Senadora Alejandra Reynoso Sánchez: sobre la procedencia y trascendencia de la petición de consulta popular presentada por el Presidente

Intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, para hablar en contra del dictamen de la Comisión de Gobernación, por el que se resuelve sobre la procedencia y trascendencia de la petición de consulta popular presentada por el presidente de la República, y se expide la convocatoria de consulta popular

 

Con el permiso de la presidencia.

 

Es un hecho, la tedencia al oportunismo, la pasividad, la destrucción y el egoísmo parece ser la brújula del Gobierno federal.

Desde que Morena llegó al poder, nos han demostrado que se puede lograr lo inimaginable hasta pervertir al Poder Judicial y su lealtad a ciegas, o más bien su obediencia a ciegas en el Poder Legislativo estará siempre listo para defender lo indefendible, para cumplir los caprichos del Presidente encaminados a la destrucción de instituciones y el Estado de Derecho.

Señores y señoras: no es congruente el político que utiliza el poder para su provecho personal simulando servir al pueblo.

La libertad y la responsabilidad son términos correlativos y necesarios en el actuar de cualquier gobernante; también son términos que parecen no estar en el actuar de Morena.

Bien lo han dicho: es un circo lo que aquí están debatiendo y voy a poner varios ejemplos de este acto: la rifa de un avión, sin avión; presumen combatir la corrupción y no dicen ni pío; dicen ser los defensores de la liberta de expresión pero insultan al que piensa diferente; un juicio de Lozoya sin Lozoya, y ahora pretenden enjuiciar a los expresidentes sin los expresidentes.

Hoy, ciudadanos y legisladores estamos llamados a defender la independencia de la Suprema Corte, estamos llamados a defender la Constitución, estamos llamados a defender la división de poderes, estamos llamados a defender los contrapesos, estamos llamados a defender la justicia, estamos llamados a defender la democracia.

Qué vergüenza llegar a ser senador o senadora e imponerse al llamado de la lealtad ciega para haber marionetas de lo absurdo y destructores de la patria.

Hoy pueden demostrar si quieren con su voto libre y razonado que sí están a favor de respetar y aplicar debidamente la ley.

Lo han dicho: la justicia no se consulta, la justicia se aplica y todos sabemos aquí muy bien que para que exista una verdadera democracia existen posturas distintas, confrontaciones, diálogos y acuerdos, pero esas diferencias no significan dar la espalda a la Constitución, sino todo lo contrario; el respeto total a la carta magna debe ser el punto de partida de toda negociación política.

Cualquier mujer y hombre íntegro no obedecen por miedo o conveniencia, siemre actúan por convicción.

Cuidado México, cuando el poder se absolutista se corrompe; hoy Morena corrompe con su mayoría aplanadora el propósito de la consulta popular.

Es cuanto, presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *