Gobierno de Morena atenta contra la salud y la economía de los mexicanos: GPPAN

  • Acuerdo publicado el viernes pasado es parte de un planteamiento económico y político nostálgico de los peores años de ineficiencia energética del país 

El Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN) denunció que el acuerdo por el que se emite la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, publicado el pasado viernes por la tarde, disfraza decisiones de naturaleza política e ideológica con una fachada de supuestos criterios técnicos y económicos en el contexto de la pandemia, cuyas consecuencias para la inversión, el sector eléctrico y la recuperación de la economía nacional serán muy graves.

“Es una piedra más de un planteamiento económico y político nostálgico de los peores años de ineficiencia energética del país, pero que ya ha demostrado su fracaso en la década de los años setenta en México, y que se tradujo en crisis económicas recurrentes y millones de pobres”, señalaron en conferencia de prensa virtual la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz y el senador Julen Rementería del Puerto.

Con estas decisiones, el gobierno de Morena atenta contra el estado de derecho, destruye la confianza de las inversiones que generan miles de empleos bien remunerados, merma la economía nacional, ya de por sí impactada por la actual pandemia de coronavirus, y actúa de manera irresponsable en materia medioambiental, acusaron.

“En el fondo se trata de un proyecto de renacionalización de la industria eléctrica que aprovecha el contexto actual para promover un extractivismo trasnochado consistente en una mayor generación de electricidad con combustibles fósiles y un interés desmedido por estatizar una industria que es mucho más eficiente con inversión privada nacional y extranjera”, sostuvieron.

Reprocharon que el acuerdo fue hecho público utilizando una de las peores costumbres del antiguo régimen, a la sombra de la tarde-noche del viernes 15 de mayo, aprovechando la entrada del fin de semana, buscando que pasara desapercibido por los medios de comunicación y la opinión pública.

Por ello, las senadoras y los senadores del Partido Acción Nacional se pronunciaron en contra del acuerdo y condenaron el desaseo jurídico y mediático desatado por su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Asimismo, hicieron un llamado al titular del Poder Ejecutivo a no afectar aún más la imagen internacional del país, a no ahuyentar la Inversión Extranjera Directa y a ajustar la operación de la Secretaría de Energía (Sener) y de la Comisión Federal de Electricidad a la ley.

Lo anterior, con el fin de recuperar la lógica económica, la protección del medio ambiente y la protección de los derechos del consumidor como ejes rectores de la industria eléctrica nacional, y para que recurra al Congreso cada vez que busque cambiar las normas vigentes, ya que, advirtieron, operar a espaldas del Legislativo hace gala de un talante autoritario y antidemocrático.

Alertaron que las nuevas resoluciones son perjudiciales para el Sector Eléctrico Nacional y la economía del país por las siguientes razones:

  1. Se cancelan unilateralmente los acuerdos prestablecidos entre el gobierno mexicano y la iniciativa privada.
  • Previo a la publicación en el Diario Oficial de la Federación de este acuerdo, la actual administración ya ha atentado contra la industria eléctrica nacional con las siguientes acciones:
  • Se canceló la licitación para la construcción de una línea de transmisión que garantizaría el abasto de energía a toda la península de Baja California. Su objetivo era integrar fuentes de energía renovable, con especial énfasis en la eólica y solar. Las bases fueron publicadas desde el 2 de febrero de 2018 y fueron canceladas por el actual gobierno.
  • A principios del año 2019, también se canceló un proyecto de licitación para la línea de Transmisión de Corriente Directa Yautepec–Ixtepec, de 1,221 kilómetros circuito, que atravesaría seis entidades: Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Oaxaca, Puebla y Veracruz, con una inversión estimada de 1,200 millones de dólares y la transmisión de 3,000 mega watts, y cuyo objeto era desahogar la generación renovable del sur-sureste del país, ya que tan sólo Oaxaca tiene 27 de los 49 parques en operación del país, con una capacidad instalada de 2,360 mega watts, que es 57% del total nacional.
  • Por otro lado, conviene tener presente la suspensión de las subastas a largo plazo y los cambios a la normatividad de certificados de energías limpias como dos de las primeras muy preocupantes acciones por parte de la Secretaría de Energía.
  1. Se argumentan cuestiones técnicas para imponer políticas ideológicas en el sector eléctrico.
  • Este gobierno considera nociva la inversión privada pues creen que el Estado debería involucrarse en todas las áreas de la economía, a pesar de que se ha demostrado a lo largo de la historia, que el peor administrador de una empresa es el gobierno.
  • Bajo la premisa de recuperar la rectoría del Estado del sector eléctrico, se establecerán barreras muy importantes para el desarrollo de proyectos de generación de electricidad con energías renovables y se sentarán las bases para un mayor uso de combustibles fósiles como las carboelétricas.
  • Al respecto, se aduce la falta de recursos y el abandono en la ampliación de las líneas de transmisión y distribución de energía eléctrica, sin embargo, el acuerdo con la iniciativa privada consistía en que aquellos que se dedicasen a generar energía serían responsables en su totalidad por ello, mientras que el gobierno sería el encargado de las líneas de transmisión y distribución.
  • Ante la supuesta falta de recursos, no se entiende por qué el gobierno está empecinado en construir la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya, el Aeropuerto en Santa Lucía, continuar con las pérdidas de Pemex y destinar recursos al béisbol, que en conjunto representan más de 1.1 billones de pesos (4.7% del PIB), que perfectamente se podrían destinar a cumplir con los acuerdos del gobierno en materia de transmisión y distribución de energía eléctrica, al mismo tiempo de implementar una correcta política económica para enfrentar la pandemia de coronavirus en nuestro país.
  1. Se violan las Leyes de la Industria Eléctrica, de Transición Energética, General de Cambio Climático y General de Mejora Regulatoria, y se atenta contra el Acuerdo de París en materia de utilización de energías limpias.
  • Al tratarse de un Acuerdo, el mismo debió sujetarse al procedimiento de mejora regulatoria al que se refiere la Ley General de Mejora Regulatoria. Esto resultaba sumamente importante para cumplir con el propósito de la propia ley de conocer previamente las consecuencias que tendrán las nuevas reglas, particularmente tratándose de un sector tan importante para la economía como lo es el de las energías limpias, y al no conseguir el visto bueno de la CONAMER, el Titular presentó su renuncia para evitar ser cómplice de una franca ilegalidad, pero como es costumbre en este sexenio, se nombró a un incondicional que avalara semejante tropelía.
  • El Acuerdo inhibe el sector de energías limpias y privilegia el de energías fósiles, con lo cual está contraviniendo tanto el objeto de la Ley de Transición Energética, como el de la Ley General de Cambio Climático, además de que México estaría colocándose en la muy alta probabilidad de incumplir sus compromisos internacionales en materia de mitigación de emisiones de carbono negro en un 51% y de gases de efecto invernadero en un 22% hacia 2030 asumidos ante la Conferencia de las Partes para el Cambio Climático (COP-21) de París.
  • De manera consistente con este acuerdo, el gobierno mexicano no ha invertido en energía renovable y es necesario hacer notar que más del 95% del presupuesto del sector para 2020 se ha ido a la extracción y producción de combustibles fósiles con las ya conocidas consecuencias funestas en términos económicos del rescate a PEMEX.
  • Por si fuera poco, es una medida que muestra el desprecio a los órganos reguladores como la Comisión Reguladora de Energía, que tendrá que atenerse a este nuevo ordenamiento, y la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria cuyo dictamen no fue tomado en cuenta.
  1. Se encarece el costo de generación de energía eléctrica del país.
  • El costo de generación de energía eléctrica con combustibles fósiles es aproximadamente 7 veces más caro que con energías renovables, las cuales además por economía de escala y eficiencia en la producción serán considerablemente más baratas en el futuro que sus contrapartes contaminantes.
  • Lo anterior no solo va en detrimento de las finanzas de la CFE, sino que existe una enorme probabilidad de que las tarifas eléctricas para uso doméstico e industrial suban de precio en el futuro cercano, lo cual se sumaría a las condiciones económicas adversas en las que nos encontramos actualmente a causa del coronavirus.
  1. Se da un nuevo golpe al Estado de Derecho y a la credibilidad de México ante el mundo.
  • Una de las consecuencias más importantes de cambiar las reglas unilateral y sorpresivamente, es que se pierde credibilidad. Esta medida no solo da pie tanto a la presentación de amparos por parte de las empresas afectadas, como a procedimientos de arbitraje en términos de los tratados comerciales que México ha signado con América del norte y con la Unión Europea, sino que se suma a una serie de decisiones que han puesto al país en recesión económica desde que Andrés Manuel López Obrador ganó la elección presidencial en 2018 y que son:
    • La cancelación del aeropuerto en Texcoco,
    • El pésimo manejo de Pemex que año con año registra pérdidas multimillonarias,
    • La obsesión por la construcción de proyectos económicamente inviables como la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el aeropuerto en Santa Lucía,
    • La cancelación de la fábrica de cerveza en Mexicali, Baja California,
    • La abrupta cancelación de los gasoductos por parte de la CFE, que terminó en una renegociación desventajosa para México en términos de valor presente neto, y
    • La cancelación de las Subastas de Energía Limpia y de Líneas de Transmisión en Baja California y el Sureste del país.
  • Recientemente, las representaciones diplomáticas de Canadá y la Unión Europea señalaron que los cambios propuestos impactarían a 44 proyectos de generación de energías limpias en 18 Estados de la República lo que pondrá en riesgo inversiones que superan los 6 mil 800 millones de dólares.

ooOoo

Conferencia de prensa de manera virtual, de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz y el senador Julen Rementería del Puerto, para hablar sobre el decreto que limita la producción de energías renovables.

 

 

SENADORA XÓCHIL GÁLVEZ RUIZ (XGR): Muchas gracias a todos los medios de comunicación por su interés en este tema, pues que ha sido realmente un tema que nos cimbró el fin de semana a todos los que de alguna manera estamos a favor de las energías renovables, hacia un ambiente limpio, hacia que se reduzcan los costos de producción de los energéticos.

Y bueno, yo lo primero que quiero dejar claro es que esta no es una medida para garantizar la confiabilidad del sistema eléctrico, se está tratando de engañar a la gente, ya que los datos con el que están tomando la decisión son absolutamente falsos.

En primer lugar es falso que se haya reducido el 30 por ciento en la demanda eléctrica, no es cierto; en segundo lugar, para que las energías renovables entren a operar se requiere que sean confiables, por lo tanto el argumento de confiabilidad es un argumento que no está apegado a la realidad, hay tres estudios que se hacen de manera técnica y perdón que lo retomé porque sí es muy importante centrar el debate en las cuestiones técnicas como la pandemia del Covid- 19 por la reducción de la demanda, y otro tema técnico que es la confiabilidad.

Para que una empresa se puede interconectar a las CFE tiene que hacer un estudio indicativo, tiene que ser un estudio de impacto al sistema, y en tercer lugar tiene que ser un estudio de impacto a las instalaciones. Una vez que una empresa de energías renovables cumple con estos tres estudios, entonces el Cenace las puede conectar para despachar energía eléctrica.

El Cenace ya tenía en el código de red la facultad para que en caso de que una de estas empresas incumpliera con la confiabilidad la podía sacar, no necesitaban publicar estos lineamientos, el problema es que lo que quieren es hacerse del control del tema eléctrico para poder despachar las energías caras que produce la CFE.

Hoy, de acuerdo al código de red del Cenace, tú tienes que despachar en primer lugar la energía más barata y no es el caso de CFE; CFE no produce la energía más barata, entonces una manera de sacar a la mala a los competidores de producción de energía y yo le diría le diría a CFE, si quieres que tu energía sea la prioritaria, pues entonces invierte y produce energía barata, o sea compite a la buena no a la mala.

Entonces, una vez clarificado que la argumentación técnica que nos da el gobierno para usar como pretexto la confiabilidad y la caída a la demanda es absolutamente falsa, voy a explicar cuáles son los argumentos que desde mi punto de vista sí son verídicos.

Uno, esta obsesión de incrementar la producción de petróleo a costa de lo que sea, a costa de sacar petróleo de campos bajos en rentabilidad, ha hecho que Pemex pierda dinero. No contentos con esto decidieron refinarlo, hoy se pierden 12 dólares en la refinación de cada barril de petróleo, se pierden, pero lo más grave es lo que te queda después de refinar, que es el combustóleo; este combustóleo contiene del 4 al 6 por ciento de azufre, porque cada vez sacamos el petróleo de más profundidad, por lo tanto es menos limpio, es petróleo pesado; una refinería que tiene Pemex en Texas le genera el 3 por ciento de combustóleo, aquí nos genera el 30 por ciento de combustóleo.

Pemex no sabe qué hacer con el combustóleo, no tiene dónde guardarlo, no puede tener montañas de combustóleo, lo tiene que quemar, y esto implica regresar una política energética de los años 70-80, ¿se acuerdan cuando las ciudades amanecían negras por la contaminación?, Mazatlán con su termoeléctrica. Bueno, por eso la política de para la construcción de ductos de gas que podría ser un combustible de transición energética, el gas natural, de hecho, en Tula se iba a poner gas natural para sustituir la quema de combustóleo, cosa que nunca se ha hecho y que se ha abandonado por este gobierno.

Ese combustóleo se va a quemar, por eso hoy el Presidente anuncia que hay más capacidad instalada, porque fueron a sacar todas estas plantas viejas, todas estas termoeléctricas que ya no estaban en operación, sin mantenimiento, y las van a echar a andar para quemar este combustóleo.

Para que se den una idea los que me están viendo, hoy costo- promedio un megawatt –que es la medida eléctrica—hora, CFE lo produce en 140 dólares, la última subasta, esta que el Presidente llama que hay corrupción, se produjo en 20 dólares, se produce en 20 dólares en el megawatt-hora.

Porque supuesto que son más eficientes, por supuesto que son más competitivas para las energías renovables. Por eso Alemania 48 por ciento de energía renovable. México sólo tiene el 7 por ciento.

Y con esta caída de la demanda quizá el 8.2 por ciento, con lo que estaba instalándose vamos a llegar al 14 por ciento.

No es cierto, es falso que las energías renovables sean la causa de la poca confiabilidad del sistema eléctrico. No voy a hablar de cuáles son las causas porque hay muchas otras causas técnicas de la no construcción de líneas de transmisión que sí es facultad de CFE, que se ha negado a hacer una línea hacia la Península de Yucatán, el cable submarino hacia Baja California Sur para llevar la energía.

La opción de energía renovable sería una opción extraordinaria para la península de Yucatán y para Baja California como energía distribuida, que se produzca localmente con el sol, con el viento, que también es un patrimonio que tenemos.

Me extraña en Nahle piense que la soberanía energética debe de estar en el petróleo y no en el viento y en el sol, del que México tiene una enorme riqueza.

Entonces, yo sí quiero dejar muy claro que va a dañar la salud de los mexicanos. Hay un estudio que le puedo compartir a los periodistas, que presentamos hace 15 días de como la termoeléctrica de Tula ocasiona la muerte temprana de 14 mil personas en el Valle de México.

Hay datos que Lupita Murguía me compartía de que la mitad de los niños que están con neumonía en este momento, tiene que ver porque viven en zonas contaminadas.

Échenle un ojo a la cantidad de personas que han fallecido en Hidalgo, en la zona del Valle de Tula,

Llama la atención que al ser pueblos pequeños tengan tan alto índice de mortalidad por el Covid-19, tiene que ver con lo que la gente del Valle del Mezquital respira es la refinería de Tula y lo que respiramos en la Ciudad de México.

Entonces, simplemente decir que tenemos una política energética fallida y esto nos lleva a atentar contra las energías renovables. Somos el único país, somos el hazmerreír del mundo que, en estos momentos de crisis ambiental, en este momento de emergencia se atreva a sacar de operaciones energías renovables con la excusa de la corrupción que hoy la escuché en la mañana.

Y desde aquí le digo al Presidente, si tiene elementos el Presidente que hagan prever que hubo corrupción, que lo denuncie, que presente las pruebas en los tribunales y que meta la cárcel a los empresarios que hicieron mal uso de estas subastas. Si no lo hace, el Presidente estaría cayendo en el delito de encubrimiento.

Ya basta de culpar siempre a la corrupción de todos los males del país y no hacer absolutamente nada contra ella.

SENADOR JULEN REMENTERÍA DEL PUERTO (JRP): Muchas gracias, Sergio. Muy buenos días o buenas tardes a todos.

Yo quisiera empezar por un poco poner en contexto cómo se dio este pues este acuerdo que es un verdadero despropósito para el país y para los mexicanos, porque no estamos hablando de una cosa abstracta, sino de una cosa que va a impactar en el bolsillo de los mexicanos y ahora les explico por qué.

Ellos la tarde de viernes, como marcan los cánones de las viejas, las peores prácticas en este país, pues publican un decreto –que por cierto lo hacen en contra incluso de los lineamientos que se establecen para poderlo llevar a cabo– por supuesto que la Conamer tuvo que haber tenido y actualizado que esto pasará así, a pesar de no tener su aceptación o aprobación lo hace.

Y lo quieren enmarcar en conceptos como confiabilidad, seguridad, calidad, que por supuesto nada tiene que ver con la realidad, lo que llama esto más bien es a una especie de política nostálgica, que se quedó allá en el pasado pero que no tiene que ver con la confiabilidad.

En el mundo no se necesita venirlo a demostrar, ya está probado que la confiabilidad de las energías renovables, además bueno del hacer el medio ambiente pues mejor para las personas, para los seres humanos, pues está ahí.

Luego el tema de la seguridad y la calidad, bueno pues se tiene que pasar por estudios técnicos antes de que el Cenace te pueda permitir llevar a cabo la conexión y por supuesto la generación de (inaudible).

Hay que decir que lo que estamos viendo en este acuerdo es, perdón que lo diga, sí, pero es una renacionalización del sistema eléctrico mexicano, de eso estamos hablando. Y eso tiene una carga ideológica tremenda.

Entonces se han ellos, en el gobierno el Presidente, secretaria, se han (inaudible) de argumentos que no tiene ningún sustento técnico, mucho menos un sustento económico y, por supuesto, que es contrario a la política mundial en materia de generación de energía que hoy está sucediendo en todo el mundo y tenemos casos en el mundo la energía cuesta mucho menos que en México, incluso cuando no tienen petróleo o no tienen las condiciones que tenemos tan favorables como el sol y el viento precisamente en nuestro país.

Y así, fíjense, desde que llegó este gobierno, por allá del 3 o 4 de diciembre de 2018, lo primero que hicieron fue cancelar las subastas de energía eléctrica y después cancelaron otro tipo de inversiones, por ejemplo, cancelaron la obra de transmisión para Baja California, que era una red que se estaba por hacer que podía haber dotado precisamente de energía limpia, renovables, a la península de Baja California.

Hay que recordar, seguramente todos los medios lo saben, que cada que el verano llega a nuestro país hay principalmente dos áreas que puntualmente presentan serios conflictos de suficiencia de  energía, es precisamente Baja California y la península de Yucatán, bueno, pues junto con la línea de transmisión para Baja California también se canceló la de Yautepec (inaudible), que era por mil 221 kilómetros en el sureste mexicano y que representaba una inversión de aproximadamente  mil 200 millones de dólares, esto lo echaron abajo, y transmitiría algo así como 3 mil megawatts, pues me parece a mí que lo que este gobierno está de manera recurrente, en esta ocasión con la energía, es simplemente cancelando la posibilidad de que la inversión privada nacional o extranjera pueda ayudar a generar la energía que necesita este país.

A ver, yo creo que al mexicano, a cualquiera, no nos importa mucho si la generación nos la da la Comisión Federal de Electricidad o alguna otra empresa, lo que nos importa es que ésta esté a buen precio, que sea segura, que sea confiable y por supuesto que sea suficiente.

Y aquí nos encontramos con un acuerdo que es perfectamente ilegal, se saltó, como ya les mencionaba, los procedimientos que se establecen para ello en la Conamer, el acuerdo por supuesto que inhibe aquello que se había pactado en París para poder hacer, ir en el mundo hacia la transición para generar pues cada vez más energía renovable, energía limpia y que para el 2030 se establecían algunas cuotas, simplemente se desecha de tajo a través de este acuerdo prácticamente este Acuerdo de París con lo que ello significa, y ya no estoy hablando solamente en este punto de la parte económicamente, sino de la parte ambiental y de la salud de los mexicanos.

Pues simplemente se observa en este acuerdo lo que ya parece una costumbre: un desprecio, así lo digo y lo subrayo, un desprecio a los órganos autónomos, en este caso a los órganos reguladores, a la Comisión Reguladora de Energía, a la Conamer, imponiendo la Secretaría de Energía sus condiciones por arriba de cualquier consideración reglamentaria.

Y esto lo único que nos lleva es un poco a lo que ya se ha dicho aquí, que en el futuro, y aquí es donde tenemos que los mexicanos, todos, hacernos este planteamiento, ¿con esto que están planteando va a ser la energía más confiable?, no; ¿va a ser más segura?, no; pero, bueno, algún mexicano podría decir: a mí con que me llegue suficiente, ah, pero ¿va a ser más barata?, tampoco.

Porque, como ya se dijo, hoy Comisión Federal tiene un promedio de alrededor de 140 dólares por megawatt y justo estos que tanto dicen que pues no ayudan y que han hecho todo mal, pues lo consiguen a 20 dólares, imaginemos, 20 dólares contra 40, estamos hablando de siete veces más, entonces yo le preguntaría a cualquier mexicano: ¿esto en dónde va a repercutir?, lógicamente si es más cara la energía que se produce, la que nos dan en el país, pues la vamos a terminar pagando los mexicanos, nuestro recibos de tarifa eléctrica, la doméstica y la comercial, la del pequeño comercio, por supuesto que va a sufrir un impacto muy importante, van a subir las tarifas, pues claro que van a sufrir por una simple razón, porque precisamente hoy, de acuerdo con todas estas normas, la Comisión Federal tiene la obligación de dotar a las líneas de transmisión de aquella energía que sea la más barata, en otras palabras, consumir más barato primero y después dejar lo más caro al final.

Y aquí con este acuerdo de confiabilidad, que por supuesto es verdaderamente subjetivo lo que ahí plantean y que no sabemos en términos de qué se va a establecer la confiabilidad, pues lo que vamos a tener es la posibilidad de que las fuerzas del mercado pues simplemente se extingan, y entonces se tenga que comprar energía a la Comisión Federal porque la está produciendo, porque a fuerza quieren sacar más petróleo del subsuelo, no tienen que hacer con los residuales, que es el combustóleo, lo tienen que quemar en sus plantas, y esto es muchísimo más caro, siete veces más que lo que se hace con energías renovables, que podrían hacerla también la Comisión Federal, pero si en este momento no lo están haciendo, pues hay que tomar de quien la esté haciendo, o sea, aquí la discusión no es si Comisión Federal lo tenga que hacer o no, sino habría, que haya competencia y que en ese mercado, precisamente como un actor más, regulado por la Comisión Reguladora de Energía pueda participar la Comisión Federal de Electricidad como uno más de los productores de energía en nuestro país.

Porque ¿ante qué estamos?, al final no nos podemos sustraer de la realidad que hoy tenemos en el mundo, y este gobierno se ha encargado de darle al traste y de darle una credibilidad, yo diría cero, así: cero, cero para nuestro país.

Y si no vean, ahí tenemos el caso del aeropuerto de la Ciudad de México que lo cancelan así.

Luego la política de Pemex, la política económica de Pemex, de la empresa, pues simplemente es un fracaso.

Luego tenemos el famoso Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, cuando en el mundo las refinerías están dejando de ser negocio, que ya no producen, que son ineficientes y más con el petróleo como el que tenemos en México, pues ahora vamos a hacer una refinería.

Los gasoductos de Comisión Federal, lo recuerdan, eso que nos llevó a un conflicto internacional con algunos países y en el cual México tuvo que doblar las manos porque había contratos que garantizaban precisamente el suministro del gas natural para precisamente producir energía, pues también los pusieron en riesgo.

La fábrica cervecera en Baja California que por supuesto la echaron abajo.

La cancelación de las subastas de energía limpia, iniciando el sexenio, el primer mes de esta administración, en diciembre del 18 se echó abajo la subasta de energías limpias para que se pudiera en el futuro poder generar estas condiciones de mayor cantidad de energía y sobre todo más barata.

Y luego la cancelación de las líneas de transmisión de Baja California y del sureste del país, todo esto lo que hace es un coctel perfectamente definido para que en México no haya la inversión.

Yo estoy absolutamente de acuerdo en que tenemos que ayudar con los programas sociales a toda la gente, me parece eso estupendo, pero la pregunta es cómo lo vamos a hacer, si en este país simplemente las inversiones se están cancelando. Cada semana hay un atentado contra la posibilidad de que haya mayores recursos para el gobierno, ya no estamos hablando de crecimiento porque ya sabemos que al Presidente no le gusta esa palabra, pero bueno, lo que necesitamos es recurso para poder entonces soportar al gobierno y por supuesto en ello soportar lo que tiene que ver con todo lo que es la posibilidad de mantener sus programas sociales.

Estamos condenando el desaseo jurídico, hoy el Presidente dijo: Bueno, pues tienen su derecho de impugnarlo jurídicamente, pues faltaba más, por supuesto que se tendrá que impugnar por la vía necesaria quienes tenían un derecho, que se había obtenido de manera legal, lícita, y que alguien hoy se los cancela, eso no puede permitirse, no podemos atropellar el Estado de derecho, acabar con la confianza, el no tener certeza jurídica.

Hoy se pronuncian 20 embajadas, las cámaras mexicanas, la American Chamber, pareciera que el gobierno dice: aléjense todos los que pueden ayudar al desarrollo de la economía, no los quiero ver, fuera de aquí, fuera este país.

Y eso es contrario exactamente a lo que se persigue, a que podamos en este país encontrar condiciones para que le vaya bien precisamente a los que menos tienen, porque hay que decirlo, este tipo de cosas, al que primero va a afectar, olvídense de los empresarios, al que primero va a afectar en el momento en que empiecen a subir las tarifas es precisamente a los más desprotegidos en este país.

Así que no se entiende esta política más que en el marco de algo para renacionalizar la industria eléctrica, buscando pues una política nostálgica, anacrónica, que en este momento no tiene ningún sentido, ninguna razón de ser en las condiciones que el mundo vive hoy.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *