Senadora Gina Cruz Blackledge presenta reservas a dictamen en materia de la Ley de Hidrocarburos

Intervención de la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge, al presentar reservas a un dictamen de las comisiones unidas de Energía y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Hidrocarburos.

 

 

22 de abril de 2021

Versión de la intervención de la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge, al presentar reservas a un dictamen de las comisiones unidas de Energía y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Hidrocarburos

Con la venia de la presidenta.

Honorable Asamblea:

Una vez más este Senado está a punto de aprobar una reforma que a todas luces es inconstitucional e ilegal, los cambios a la Ley de Hidrocarburos que hoy se discuten, no sólo violan disposiciones sobre competitividad previstas en los artículos 25 y 28 de la Constitución, sino que, de manera lamentable, desconocen el principio jurídico de certeza jurídica.

La falta de garantías por falta de este gobierno se da hoy día en los contratos y acuerdos.

Se ha traducido en una fuga de capitales sin precedente, tan sólo en lo que va de este año han salido más de 117 mil millones de pesos.

Hay una alta incertidumbre acerca de las decisiones de este gobierno que es alimentada día a día como resultado de ocurrencias e improvisaciones.

La reforma que hoy discutimos pone al Senado una vez más, en la ruta de la ilegalidad, otra vez nos arriesgamos a que los jueces, magistrados y ministros, establezcan la invalidez de las reformas que hoy se están aprobado, con reformas a modo que, sólo satisfacen caprichos y que se basan en malas ideas que, al parecer ya habíamos superado, se rebaja de forma lamentable a esta alta tribuna a hacer un anexo más de Palacio Nacional.

El prestigio del Senado está hoy en duda, debido a reformas que no sólo violentan derechos, también vulneran nuevamente, de forma preocupante, nuestro Estado de derecho, junto con la tramposa extensión del mandato de la Corte y del Consejo, la Judicatura, hoy están a punto de cometer otra aberración jurídica, que esta mayoría que asiente a todo lo que se les manda, aprobará a ojos cerrados y sin respeto a las leyes, bajo la justificación de que es necesario garantizar la transformación.

Yo les pregunto a los Senadores y Senadores de la mayoría, ¿cuál es el costo que debemos asumir para concretar su mal llamada transformación? ¡cuánta prosperidad económica debemos sacrificar para garantizar la consolidación de un proyecto personal?

Hoy México está de luto, no ha habido mayor escalada de muerte y violencia desde la Revolución, el país entero es un cementerio por causa de las pésimas decisiones de este mal gobierno.

¿Cuántos muertos más necesita esta transformación para darnos cuenta de que vamos por el camino equivocado?

Hay pasos que no se deben de dar y caminos que no se tiene regreso, el rumbo que hoy se pretende tomar, pone en riesgo la calidad del Senado como garante de la unidad a partir del Pacto Federal.

La visión que reflejan los cambios de la Ley de Hidrocarburos es errónea y francamente retrógrada.

Quienes tengan memoria recordarán los altos costos en prosperidad y desarrollo que tuvimos que pagar al apostar por la… (Fallas de origen) energética y el auge petrolero.

Cuántas familias se vieron arruinadas y cuántos nuevos pobres surgieron de un día para otro por seguir las ideas delirantes de quienes creyeron que era tiempo de administrar la abundancia.

La supuesta austeridad republicana choca de frente contra el dispendio que están ocasionando decisiones de la política pública basadas en las añoranzas del pasado que ya no encajan en el México del siglo XXI.

Lo que hoy nuestro país requiere es mayor inversión en el sector energético, transición energética, certeza a los inversionistas y garantía de que se cumplirán los contratos.

Las malas decisiones en política energética nos cuestan a todas y a todos, precio algo de las gasolinas, altos costos en la electricidad y del gas, todo para defender empresas productivas que no pueden ya ser monopolios estatales.

Ustedes quieren, insisten en regresarnos a las etapas del monopolio estatal, pero su visión estatista, lo que está haciendo es destruir al Estado mexicano, a sus capacidades y a sus instituciones.

El día de hoy se celebra una Cumbre sobre Cambio Climático, convocada por el presidente Biden, donde participan líderes de todo el mundo, incluido nuestro presidente.

En esta cumbre, Estados Unidos, se compromete a reducir a la mitad sus emisiones de carbono para 2030 e invita a que el mundo transite por el mismo camino, pues esta reforma en comento va en el camino opuesto, al pretender que la ineficiencia, administración pública, la ineficiente administración pública de recursos fósiles tenga un papel preponderante en la economía nacional.

Por ello presento esta reserva que esperaría se pudiera discutir, con la que propongo que se derogue el artículo 59 Bis, el cual viola de manera abierta y lamentable el principio de certeza jurídica al darle al Estado poderes discrecionales y al dejar a los particulares sin defensa alguna.

Senadoras y senadores:

Devolvámosle el prestigio a este Senado de la República con formas que en verdad vean hacia el futuro, reprobemos abiertamente la posibilidad de aprobar absurdos jurídicos que tanto dañan nuestra reputación como la más alta tribuna del país.

No permitamos que la esperanza que hoy le ofrecen ustedes al pueblo de México se convierta en un lastre para las generaciones futuras, las cuales no olvidarán el gran daño que le están haciendo al país y señalarán sus grandes errores históricos.

Es cuanto, presidenta.

–ooOoo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *