Senadora Kenia López Rabadán solicita que recursos destinados a renovación de estadio se reasignen para atender a las personas contagiadas con Covid

Intervención de la senadora Kenia López Rabadán, al presentar un punto de acuerdo para solicitar que los recursos destinados a la renovación del estadio de beisbol de las Guacamayas de Palenque, se reasignen para atender a las personas contagiadas con Covid-19 en el sistema de salud, en la sesión a distancia de la Comisión Permanente del Congreso.

 

 

13 de enero de 2021

Versión de la intervención de la senadora Kenia López Rabadán, al presentar un punto de acuerdo para solicitar que los recursos destinados a la renovación del estadio de beisbol de las Guacamayas de Palenque, se reasignen para atender a las personas contagiadas con Covid-19 en el sistema de salud, en la sesión a distancia de la Comisión Permanente del Congreso

Buenos días. Con su venia presidenta.

Buenos días a todas y a todos, quiero empezar con un sencillo ejercicio, les quiero pedir un favor, les pregunto si conocen a alguien que se haya enfermado de Covid en estos meses, si les ha llegado algún mensaje buscando una cama de hospital o pidiendo desesperadamente datos para conseguir oxígeno. Si conocían a alguien que lamentablemente haya fallecido por complicaciones de Covid o si conocen a alguien cuyo negocio haya quebrado en estos meses. Dudo mucho que alguien pueda decir que no a esto, es más, casi todos hemos estado expuestos no a una, sino a varias de estas situaciones. Y no una vez, sino una y otra vez a lo largo de estos meses.

Esta crisis nos ha trastocado a todos, en todas las regiones del país y e todos los sectores económicos, también en todas las preferencias políticas. Nunca en la historia de nuestro país una tragedia había sido tan profunda, tan dolorosa y tan persistente.

México es uno de los países que peor ha enfrentado la pandemia, somos el primer lugar en letalidad del mundo, se muere prácticamente 1 de cada 10 enfermos, 1 de cada mil mexicanos ha muerto en esta pandemia, tenemos una tasa de muertos tres veces mayor que la de Estados Unidos, es una cifra atroz.

Sabemos que la pandemia no es culpa de este gobierno, pero los resultados de su mal manejo, sí. El presidente y su gobierno han optado por negar la realidad, decir que vamos bien, ignorar el dolor de miles de familias. Decidieron recortar el gasto en salud y seguir con los proyectos que en este momento no pueden salvar la vida de nadie. Decidieron no dar apoyos económicos extraordinarios.

El gobierno federal se niega a dar recursos para salvar la vida y el empleo de las y los mexicanos, pero no tiene ningún empacho en financiar los hobbies y a la familia del presidente.

Esta semana nos enteramos, que la Sedatu va a financiar la remodelación del estado de beisbol donde juega Pío López Obrador. Esta semana nos enteramos también, que han perdido su empleo casi 700 mil personas y llegamos al peor momento de la pandemia desde que inició en marzo del año pasado.

El contraste abismal entre lo que hace el gobierno y lo que se necesita hacer es obvio. El gobierno federal debería estar viendo cómo ampliar la capacidad hospitalaria, garantizando el abasto de medicamentos, emitiendo cheques para apoyar a que se mantenga el empleo, a que las familias puedan comer.

En vez de eso, el presidente está jugando beisbol y dándole dinero del erario a Pío López Obrador para que pueda hacer negocios. Dinero que podría dedicar a atender la situación de vida o muerte en la que están miles de mexicanos. Esto es doloroso e indignante para cualquiera.

Si fuera una decisión sin costos humanos hasta la celebraría. Si nuestro interés fuera político, celebraríamos estos errores. Pero, este no es momento de hacer política, es momento de salvar vidas.

En el Legislativo tenemos la obligación de insistir en que en este momento nuestra prioridad debe ser salvar vidas. Tal vez salvar la vida de alguien que conocemos personalmente. Pero, seguramente, salvar la vida de alguno de los mexicanos que votaron por nosotros.

Insisto, esto no es un asunto político, es un asunto humano. Hagamos lo que es éticamente correcto. Estamos hablando de vidas de cientos de miles de mexicanos, que hoy podemos proteger, pidiendo que los 89 millones de pesos asignados al estadio de béisbol se destinen a atender a los enfermos de Covid.

Esa es la propuesta que hacemos hoy las y los senadores del PAN, con el punto de acuerdo que les pido aprobemos. Los meses que hemos vivido nos han herido y no podemos renunciar a nuestra compasión y humanidad. Pongamos la vida de las y los mexicanos por encima de los negocios de la familia del presidente. No hay alternativa ética ni humana a esta exigencia, lo saben ustedes, lo sabe el pueblo de México y lo sabe el presidente. Muchas gracias, senadora presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *