Reprocha Alejandra Reynoso Sánchez la mala estrategia del Gobierno federal para atender la pandemia por Covid-19

  • De acuerdo con la OMS, el porcentaje de infantes nacidos que recibieron vacunas recomendadas para prevenir enfermedades cayó a niveles no registrados en al menos una década, dijo

La senadora por Guanajuato, Alejandra Reynoso Sánchez, reprochó el vacío en las respuestas por parte de autoridades de salud federal en el manejo de la pandemia y aseguró que se pudieron salvar muchas vidas con el uso de medicamento aplicado en otros países.

Durante su intervención en la comparecencia del subsecretario de Salud, Hugo López- Gatell y el titular de la Cofepris, José Alonso Novelo Baeza, la senadora aseguró que el uso de Remdesivir pudo salvar vidas, pues de acuerdo con especialistas mostraba una mejoría en el desenlace clínico, un 32 por ciento en la tasa de recuperación; cuatro días de estancia hospitalaria con reducción del tiempo de recuperación, 65 por ciento mayor probabilidad de mejoría clínica al día 11; reducción en la progresividad de la enfermedad; reducción en la mortalidad y el 62 por ciento del riesgo de mortalidad comparado con el tratamiento estándar.

“Las contradicciones en México siempre han sido la moda en esta pandemia, porque por un lado el secretario Alcocer declaraba los pacientes mejoraban con el uso de este medicamento, Remdesivir, y luego al día siguiente, subsecretario, usted y en los días posteriores declaraba Remdesivir no es suficientemente útil para pacientes con Covid, pero qué creen, que más de 40 países lo empezaron a utilizar como un medicamento emergente, consciente que todavía no estaba el registro de Cofepris. Subsecretario, sí había formas de evitar muertes, sí había formas de evitar ese exceso de mortalidad, señor subsecretario”, aseveró la legisladora panista.

En este sentido, dijo que en países como Japón y Estados Unidos se empezó a utilizar, incluso intentaron donarle a nuestro país para que pudiera ser utilizado.

Respecto a los datos proporcionado por el Gobierno Federal en el manejo de la pandemia, citó a Mike Ryan, director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien declaró hace poco más de un mes que la escala de la pandemia por el Covid-19 está “subestimada” y “poco reconocida” en México, debido al bajo número de pruebas realizadas en el país.

“De acuerdo con sus declaraciones, el especialista señaló que en México el porcentaje de pruebas que dan positivo es del 50 por ciento, lo que significa que mucha gente no está bien diagnosticada o se le diagnostica tarde, ¿insistirá en que su modelo Centinela fue todo un éxito?”, preguntó la legisladora panista.

Añadió que México es el país que ha perdido la mayor cantidad de vidas en su personal de salud y cuestionó el uso de las batas e insumos que dotaron al personal de salud, que no contaban con una indicación de uso clínico, precisamente porque su material es muy delgado, y con ello “sentenciaron a muerte al personal de salud”.

Por otra parte, dijo que un método ampliamente aceptado es estimar el exceso de mortalidad, utilizando información oficial derivada de los certificados de defunción.

“Estudios calculan que el número real de muertes por Covid-19, tan sólo en la CDMX es cuatro veces mayor al número reconocido por las autoridades. Se trata de uno de los mayores niveles de subregistro en el mundo. A nivel nacional la historia no es diferente, incluso con el análisis realizado por Inegi en el que se menciona un exceso de mortalidad”, comentó.

En otro tema, la senadora guanajuatense señaló que en la comparecencia el subsecretario no informó de la aplicación de vacunas a infantes, responsabilidad de Prevención y Promoción a la Salud.

“Pues de acuerdo con estimaciones del fondo de naciones unidas para la infancia y la OMS, el porcentaje de infantes nacidos que recibieron vacunas recomendadas para prevenir enfermedades cayó a niveles no registrados en al menos una década. La aplicación de la vacuna VCG contra tuberculosis fue de 76 por ciento en 2019, 20 puntos porcentuales menos que el año previo, la estimación de lactantes vacunados contra difteria, tosferina y tétanos fue del 84 por ciento en 2019, con al menos una dosis, en 2018 fue del 90 por ciento y en 2015 del 99 por ciento, es decir estamos en los niveles más bajos desde 2015”, expresó.

En conferencia de prensa previo a la comparecencia de los funcionarios federales, la legisladora federal aseveró que el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell sigue montado en su estrategia y sin reconocer sus equivocaciones.

“Al contrario, sigue acumulando más control, más poder ahora con Cofepris bajo su responsabilidad, centralizando el poder ante la sumisión de este organismo regulador, pero también ante la soberbia, y la ineficiencia de los procesos en esta administración”, lamentó.

ooOoo

Ciudad de México, 12 de octubre de 2020

Comunicado de la oficina de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez        

Intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud.

12 de octubre de 2020

Versión de la intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud

Muy buenas tardes, subsecretario López-Gatell; muy buenas tardes, doctor Novelo, titular de Cofepris; doctor Navarro, presidente de la Comisión de Salud; compañeras y compañeros integrantes de esta Comisión.

Sin duda, esta comparecencia es muy importante y, antes de iniciar con mis preguntas, me voy a permitir quitarme el cubrebocas, quiero hacer un énfasis especial porque lo que hoy se tiene que responder no es a una senadora o a un senador, la respuesta son a millones de mexicanas y mexicanos que han tenido dudas desde que inició esta pandemia y quizás desde que inició la administración.

Subsecretario, en la comparecencia en el mes de mayo hubo demasiados vacíos en las respuestas que se hicieron, en las respuestas que se dieron y algunas preguntas que quedaron sin contestar, pero también me llama la atención que hoy en su exposición no se mencione absolutamente nada de las vacunas para niños y niñas, que es una responsabilidad de la Subsecretaría su cargo, que más bien la exposición venga sobre las estadísticas de Coneval y no sobre las acciones que se están haciendo desde esta administración porque, de acuerdo con estimaciones del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, la Unicef, y la OMS, la proporción de niños mexicanos que reciben vacunas recomendadas para prevenir enfermedades cayó en 2019 a niveles no registrados en al menos una década.

El porcentaje de infantes nacidos a los que se les suministró la vacuna BCG contra tuberculosis fue de 76 poR ciento, en 2019, 20 puntos porcentuales menos por debajo del nivel registrado el año previo; la estimación de lactantes vacunados contra difteria, tosferina y tétanos fue del 84 por ciento con al menos una dosis…

Intervención senador Miguel Ángel Navarro, presidente de la Comisión de Salud.

Senadora Alejandra Reynoso Sánchez (ARS): Gracias, presidente.

Me refería a la estimación de lactantes vacunados contra difteria, tosferina y tétanos, fue del 84 por ciento en 2019, con al menos una dosis (inaudible); en 2018, el nivel fue del 90 por ciento y en el 2015 del 99, es decir, estamos en los niveles más bajos desde 2015 en aplicación de vacunas, y esto es parte de la responsabilidad de prevención y promoción a la salud.

Pero también la duda sigue existiendo. Después del escenario catastrófico que usted nos mencionó que se vería si llegábamos a las 60 mil muertes, ¿cómo le llamaría usted, subsecretario, al siguiente escenario?, cuando ya vamos cerca de las 85 mil, ya pasamos por la alerta, por la fase 1, 2, 3, ya llegamos al escenario catastrófico de llegar a 60 mil, vamos en casi 85 mil, ¿cómo se le llama a este escenario?

Los números siempre confundieron a propios y extraños, tanto los números de los medios nacionales como internacionales, así como los datos de propios gobiernos estatales, pues nomás después de 6 meses no checan, no hacen sentido.

Lo comentaba hace un momento mi compañera Silvana, Mike Ryan, director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, todavía hace poco más de un mes, en el mes de agosto, declaró: la escala de la pandemia por el Covid-19 está subestimada y poco reconocida en México, ¿será que los de la OMS no son expertos ni científicos y quizás no conozcan el sistema de salud en México?, porque, señor subsecretario, de acuerdo con estas declaraciones, el especialista señaló que además el número de pruebas, siendo todavía insuficiente, el nivel de positivos era del 50 por ciento, lo que significaba que mucha gente no está bien diagnosticada o se le diagnostica tarde.

¿Insistirá en que el modelo centinela ha sido todo un éxito en esta pandemia?

También somos un país que ha perdido la mayor cantidad de vidas en su personal de salud, ¿en verdad esto no le da enojo, frustración, a las personas que se juegan el papel más importante en esta batalla?, le recuerdo unas palabras que usted dijo en la mañanera, en Palacio Nacional, esas batas transparentes y los insumos que circulan en las fotos no tienen una indicación de uso clínico, es decir, no son ni para médicos ni para enfermeras.

Señor subsecretario, una mentira más porque en los institutos de especialidad y en los hospitales de los estados fue el primer material que les llegó no para la comunidad, no para los centros comunitarios o la gente que estuviera fuera, sino para los médicos, las enfermeras, quienes estaban dando la batalla al frente de esta pandemia. Primer lugar a nivel mundial en quienes han perdido la vida, trabajadores del sector salud.

Y una pregunta que le hice al secretario de Salud y que no me supo o no me quiso responder, las disposiciones que usted ha implementado ¿son de usted o del Consejo de Salubridad General?, porque cuando se declaró la pandemia y la emergencia sanitaria se hizo todo un show, incluso incluyeron al secretario de Relaciones Exteriores como integrante del Consejo de Salubridad para que pudiera ser el vocero, y de repente nos cambiaron al vocero y ya no supimos si el Consejo de Salubridad General asumió la responsabilidad de esta pandemia o sólo usted como vocero.

En las pocas reuniones que se tuvieron del grupo de seguimiento al Covid-19 de este Senado de la República tuvimos una muy importante, en donde nos explicaron especialistas sobre un medicamento que se estaba empleando desde el mes de mayo como un medicamento emergente y que incluso desde entonces se ingresó a la Cofepris, pero las contradicciones en México siempre han sido la moda en esta pandemia, porque por un lado el secretario Alcocer declaraba que mejoran los pacientes con él con el uso de este medicamento, Remdesivir, y luego al día siguiente, subsecretario, usted y en los días posteriores declaraba Remdesivir no es suficientemente útil para pacientes con Covid, pero qué creen, qué más de 40 países lo empezaron a utilizar como un medicamento emergente, consciente que todavía no estaba el registro de Cofepris.

En Japón se empezó a utilizar, se empezó a utilizar en Estados Unidos, incluso intentaron donarle a nuestro país para que pudiera ser utilizado. Y sabe qué, esto sí podía evitar vidas.

Los estudios que recientemente se han publicado qué es lo que dicen: mejoría en el desenlace clínico, un 32 por ciento en la tasa de recuperación; cuatro días de estancia hospitalaria con reducción del tiempo de recuperación, 65 por ciento más posibilidades de mejoría clínica al día 11; reducción en la progresividad de la enfermedad; reducción en la mortalidad; el 62 por ciento del riesgo de mortalidad comparado con el tratamiento estándar.

Subsecretario, sí había formas de evitar muertes, sí había formas de evitar ese exceso de mortalidad, señor subsecretario.

Ya lo dijo el Inegi, los datos que nos presentan por mucho, por mucho no son los datos reales, lo han dicho expertos internacionales y nacionales, hay un exceso de mortalidad que no está registrada.

Sólo supimos que se acabaron los certificados de defunción, ¿eso no era una señal de un exceso de mortalidad no registrada?

Por favor, señor subsecretario sí existen otros datos que nos dan las estadísticas de especialistas de la OMS, Inegi, pero también, subsecretario, basta de mentiras.

México necesita hablar con honestidad.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *