Intervención de la senadora Kenia López Rabadán