Senador Raúl Paz Alonso para referirse al dictamen que contiene proyecto de decreto reforma y deroga diversas disposiciones de leyes en materia de extinción de fideicomisos

 

 

 Versión de la intervención en tribuna de. senador Raúl Paz Alonso para referirse al dictamen que contiene proyecto de decreto reforma y deroga diversas disposiciones de leyes en materia de extinción de fideicomisos

 

Con la venia de la presidencia.

Antes de comenzar, le preguntaría a quien me antecedió en el uso de la palabra, si tanto se han quejado de la reforma energética no han movido ni una coma de ella, ni con su mayoría.

Pero el día hoy depende de todas las senadoras y los senadores que sea un día histórico, un día donde podemos refrendar la división de poderes, de mostrar nuestro trabajo de equilibrio, demostrar que somos diferentes al pasado, ya sea por la conservación de los fideicomisos que pretenden desaparecer o por la extinción de estos.

¿Por qué la necesidad de desaparecer los 109 fideicomisos? Esa es la pregunta que nos tenemos que hacer con toda sensatez; ¿en verdad no creemos que sea necesario que permanezca el Fondo para Prevención de Desastres Naturales?

La verdad, decir que los gobernantes se frotan las cuando hay un desastre natural es nunca haber estado cerca de un buen gobernante cuando un desastre natural y los días que pasan sin dormir recorriendo sus entidades y protegiendo a toda la ciudadanía.

Pensar igual que pueden presupuestar cuánto vamos a gastar en desastres naturales y saber la dimensión de cada uno de ellos y cuántos vamos a saber pues que me presenten a ese gran mago.

¿O tampoco nos interesa porque también pretende eliminar el fondo de salud para el bienestar o el agua, el cambio climático, las energías limpias, las vacunas y todo lo que se hace en investigación y desarrollo al eliminar este fondo?

¿Acaso solo es sumar más dinero al manejo discrecional para el Poder Ejecutivo?

¿Es en verdad necesario desaparecer los fideicomisos porque dicen que es una caja chica de varios funcionarios y los vamos a desaparecer, aquí argumentan, por corrupción?

¿Qué acaso no se terminó la corrupción en este gobierno?

¿No se supone que los nuevos funcionarios ya no son corruptos? ¿no nos dijeron hasta el cansancio que las escaleras se barren de arriba para abajo y que íbamos a tener 500 mil millones al año en ahorro por corrupción? que hoy serían formidables para hacer algo ante esta pandemia.

¿Por qué no dejar lo que funciona e ir perfeccionando lo que seguramente se puede perfeccionar? Si al final de cuentas nos están diciendo que los recursos van a ser entregados, aunque en algunas exposiciones van a ser para el Covid en otras nos dicen que van a ser entregados a los distintos fideicomisos; pero bueno, por qué no perfeccionar lo que hoy dicen que se puede perfeccionar?

Por lo tanto, yo creo que lo más importante es un verdadero estudio de análisis de la situación para poder tomar decisiones adecuadas y conservar a los fideicomisos que son útiles para fines de interés público y así mismo fortalecer la transparencia y el control de los fideicomisos restantes.

¿Por qué no hacer una verdadera consulta al pueblo bueno y sabio que tanto se refiere?

¿Por qué no escuchar a los manifestantes afuera del Senado en un ejercicio de parlamento abierto? ¿acaso ellos no son pueblo, no merece ser escuchados? ¿o solo los temas más mediáticos y de interés electoral, como la consulta inepta para juzgar expresidentes, ahí se debe consultar al pueblo?

Consultemos a los científicos, a su comunidad que además no sólo reciben recursos públicos sino también reciben recursos que provienen de organismos privados, ya sean internacionales o multinacionales, no sólo los fondos gubernamentales que son los que se centralizarán de aprobarse este dictamen.

Chequemos la carta de apoyo, a los científicos mexicanos, firmada por más de 700 científicos de las más prestigiadas del mundo en apoyo a nuestros científicos, pidiendo y solicitando a los senadores que recapaciten. Que reconsideren el apoyo al proyecto, su apoyo a este proyecto, para evitar la extinción de los fideicomisos, ya que será un duro golpe a la ciencia y a la tecnología en México.

Por todo lo mencionado con antelación es que se necesita un diagnóstico  de la situación para poder tonar decisiones adecuadas, un diagnóstico de fondo. Debemos conservar los fondo útiles y debemos fortalecer la transparencia y el control de los fideicomisos restantes.

Y si alguno  resultante este análisis que no funcione, pues sí eliminarlo, pero no todos, con un mismo rasero.

Por eso, es que debemos proponer que se analice más el tema, que no tomemos las decisiones rápidas ni anticipadas, pero muchos menos decisiones que perjudiquen a los sectores de la población que perjudiquen los sectores que reciben estos recursos. Si creemos que están mal estructurados o su funcionalidad no es la adecuada, pues trabajemos en ello.

Hay que perfeccionarlos en control para apertura, en liquidación, en transparencia, en rendición de cuentas, en mayor control, vigilancia, y sobre todo en legislación.

Pero acaso no somos capaces de trabajar en lo más fácil, es eliminarlos o extinguirlos.

Senadores, digamos sí a la razón hoy y no a la obediencia sin razón. Porque si la mentira corre, la verdad camina, con la mentira se cansa y la verdad la alcanza. Y lo que hoy vamos a hacer vamos a hacer va a quedar en la historia de todos nosotros.

Muchas gracias, presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *