Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al referirse al matrimonio infantil

Intervención, desde su escaño, de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al referirse al matrimonio infantil.

 

 

 

 

21 de octubre de 2021 

Versión de la intervención, desde su escaño, de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al referirse al matrimonio infantil 

Gracias, presidenta.

En el mismo sentido, el martes pasado señalábamos que no se puede seguir justificando por usos y costumbres el tema de abuso y violencia hacia las mujeres.

Quisiera traer a colación lo que dice el apartado segundo del artículo segundo constitucional: “Las comunidades indígenas aplicarán sus propios sistemas normativos en la regulación y solución de sus conflictos internos, sujetándose a los principios generales de esta Constitución, respetando las garantías individuales, los derechos humanos y de manera relevante la dignidad e integridad de las mujeres.”

Entonces, celebro que la Fiscalía de Justicia del estado de Guerrero haya detenido al presunto delincuente acusado de violar o abusar sexualmente de Alejandra. Sí me sumaría y también felicito a la gobernadora, y decirle que cuenta con este Senado de la República para trabajar de manera coordinada en aquellas modificaciones que se requieran, pero más bien creo que tiene que ver con las leyes locales, creo que se tienen que tipificar como delito este tipo de conductas en los códigos penales y en los códigos civiles.

Ya está prohibido el matrimonio en menores de 18 años, en menores de edad con el consentimiento de los padres, pero creo que ahí sí sería bueno precisar que ese consentimiento de los padres no puede ser a cambio de una remuneración económica.

Ojalá no se casaran las niñas menores de 18 años, eso sería lo deseable, pero si por alguna razón deciden contraer matrimonio, menores de edad, no sea a cambio de una remuneración económica. Creo que ahí podríamos cerrarles el paso a estas lamentables prácticas aduciendo los usos y costumbres.

Y dentro de las facultades del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas justamente se pusieron dos facultades: una, fortalecer los derechos de los niños y de las mujeres.

Entonces, creo que ahí sí hay un trabajo importante que hacer.

Muchas gracias, presidenta.

ooOoo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *