, porque nosotros tenemos una visión social, primero es el bien común.  Si no hay dinero para las familias mexicanas, tampoco debe de haber dinero para Morena.

Lamentablemente el peor tiempo que existe no es aquel en el que se cometen errores, es el que se pierde; el tiempo que se va, no vuelve nunca.

Te pido tu atención: el sexenio del gobierno de Morena ¡se acabó!, te explico por qué: La economía caerá este año 10.4 por ciento, el año pasado también cayó 0.1 por ciento, eso no son sólo porcentajes, es dinero.

Significa que con Morena México ha perdido en 21 meses 3 billones 128 mil millones de pesos. Eso es el presupuesto del estado de Querétaro por 78 años.

La economía no tendrá el tamaño que tenía cuando llegaron los políticos de Morena al gobierno hasta el año 2025, la banca no se recuperará hasta el 2026, el empleo, hasta el 2025, o sea: la recuperación llegará cuando se hayan ido, y eso, si hacemos lo correcto y cambiamos el rumbo que lleva Morena.

En su despilfarro, el gobierno se acabó los ahorros que había, por eso se agandallaron 70 mil millones de pesos que había en fideicomisos; al hacerlo, cerraron los apoyos a Ciencia y tecnología, educación en el extranjero, deporte, medio ambiente, desastres naturales, cine, es decir, los sectores que nos harán mejores quedaron cancelados.

Por eso necesitamos no sólo ofrecer alternativas, también oponernos a este desastre. Es por México, por nosotros, por nuestros hijos.

Soy el fruto de mi educación, de mi madre recibí el ejemplo de mi abuelo, un migrante que vino a hacer realidad sus sueños partiendo de lo único que tenía: trabajo y ganas de salir adelante.

La memoria de mi padre me acompaña a donde voy, siempre está conmigo, junto a su recuerdo habita su consejo “el que sabe vender nunca se va a morir de hambre”. Papá: tenías razón.

No siempre me ha ido bien en la vida, tropecé muchas veces, el país pasaba por momentos complicadísimos, todos los que emprendíamos, quebrábamos. Gracias Car por estar en mis momentos más difíciles.

A mis hijos, Mauricio, Car y Sabina, les brindo mi ejemplo y mi orientación: el prestigio es más importante que el dinero, cuídenlo siempre.

Muchas gracias a todos ustedes. Soy lo que soy por ustedes.

Pero, sobre todo, gracias al faro que me ilumina y guía en este camino, y que es mi motivo para seguir luchando por un Querétaro fuerte y humano: ustedes, todas y todos los queretanos.

Pese a estos difíciles momentos quiero compartirte una convicción: saldremos adelante, sabremos superar esta desgracia.

México no se derrumba, siempre ha sabido superar la adversidad y hoy no será la excepción. Vamos a unirnos y a superar esta crisis. ¡Es ahora o nunca!

Les pido su atención:

Los motores que harán despegar a nuestro país son los mismos que han hecho de Querétaro el mejor estado del país: los jóvenes, las mujeres y los pequeños emprendedores que son la clase media popular.

A las y los jóvenes les invito: aquí tienes un espacio, aquí sí apreciamos tu valor y tu entusiasmo, te queremos, te necesitamos.

Pienso que deben recibir todo el apoyo para tener una educación de excelencia. En México y afuera de nuestro país, sobre todo, creemos en tu capacidad de emprender, de pensar en grande, de ganar. ¡Súmate! Vamos a entrarle duro, no te rajes.

A las mujeres les digo: no hay mayor compromiso que el de la mujer queretana. Tu empuje y tu perseverancia mueven mi admiración.

Te hablo a ti: que luchas, trabajas, te esfuerzas y además llevas el hogar, educas a los hijos o hasta eres cabeza de familia.

Presenté una iniciativa para que ganes igual que los hombres, hay que ser parejos, no basta con que tengan trabajo, es que ganes lo que mereces.

Las clases medias populares son el gran orgullo de nuestra tierra, por eso me dirijo hoy a ustedes: apoyarlas es un acto de justicia, ustedes fueron los más golpeados en esta crisis.

Propuse la creación de un seguro de desempleo para ayudar a las familias que pierdan su ingreso, no podemos dejarlas al garete, hay que echarles una mano.

En Querétaro, en cambio, las clases medias populares reciben todo el apoyo; esto mismo debemos extenderlo a todo el país, si lográramos que México fuera un país en donde las clases necesitadas tuvieran su casa, su carro, trabajo, ahorro, internet, otro gallo nos cantara. Ese debe ser nuestro objetivo, que nos vaya bien a todos.

Amigas y amigos:

Yo creo en una economía de la prosperidad, eso significa que a todas y a todos nos debe ir bien. Debemos enfocarnos en crear conocimiento para levantar al país, invertir en educación para conectar a las escuelas con los hogares, a los hogares con las comunidades, a los estudiantes con las empresas y a las empresas con el mundo.

Tener becas es bueno, pero es mucho mejor tener emprendedores y empresarios, el talento queretano nos demuestra que sí hay jóvenes, mujeres y hombres dispuestos a rifársela, trabajar y triunfar.

Hay que enfocarnos, todas y todos, en generar empleos bien pagados, en subir la cortina de millones de empresas familiares que son el alma de México.

La economía de la prosperidad es garantizar a todas y a todos justicia. Justicia entre ricos y pobres, entre mujeres y hombres; entre la ciudad y la sierra: porque quizá todos tengamos el mismo cielo, pero no todos tenemos el mismo horizonte.

Justicia es asegurarle a cada mujer, de la edad y la condición que sea, que ningún miserable le pondrá una mano encima; es ofrecerle a los niños la posibilidad de volver a jugar en los parques; a las y los jóvenes a divertirse en las noches sin ningún miedo.

Es mandar el dinero público a las colonias: ahí en donde vive la gente; es generar un gran programa de empleo temporal, todo eso lo presentamos en iniciativas del PAN en el Senado.

Los invito: tenemos que reconciliar a México, igual como se está haciendo en Querétaro.

Me duele ver a mi país dividido, enfrentado, confrontado, separado; vamos a abrazarnos y a escucharnos. No tengo todas las respuestas, pero puedo encontrarlas en ustedes.

Debemos decirle a México que hay otro camino: la vía queretana. Una vía de prosperidad, de igualdad y de empuje, una vía potente que ha hecho despegar a miles de familias, una vía de dignidad en donde quien trabaja puede cumplir sus sueños; una vía en donde se respeta la ley, pero también se respeta al que piensa diferente, esa es la vía que queremos para México.

La vía que debemos ensanchar y en la que debemos acelerar ¡sí es posible!, ¡sí se puede!, ¡sí hay de otra!

No hay lugar para el resentimiento ni la amargura, el triunfo se consigue levantándose de las decepciones: ¡hagámoslo!

Recuperemos el optimismo, la fe, la misericordia; cerremos filas, digamos que sí. Sí a un futuro mejor, sí a que los jóvenes salgan al mundo, crean, estudien y se levanten triunfadores. Sí a millones de mujeres generando riqueza, valores; sí a un México en donde quepamos todos.

¡Muchas gracias!

Quiero saludar y agradecer, a todos los que se conectaron para acompañarme en este informe de resultados: al presidente de mi partido, Marko Cortés; a mis compañeros senadores del PAN; a mis colegas coordinadores de otras fuerzas políticas en el Senado; a diputados federales, locales, alcaldes, regidores, compañeros de partido y de lucha.

A presidentes de cámaras empresariales, colegios de profesionistas, líderes sociales y de asociaciones civiles.

A todos los queretanos que están destinando un rato de su tarde para escuchar esta rendición de resultados; a ustedes que con su participación y compromiso construyen un mejor Querétaro.

Gracias por estar aquí.

ooOoo

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *