Senador Damián Zepeda Vidales para referirse a un dictamen de las Comisiones Unidas de Justicia

Intervención del senador Damián Zepeda Vidales para referirse a un dictamen de las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, Segunda, con proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona el artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales; se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos cometidos en Materia de Hidrocarburos, de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, del Código Penal Federal, de la Ley General de Salud, de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y de la Ley de Vías Generales de Comunicación.

 

 

La prisión preventiva oficiosa representa la mayor violación de derechos humanos legal, que existe en México, es una aberración, es un error grave que viola completamente los derechos humanos de los mexicanos.

Más allá de rollos que se dicen, con supuesto interés de bajar los índices de inseguridad que todos compartimos, lo único que representa la prisión preventiva oficiosa es que se meta a la cárcel a gente sin haberles probado que son culpables, eso significa, compañeros, no se equivoquen, no quiere decir que haya mano dura contra el crimen, quiere decir que con el solo hecho de que el Ministerio Público, las fiscalías que no son autónomas en términos reales en este país, digan que una persona cometió el delito, no prueben, digan, lo acusen nada más. Con eso esa persona va a pasar todo el juicio en la cárcel sin habérsele probado su culpabilidad, esto viola por completo el principio de presunción de inocencia.

¿Tiene derecho el gobierno, la Fiscalía de acusar a alguien por un delito? Claro que sí.

¿Queremos que vayan a la cárcel los delincuentes? Claro que sí.

Lo que no tienen derecho es meter a la cárcel a una persona inocente, y eso es lo que hace la prisión preventiva oficiosa, porque prejuzga la culpabilidad de la persona; no lo va a valorar el juez, están confundidos, compañeros, lo que hace la prisión preventiva es que quitarle la valoración al juez.

En México existe la prisión preventiva como medida cautelar, hay 14 medidas cautelares que un juez puede valorar cuando le llevan a un acusado, desde que vaya a firmar, desde la prohibición de ver a una persona, desde la prohibición de salir del país, hasta la más grave que es meterlo a la cárcel. Sí pueden mandar a prisión preventiva a una persona si eso asegura o evita el riesgo de fuga, de la comparecencia de la persona, si eso evita que se obstaculice la investigación, si eso evita que se le haga un daño a la víctima, que exista algún riesgo, si hay un caso de reincidencia. Digamos las cosas como son.

El juez puede valorar dependiendo del caso, hoy en México, mandar a prisión preventiva a alguien, pero lo que hace la prisión preventiva oficiosa es obligar al juez, obligarlo, le quita su decisión por el solo hecho de que una persona sea acusada de un delito ya no hay de otra, se va a ir a la cárcel, allá va a llevar su juicio y si después prueba que es inocente, fíjense nada más, usted disculpe y va para afuera.

¿Saben qué porcentaje de la gente que está en la cárcel no se le ha probado su culpabilidad? Alrededor del 40 %.

¿Pueden dormir tranquilos sabiendo que se va a mandar a gente inocente a la cárcel, quitarle su libertad sin que se le haya probado su culpabilidad? De veras, compañeros, yo hago un llamado porque no hagamos esto.

Se ha agarrado una moda política diciendo que se quiere combatir la inseguridad, pero así no se combate la inseguridad, cómo va bajar la inseguridad con prisión preventiva oficiosa si fíjense nada más, en México el 90 % de los más de 30 millones de delitos que se cometen al año no se denuncian, y de los que se denuncian, sólo el 7 % se abre una carpeta de investigación y de los que se abre una carpeta de investigación, sólo cerca de la mitad llegan al juez, es decir, 3.5 % de los delitos. Esta figura le pega un pedacito de esos 3.5 %.

¿Cómo creen que esto va  a ayudar a bajar la inseguridad? Es falso, es un pretexto que ponen las fiscalías ante la incompetencia de llevar a los culpables a la cárcel, así de claro, que la puerta giratoria no está ahí, la puerta giratoria son mentiras, el caso de un reincidente amerita la prisión preventiva justificada, no se necesita una prisión preventiva oficiosa.

Esta es una violación flagrante no nada más a nuestra Constitución, la presunción de inocencia, sino a tratados internacionales que hoy por cierto citan, lo que dicen todos los organismos internacionales de derechos humanos, todos, no hay uno solo que defienda esto, todos dicen es una violación de derechos humanos, no puedes, de manera general decir: todos tienen que ir a la cárcel sin juicio. Dejen que el juez valore.

Y sé que hay críticas de que no hay una buena relación del juez, compongamos eso, pero no es justo que una persona, por el sólo hecho de que el Ministerio Público la acusó, ya vaya a la cárcel.

De veras se los digo, les ruego que no continúen haciendo este daño México, si tuviera éxito esta figura, yo les pregunto, ¿y por qué no ha bajado la delincuencia organizada?

La Presidenta Senadora Imelda Castro Castro: Le suplico que pueda concluir, Senador.

El Senador Damián Zepeda Vidales: Concluyo.

En México, porque no es nueva, y no sólo no ha bajado, sino que se ha incrementado, no tiene nada qué ver con la inseguridad, es un abuso y un populismo penal que se está dando.

Entonces hoy no sólo van ya con delincuencia organizada, ni con robo, ahora hasta delitos electorales, quiero ver los abusos que van a existir en este país y lo van a ver y lo van a vivir, de parte de personas que abusan de la autoridad, que van a mandar a la cárcel por motivos políticos a gente.

Quiero ver los miles y miles de mexicanos que gracias a esta reforma que hoy están haciendo, van a estar en la cárcel de manera injusta, porque simplemente alguien los acusó y después, usted disculpe.

¿Saben cuánto puede durar la medida cautelar de prisión preventiva? Un año, compañeros.

¿Les paree justo que alguien pase en la cárcel un año sin que le hayan probado que es culpable? A mí no.

Ya chole, ya chole del abuso de la prisión preventiva.

Ya chole de cárcel sin juicio.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *