México vive un fracaso absoluto en materia de seguridad: Julen Rementería

  • La Guardia Nacional se convirtió en la antítesis de lo que propuso el gobierno de Morena, dijo el senador

Durante la discusión de un dictamen sobre el informe de las actividades desarrolladas por la Guardia Nacional en 2019, el senador Julen Rementería del Puerto destacó que el país enfrenta la época más violenta en la historia, y los funcionarios encargados de la seguridad, se van sin informar sobre los dos años más violentos de México.

“Nos toca hablar de un dictamen donde proponen que se apruebe el informe de la Guardia Nacional en nuestro país por este último año, nada me daría más gusto que aprobarlo, pero estamos hoy ante un fracaso absoluto, rotundo en la política de seguridad en nuestro país”, destacó el legislador.

Durante su intervención en tribuna remarcó que México enfrenta la época más violenta en la historia del país, y la Guardia Nacional se convirtió en la antítesis de lo que propuso el gobierno de Morena, y se convirtió en una institución militarizada, donde a la fecha se registran 65 mil 574 muertes violentas; 63 mil 793 homicidios dolosos y mil 782 feminicidios, en lo que va de esta administración y de enero a septiembre de este año, se tienen acumulados 26 mil 954 homicidios dolosos, de los cuáles 724 son feminicidios.

“No queda nada de aquello que se aprobó aquí por ustedes y por nosotros, de cómo debía de componerse, cómo debía ser estructurada y cómo debía de funcionar, nunca había habido los datos en violencia que hoy se registran. El Presidente dijo en campaña: ‘hay que regresar a las Fuerzas Armadas a sus cuarteles’, y ha hecho exactamente lo opuesto”, precisó el senador de Acción Nacional.

Cabe destacar que la Guardia Nacional, creado por López Obrador y formado por policías y militares, alcanzó en septiembre los 97 mil 832 agentes desplegados y lleva 16 mil 258 elementos reclutados en lo que va de año, por lo que el senador panista preguntó ¿cómo logró ese aumento?

Asimismo, subrayó el respeto que se le tiene al Ejército y a la Armada de México, pero los números que informan instituciones como el Inegi destacan la calificación para el Ejército y la Armada de 80 por ciento; para la Guardia Nacional de un 60 por ciento, y esto indica que se va por una ruta muy peligrosa que podría llegar a contaminar a estas dos instituciones valiosas que tiene nuestro país.

Rementería del Puerto añadió que tras la renuncia de quien ahora es extitular de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, después de estar 22 meses al frente de la dependencia, se fue sin dar la cara a los mexicanos sobre los malos resultados que se tienen en ese rubro.

“Cuando hablamos de números, de agentes desplegados ni siquiera coinciden los datos que da la Presidencia, con los que da la propia Guardia Nacional, no hay una idea de cómo se pueden hacer las cosas en nuestro país para que pueda haber resultados. Han encomendado a la Guardia Nacional a hacer labores como custodiar pipas, contener manifestantes, vigilar la frontera, construir obras, apoyar programas sociales, ¿realmente en eso queremos ocupar las capacidades de la Guardia Nacional?, cuando quienes las integran son militares y marinos”, señaló.

El legislador de Acción Nacional concluyó que la Guardia Nacional no está funcionando, no está realizando la labor para la que fue convocada, creada por consenso, por unanimidad de votos ante el Senado y hoy con resultados absolutamente desastrosos.

Ciudad de México, 4 de noviembre de 2020

Comunicado de la oficina del senador Julen Remetería del Puerto

ooOoo

 

Versión de la intervención en tribuna del senador Julen Rementería del Puerto para referirse a un dictamen de la Comisión de Seguridad Pública, el que contiene proyecto de decreto por el que se aprueba el Informe que presenta el Ejecutivo Federal sobre las actividades desarrolladas por la Guardia Nacional durante el año inmediato anterior, de conformidad con lo establecido en el artículo 76, fracción IV de la Constitución.

Muchas gracias, presidenta.

Con el permiso de la Mesa.

Estimados Senadores y Senadoras.

Hoy nos toca hablar de un dictamen que propone el que se apruebe el informe de la Guardia Nacional en nuestro país por este último año. Nada me daría más gusto que poder aprobarlo, que poder decir se ha cumplido, se ha hecho lo acordado.

Lamentablemente, como todos sabemos, la Guardia Nacional es ya hoy una institución absolutamente militarizada, no queda nada de aquello que se aprobó aquí por ustedes y por nosotros, todos, de cómo debía de componerse, cómo debía de ser estructurada y cómo debía de funcionar.

Miren, para poder lograr la seguridad en el país se tiene que dar fuerza al Estado, pero también no olvidarse de lo que hay en las distintas demarcaciones en el Estado de la República, y hoy lo que ha venido ocurriendo es eso.

Tenemos, hace apenas unas cuantas horas diría yo, la renuncia del secretario de Seguridad Pública con los resultados que ya todos conocemos. Hoy enfrenta México la época más violenta en la historia del país, nunca como hoy había habido los datos en violencia como se registran hoy.

El presidente dijo en campaña: “Hay que regresar a las Fuerzas Armadas a sus cuarteles”. Y ha hecho exactamente lo opuesto.

Miren, para hablar de algunos números, siete de cada 10 mexicanos mayores de 18 años se sienten inseguros de vivir en su ciudad. Tenemos que decir que de acuerdo a encuestas del Inegi, la calificación para el Ejército y para la Armada es de 80 %, pero para la Guardia Nacional es de 60 %, habla esto de una ruta muy peligrosa que podría llegar a contaminar a dos instituciones que en nuestro país se les respeta y se le respeta mucho, al Ejército y a la Armada de México.

Cuando hablamos de los números, de los agentes desplegados ni quisiera coinciden los datos que la Presidencia con los que da el Secretariado, con los que da la propia Guardia Nacional, no hay realmente una idea de cómo es que se pueden hacer las cosas en nuestro país para que pudiera haber resultados.

Se ha dedicado, precisamente, a la Guardia Nacional para hacer labores, como por ejemplo el custodiar pipas, contener manifestantes, vigilar la frontera, construir obras, apoyar los programas Sembrando Vidas y Jóvenes Construyendo Futuro, distribuir fertilizantes, así como la vigilancia de la entrega de recursos y programas sociales.

¿Realmente en eso queremos ocupar las capacidades de la Guardia Nacional? Que, por supuesto ahí están insertas la de los integrantes que son militares, que son marinos.

Me parece a mí que estamos hoy ante un fracaso absoluto, rotundo en la política de seguridad en este país; nunca como ahora tenemos los datos que se registran, 65 mil 574 muertes violentas, 63 mil 793 homicidios dolosos y, mil 782 feminicidios en lo que va de esta administración.

¿En dónde quedaron las promesas de que se iban a solucionar las cosas? De enero a septiembre de este año se tienen acumulados 26 mil 954 homicidios dolosos, de los cuales 724 son feminicidios.

Me parece que una institución de seguridad como la Guardia Nacional totalmente militarizada, es exactamente la antítesis de lo que propuso el presidente en su campaña. Y hoy nadie se acuerda de eso, hasta lo celebramos, les damos más funciones, le acabamos de dar los puertos en el país, las aduanas, de eso se trata eso.

Hay que darse cuenta de que las cosas van mal y corregirlas…

PRESIDENCIA DEL SENADOR

ÓSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR

El Presidente Senador Óscar Eduardo Ramírez Aguilar: Concluya su participación, Senador.

El Senador Julen Rementería del Puerto: Con mucho gusto, presidente, concluyo en un momento.

Lo que tenemos que hacer es darnos cuenta de que las cosas no van bien y que alguien, si el presidente no lo ve, que alguien se lo diga y, si de su gabinete no se lo quieren decir, aquí está la oportunidad.

Desechemos este decreto, no aprobemos este informe, para que sea el mensaje que le diga al presidente “va mal, la Guardia Nacional no está funcionando, no está haciendo la labor para la que fue convocada, para la que fue creada por consenso, unanimidad de votos en este Senado y hoy con resultados absolutamente desastrosos”.

Se pueden alegar muchas cosas, pero los datos están ahí.

Se ha dicho infinidad de veces “la violencia viene del pasado”. Llevan dos años, ¿cuántos meses o años más vamos a seguir culpando a los de atrás?

¿No es hora ya de que asuman su responsabilidad, de que digan “esto es lo que hemos hecho y lo hemos hecho mal, vamos a corregirlo”?

¿No es hora ya de que reconozcan que no han podido, que no han cumplido, que le han fallado al pueblo de México?

Ya es la hora, háganlo, vamos a votar en contra este dictamen.

Esa es la propuesta.

Gracias, presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *