Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse a un punto de acuerdo relativo a la consulta del tren maya.

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse a un punto de acuerdo relativo a la consulta del tren maya.

 

Nadie puede estar en contra del desarrollo de los pueblos y comunidades indígenas. Conozco el tema al haber sido titular de la Comisión Nacional del Desarrollo de los Pueblos Indígenas y me tocó impulsar la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas en Ginebra, cuando esta declaración tenía más de 20 años atorada.

Me tocó defender los Acuerdos de San Andrés Larráinzar en el Congreso de la Unión, cuando muchos legisladores se negaron a reconocer la autonomía. Limitaron el tema de los recursos naturales a la palabra preferente.

Obviamente, quedaron pendientes que tendremos que reabrir en este periodo el debate pendiente de la reforma constitucional en materia de derechos de los pueblos indígenas, y ese pendiente justamente es la consulta. México no tiene una ley de consulta, por lo tanto, tiene que basarse en los estándares internacionales establecidos en el Convenio 169 de la OIT.

En días pasados se llevó a cabo una consulta de un tren, del que no tenemos la información completa, ni el propio gobierno la tiene. No se tienen todavía los estudios de impacto ambiental, mucho menos los estudios de impacto social que van a tener este proyecto sobre las tierras y los territorios de los pueblos indígenas.

Entiendo la buena voluntad y este primer acercamiento que se tuvo en diferentes comunidades. Pero una consulta no es tan rápida, lleva tiempo para conocer la afectación que se va a tener en ciertas tierras, sobre todo en el territorio.

¿Qué va a pasar con el jaguar, por ejemplo, cuando se construyan las vías en la zona de la biósfera de Calakmul, que es una reserva muy importante? Esas son las preguntas que en este punto de acuerdo planteé.

Reconozco el cambio de actitud de algunos compañeros para aceptar que sí se nos diera por lo menos una parte de la información solicitada. Una buena parte se encuentra en la página de consulta del INPI, pero otra buena parte no se encuentra, sobre todo los impactos sociales y ambientales.

Entonces, yo hice una propuesta para que se retome el punto de acuerdo original. De verdad, si un bien le pueden hacer a este gobierno es que las cosas se hagan bien, que la consulta se haga apegada a los convenios internacionales.

Las propias Naciones Unidas han dicho que la consulta pasada no cumple con los estándares internacionales. La Oficina del Alto Comisionado ha hecho una declaración y no me parece que sea una declaración al vapor. Entonces, insistiría en que pedir información es lo menos que podemos hacer como Poder Legislativo.

Por supuesto que, si no aceptan esta reserva, pues voy a votar a favor, porque es mejor tener algo a no tener nada. Pero creo que no nos deberíamos conformar a tener algo, deberíamos reclamar tener todo.

Ustedes no son el responsable de Fonatur ni tampoco son el titular del INPI. Ustedes deben reclamarles a estos funcionarios que hagan su trabajo y lo hagan bien.

¿Qué implica una consulta? Implica dar a conocer la información, pero también, ¿cuál va a ser la reparación del posible impacto que pueda tener este proyecto en materia ambiental social en las zonas indígenas? Eso es lo que queremos conocer.

Entonces, yo propongo el complemento original, que era simplemente conocer en especial aquella que tiene que ver con el impacto ambiental y los efectos en materia cultural, económica, social a sus tierras y territorios, y las acciones de remediación que podrían darse, el catálogo de las comunidades indígenas y sus autoridades que asistieron a esta consulta. Esa es la parte que se le quitó del punto de acuerdo original.

Creo que es importante, hay que evitar cualquier tipo de instrumento legal, de amparos que justamente las comunidades tendrían derecho por no haber hecho una consulta apegada a la ley.

Hoy con lo que conocemos, con lo que yo he visto en los periódicos, me da la impresión que no está apegada a la ley. Pero si tengo la información, también puedo reconocer públicamente que la consulta cumplió -con su permiso, señor presidente. Compañeras y compañeros diputados- todos los requisitos de ley. Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *