Senador Ismael García Cabeza de Vaca en la comparecencia de la secretaria de Energía, Rocío Nahle García

Intervención del senador Ismael García Cabeza de Vaca en la comparecencia de la secretaria de Energía, Rocío Nahle García, ante la Comisión de Energía.

 

Versión de la intervención del senador Ismael García Cabeza de Vaca en la comparecencia de la secretaria de Energía, Rocío Nahle García, ante la Comisión de Energía

Muy buenas tardes, presidente, muchas gracias. Con tu permiso, secretaria de Energía Rocío Nahle, bienvenida al Senado de la República.

Secretaria, a dos años de la actual admiinstración federal usted ha encabezado una de las políticas más contradictorias que más afectaciones tendrá en nuestro país, a corto y a largo plazo.

En cuanto al sector de hidrocarburos, ha hecho de México más dependiente de los Estados Unidos de América con un 70 por ciento de las importaciones de gasolina, también el gas natural.

Basta recordar que el 94 por ciento del gas que se importa proviene de nuestro mismo país vecino del norte, Estados Unidos, y mientras otros países con recursos de gas natural cuentan con reservas de almacenamiento que van desde los 25 hasta los 150 días, México apenas llega a los dos días de almacenamiento.

Por su naturaleza del gas requiere ser importado por ductos cercanos para poder obtener precios competitivos, y sin embargo, ustedes han puesto en riesgo el funcionamiento y la operación de esos ductos.

Basta recordar lo sucedido con el ducto Texas-Tuxpan que para poder ponerse en marcha el gobernador de Texas, Greg Abbot, con fecha 25 de julio del 2019 tuvo que enviar una carta al titular del Ejecutivo federal a fin de poder poner una solución a este conflicto, que significaba la pérdida de inversiones en nuestro país, ya realizadas, por un capricho de nuestro propio Gobierno.

Lo explicable es que este Gobierno central se empeña en hacernos más dependientes de nuestro país del norte, pero al mismo tiempo y en un sinsentido ponen en riesgo constante nuestra relación comercial.

Aquí quiero aprovechar para comentar que actualmente nos cuesta traer por ducto desde Estados Unidos 1.86 dólares por mil pies cúbicos.

Ahora, si Estados Unidos decide cerrarno la llave por las constantes amenazas que recibe de este Gobierno, nos costaría traer por camión los mismos mil pies cúbicos 7.56 dólares,  es decir, casi 6 dólares más por cada mil pies cúbicos.

De igual forma, resulta contradictorio que nuestro país cuenta con una gran reserva de recursos ed gas natural, sobre todo de yacimientos no convencionales. Se estima que en la Cuenca de Burgos, ubicada entre el estado de Tamaulipas y Nuevo León cuenta con 55 por ciento más de recursos que en Eagle Fort, en Texas, lo que equivale a 40 años de nuestras importaciones anuales de gas natural.

Por ello, durante el primer trimestre del 2018 la Comisión Nacional de Hidrocarburos presentó la segunday tercera convocatoria en la Ronda 3, que representaban la generación de 23 mil empleos, en caso de éxito exploratorio.

Para el caso específico de mi estado, que sin duda es el estado energético por excelencia, con la cancelación de las Rondas, Tamaulipas perdió la oportunidad de recibir inversiones de hasta tres mil 724 millones de dólares, lo que se traduce que este Gobierno central lo que quiere definitivamente es cancelar inversiones que lleguen a este país, sobre tdo que no sean las prioritarias de esta administración, como la altamente contaminante refinería de Dos Bocas y el destructivo Tren Maya.

Sin duda, en esta administración federal no avanzaremos en la soberanía energética y mucho menos habrá un incremento en la producción de hidrocarburos.

Al igual que en el sector de hidrocarburos, el sector eléctrico se han visto serias afectacines por la cancelación de las subastas eléctricas que únicamente han traído un incremento de los costos de generación y operación de la propia CFE, que tanto quieren beneficiar y que, al contrario, tanto daño le están haciendo, ya que en lugar de modernizar el sector eléctrico lo que se está haciendo es subsidiarlo mediante recursos públicos.

Lo que se está haciendo es financiar pérdidas de CFE con cargo a los contribuyentes, ya que insisten en producir energías caras, energías con carbón y combustóloe, que nos cuesta mil 967 pesos el MegaWatt, cuando las energías limpias tienen un costo de 384 pesos MegaWatt, hay una gran diferencia de mil 583 pesos.

Cancelar estas subastas también implica frenar la economía. El sector energético es la clave para el desarrollo económico, si este no se atiende de manera correcta no habrá recaudación fiscal adecuada, ni recursos, y mucho menos una creación de empleos.

Asimismo, han afectado a los sectores energéticos bajo un acuerdo para garantizar una supuesta eficiencia del sistema eléctrico, que será ineficiencia.

La política de confiabilidad de Sener del pasado 15 de mayo de este año únicamente impacta de manera negativa los proyectos de energías limpias, próximas a iniciar pruebas de interconexión con el Cen o entrada en operación. Vulnera inversión ya realizada. Afecta la estructura económica del sector de electricidad, al eliminar la posibilidad de operar en condiciones de competencia y eficiencia.

Y así, veremos toda política de energía, energética de este país, que usted encabeza que se basa en el litigio en lugar de basarse en la ley y en la razón.

Tal parece que la Suprema Corte de este país, incluso los legisladores de Estados Unidos de ambos partidos tiene que enmendarnos la plana, ya en varias ocasiones, por la necedad de este Gobierno en poner en riesgo la relación comercial con el extranjero, y ahora incluso, estamos en riesgo de poner en riesgo el Tratado comercial T-MEC, bajo la supuesta defensa de que la soberanía energética, que no se logra tan sólo con palabras, sino con acciones, y sus acciones sólo han puesto en riesgo esta misma soberanía, poniendo en riesgo también la seguridad nacional energética.

Es cuanto, presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *