Senadora Alejandra Reynoso Sánchez, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales

Intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforma el artículo 4o. de la Constitución.

 

 

Con su venia, presidenta.

En época de crisis, en momentos tan difíciles para el mundo y en concreto para las familias mexicanas, requerimos acuerdos que beneficien la salud, la economía de todas y de todos nuestros ciudadanos.

Son momentos para la solidaridad, son momentos para la subsidiariedad, son momentos para poner en el centro lo más importante de la política, que es el bien común.

Los ciudadanos, todas y todos los mexicanos, sin duda ahora estarán igual que muchos de nosotros, con angustias, con preocupaciones; lo que menos quieren es que se puedan crear expectativas falsas, lo que menos quieren son pleitos políticos, lo que menos esperan son enfrentamientos, pero sí esperan de este Senado, de este Parlamento, decisiones objetivas.

Lo que sí esperan es que los representemos y seamos su voz en este Senado, porque frente a la incapacidad del gobierno de asumir su responsabilidad de tomar decisiones concretas para atender una pandemia que afecta a las familias mexicanas, sumando la nula acción para prevenir un golpe económico que, sin duda, afectará a las empresas y al bolsillo de los y las mexicanas, esta reforma podría dar una pequeña luz, es como una forma de ayudar a los más necesitados.

Pero no quiero dejar de mencionar y de advertir que ésta es una reforma completamente perfectible.

Primero, en la Constitución deben reconocerse los derechos humanos, como ya está, como ya se establece y que lo pueden comprobar del artículo 1 al 29, el derecho a la salud, el derecho a la educación, el derecho a la libertad de profesión y otros cuantos más derechos.

Segundo, en las leyes secundarias, en las normas, en los reglamentos, los programas y políticas públicas es en donde se deberán especificar a detalle cómo se garanticen esos derechos, si el problema está en la ley corrijamos la ley, si el problema está en la norma corrijamos la norma.

Tercero, en este dictamen no existe claridad de lo que significa promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, es como un fast track para el presidente de la República, es un capricho más que el Legislativo le quiere regalar, es un motivo más para que el presidente entienda, es un motivo más para que el presidente entienda que cuando se trata de sumar a favor de la ciudadanía, estamos a favor.

Cuarto, en este dictamen –también hay que considerarlo, y seamos objetivos– es excluyente, se plantea institucionalizar los apoyos que únicamente van dirigidos a las y los mexicanos de ciertos rangos de edad y, por ejemplo, en aquellos casos con personas con discapacidad, sólo para quien tenga discapacidad permanente.

Tampoco se establece la propuesta de elementos que permitan la adecuada rendición de cuentas del Estado, respecto al efectivo goce de los derechos que se instituyen.

Quinto, estamos seguros que existe una absoluta irresponsabilidad en el impacto presupuestal, hay que ser claros y objetivos, hagan cuentas, ¿qué implican estos programas para lograr la universalidad y la progresividad que se proponen?, requerimos un planteamiento serio para el financiamiento.

Seré muy responsable en mi voto y hoy por la mañana, sin duda, causó debate este dictamen al interior del Grupo Parlamentario, y cuando digo que seré responsable es teniendo conciencia de cómo se encuentra la situación y la sensibilidad y la preocupación de los ciudadanos hoy, afuera de este recinto.

Seré muy responsable con mi voto sabiendo la preocupación y la angustia que significan aquellos que están en muy alto riesgo de perder su trabajo y que hoy no escuchan ningún incentivo para mantener su empleo; seré responsable en este dictamen porque estoy convencida que después de 3, 4 meses va a costar mucho trabajo recuperarse, pero me encantaría que este Senado fuera responsable para marcar la ruta de financiamiento.

No es clara la intención de crear un Sistema Nacional de Salud; miren, el 14 de noviembre se aprobó un instituto que hoy no tiene reglas de operación, ¿por qué no le ponemos también un sistema nacional para el emprendedor?, ¿por qué mejor destruir aquello que genera?, ¿por qué no poner en este dictamen lo que los ciudadanos les puede ayudar?, ¿por qué si hay una beca para capacitar a jóvenes, no le damos una beca para que emprenda el negocio y desaparecemos el Instituto Nacional del Emprendedor?, ¿eso no sería también para estar en la Constitución?

Asegura la extensión progresiva cuantitativa-cualitativa de los servicios de salud requiere de una reforma integral, hoy lo están viendo ya, hoy ya lo están analizando, esto no se resuelve de esta forma.

Ojo, no podemos constitucionalizar el clientelismo electoral, hoy mi voto y mi responsabilidad es a favor de la ciudadanía, no a favor del partido político que concentra el poder.

Yo estoy a favor de combatir la pobreza, pero también estoy a favor de generar riqueza, de cerrar la brecha de desigualdad que tanto afecta a nuestra sociedad, estamos a favor de mejorar la calidad de vida, estamos a favor de todas aquellas personas y todas aquellas reformas que impliquen un orden social justo y estamos a favor de que se haga con objetividad y responsabilidad, porque México, México sí es responsabilidad de todos y de todas, de todas las fracciones parlamentarias porque México…., porque México, hoy a México le duelen las decisiones que se toman en el Ejecutivo, hoy mi voto será a favor, pensando en ese México que sigue y cada día le sigue doliendo más lo que no son capaces de resolver.

Es cuanto, presidenta.

–000–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *