Políticas para enfrentar el Covid-19 supeditadas a la ambición de Morena por el poder: senador Marco Gama

  •  Fueron rebasados por la pandemia y ante ello eligieron el autoelogio, la manipulación y la autocomplacencia, dijo
  • Si el Gobierno federal hubiera asumido las experiencias de otros países como referente, el manejo de la pandemia no sería una vergüenza y muchos mexicanos se habrían salvado, aseguró

El senador Marco A. Gama Basarte afirmó que el Gobierno federal se ha convertido en el brazo electoral de Morena y que incluso, sin pudor, escrúpulo o recato alguno, en plena contingencia por la pandemia del Covid- 19, las políticas públicas para enfrentarla se han visto supeditadas a la ambición por mantenerse en el poder.

“Ustedes fueron rebasados por la pandemia y ante ello optaron por el autoelogio, la manipulación y la autocomplacencia por encima de la salud de miles de mexicanos”, señaló durante la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

El senador por San Luis Potosí condenó que ni siquiera por las más de 84 mil vidas segadas y de sus familias tocadas por el dolor, el Gobierno federal acepte sus errores e incluso haya contaminado los términos del sano debate público.

Con Morena en el poder no hay política, programa o acción gubernamental que no se inscriba en una lógica de divisionismo, golpeteo, demagogia o uso faccioso de las instituciones, incluyendo la salud, sostuvo Gama Basarte.

“Pero sepa usted algo, la historia será implacable con aquellos funcionarios que teniendo en sus manos el sagrado deber de cuidar a las familias mexicanas, eligieron la frívola soberbia de salvarse a sí mismos y someter sus conocimientos al servilismo de una lealtad ciega que ha llenado de luto al país”, dijo Gama Basarte a López- Gatell.

Consideró que el Gobierno federal ha estado permanentemente rebasado por esta pandemia y que, desde el inicio de la misma hasta la fecha, ha sido incapaz de asumir sus responsabilidades con la más elemental autocrítica.

“A 7 meses de distancia y luego de decenas de miles de mexicanos que perdieron la vida, con más convicción que nunca digo que las cosas debieron hacerse mejor; que las cosas debieron hacerse con ética pública; que las cosas debieron hacerse sin politiquería. Simple y sencillamente, que las cosas debieron hacerse bien”, agregó.

En ese sentido, enfático preguntó a López Gatell, ¿Qué habría pasado si desde el inicio se hubieran realizado pruebas a toda la población?; ¿Cuál sería el número de contagios si también desde la llegada a nuestro país se hubiera recomendado el uso de cubrebocas?

De igual forma cuestionó ¿Cómo estaría la credibilidad de las autoridades, si en lugar de preocuparse por descalificar a quienes proponían medidas como el uso generalizado del cubrebocas como Don Mario Molina, -que en paz descanse-, se hubieran ocupado de apreciar toda aquella acción que incidiera en mejorar el cuidado de la salud de los mexicanos?

El senador potosino manifestó al subsecretario que si el Gobierno federal hubiera asumido las experiencias de otros países como referentes aleccionadores, el manejo de la pandemia no sería una vergüenza y muchos mexicanos se habrían salvado, “pero ese nunca ha sido su objetivo, lo suyo es el autoelogio, la manipulación y la autocomplacencia”.

Ciudad de México, 12 de octubre de 2020

Comunicado de la oficina del senador Marco Antonio Gama Basarte

ooOoo

Versión de la intervención del senador Marco Antonio Gama Basarte, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud.

Gracias, senador; Señoras y señores senadores de la República, muy buen día tengan todos ustedes; doctor José Alonso Novelo Baeza; doctor Hugo López Gatell, sea bienvenido a este ejercicio de rendición de cuentas y equilibrio republicano entre poderes.

México y el mundo viven sin duda la que quizás sea una de las más grandes crisis epidemiológicas en toda la historia de la humanidad.

Tras de sí, ha dejado un escenario desolador, miles de vidas segadas y la misma cantidad de familias tocadas por el dolor de haber perdido un ser querido, así como secuelas de salud difíciles de superar en quienes pudieron o han podido sobrevivir a la enfermedad.

En nuestro país hablamos ya de más de 815 mil contagios y más de 84 mil personas fallecidas.

Hace mucho ya que quedó superado el escenario catastrófico de los 60 mil decesos, ¿cómo le llamaríamos a este nuevo escenario?

Y eso ocurre en buena parte porque el Gobierno federal ha estado permanentemente rebasado, desde el primer y hasta el último día y que en todo ese lapso ha sido incapaz de asumir sus responsabilidades con la más elemental autocrítica.

A siete meses de distancia y luego de decenas de miles de mexicanos que perdieron la vida, con más convicción que nunca digo que las cosas debieron hacerse mejor; que las cosas debieron hacerse con ética pública; que las cosas debieron hacerse sin politiquería. Simple y sencillamente, que las cosas debieron hacerse bien.

¿Qué hubiera pasado señor subsecretario, si desde el inicio se hubieran realizado pruebas? ¿Cómo estarían los contagios si desde el inicio se hubiera recomendado el uso de cubrebocas, como lo hizo hoy usted vehementemente al inicio de esta comparecencia; si con esa vehemencia hubiéramos iniciado el cuidado de la pandemia, cómo estaríamos ahorita, incluyendo a los funcionarios que se negaron permanentemente a utilizarlo?

¿Cuánto se habría cumplido la desmovilización social si esa medida no sólo se le hubiera impuesto a la sociedad, sino también a los gobernantes politiqueros que siguieron siempre de gira y en actividades de abierta autopromoción?

¿Cómo estaría la credibilidad de las autoridades, si en lugar de preocuparse por descalificar a quienes proponían medidas como el uso generalizado del cubrebocas, y menciono con mucho respeto, como Don Mario Molina –que en paz descanse–, y se hubieran ocupado de apreciar toda aquella acción que incidiera en mejorar el cuidado de la salud de los mexicanos?

¿Cuál sería nuestra realidad si el Gobierno hubiera asumido las experiencias de otros países como referentes aleccionadores, en lugar del autoelogio, la manipulación y la autocomplacencia?

De una cosa estoy seguro, si lo hubieran hecho, el manejo de la pandemia que hizo el Gobierno mexicano no sería una vergüenza, muchos mexicanos no se habrían contagiado y otros más sin duda habrían salvado la vida. Pero dicen, y dicen bien que el hubiera no existe. Y no existe porque en este país el Gobierno no busca el bien común, ni toma las decisiones que beneficien al pueblo de México.

El Gobierno está convertido en el brazo electoral del partido oficial y no hay política, programa o acción gubernamental que no se inscriba en una lógica de divisionismo, de golpeteo,  de demagogia o uso faccioso de las instituciones.

Y hoy nos dicen que no se politice, cuando ustedes sin pudor, escrúpulo, o recato, incluso las políticas de salud en plena contingencia sanitaria, han sido víctimas de un agente patógeno que ha contagiado la vida social y ha contaminado los términos del sano debate público, y aquí ya vimos varios ejemplos. Y me refiero al virus del odio que desde el poder se inocula todos los días en la sociedad, para provocar una polarización estéril que sólo sirve para distraer y anular precisamente la rendición de cuentas.

Subsecretario Hugo López- Gatell, el tiempo es sabio y un día esta pandemia pasará. Cuando ello ocurra, los mexicanos daremos gracias a Dios porque recuperaremos la tranquilidad y tendremos una oportunidad para reflexionar y aprender de la experiencia, pero sepa usted algo, la historia será implacable con aquellos funcionarios que teniendo en las manos el sagrado deber de cuidar a las familias mexicanas, eligieron la frívola soberbia de salvarse a sí mismos y someter sus conocimientos al servilismo de una lealtad ciega que llenó de luto al país.

Es cuanto, senador Presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *