Madero Muñoz demandó al secretario de Hacienda enderezar la economía del país

 

  • El presidente enloqueció y se volvió un tirano intolerante, manifestó
  • Reclamó el maltrato de Gobierno federal a chihuahuenses

Durante la comparecencia en el Senado de la República, del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, el senador Gustavo Madero Muñoz demandó al funcionario federal un golpe de timón y enderezar la economía del país, al considerar que la fórmula del Presidente de la República ha fracasado.

“Esta es la historia de un luchador social que buscó durante 12 años la Presidencia, y cuando la gana, renuncia a ser el Presidente de los mexicanos y decide mejor seguir haciendo campaña desde la Presidencia de la República. Un luchador social que enloqueció y que se volvió un tirano intolerante.  El Presidente enloqueció y no tiene contrapesos”, manifestó.

Chihuahua sufrirá una reducción en términos reales de 4 mil 622 millones de pesos de participaciones federales, es decir, el 8.4 por ciento menos de lo aprobado en el 2020, denunció Madero Muñoz, tras reprochar el maltrato que el gobierno del presidente López Obrador da a los chihuahuenses.

el senador por Chihuahua dijo que las circunstancias económicas que estamos viviendo es la crónica de un gobierno zombie, que ya naufragó y que pronto acudirá al Congreso de la Unión con la cola entre las patas a pedir más recursos, más impuestos, “porque para prometer son buenos, pero para cumplir, aún no se han calado”.

El senador hizo énfasis en que la llamada Cuarta Transformación ha defraudado la confianza con fracasos generalizados en inversión, empleo, producción petrolera, combate a la pobreza, a la inseguridad, a la corrupción.

“No es la pandemia; son las malas y múltiples ocurrencias y decisiones estúpidas de un Presidente incontinente lo que tiene comprometidas las finanzas del país”, expresó.

Gustavo Madero criticó que el gobierno que se autodenomina como el más austero y con el presupuesto más grande de la historia, recurra de manera permanente al recorte y a la eliminación de programas, plazas, dependencias, y multiplicando el número de víctimas de sus malas decisiones políticas y millones de damnificados de sus recortes presupuestales.

“Porque la crisis que estamos enfrentando se ahondó con la pandemia, pero fue propiciada por el actual gobierno”, dijo.

Insistió en que las malas decisiones, como la cancelación de proyectos necesarios e indispensables para el país, así como las señales de incertidumbre que refleja el gobierno han alejado a la inversión, afectando el ritmo de crecimiento y sumiéndonos en una crisis económica.

“Esta es la historia de ser muy buenos para prometer y muy malos para cumplir. Un gobierno que ha tenido el mayor apoyo democrático y poder político de la transición democrática y que ha confundido ese respaldo como si le hubieran endozado la factura de la patria. Esta es la historia de un gobierno que naufragó porque se quedó sin canicas”, concluyó.

Ciudad de México, 6 de octubre de 2020

Comunicado de la oficina del senador Gustavo Madero Muñoz

ooOoo

Versión de la intervención del senador Gustavo Madero Muñoz, durante la comparecencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, ante el Pleno del Senado de la República, con motivo del análisis del Segundo Informe de Gobierno

 

 

Con la venia de la Presidencia.

Señor secretario.

Les voy a contar una historia, esta historia es de unos que eran muy buenos para prometer, pero muy malos para cumplir; ésta es la historia de un gobierno que ha tenido el mayor apoyo democrático y poder político de la transición democrática y que ha confundido este respaldo como si le hubieran endosado la factura de la Patria; ésta es la historia de un luchador social que buscó, durante 12 años, la Presidencia y cuando la gana renunció a ser el presidente de todos los mexicanos y, en cambio, decidió mejor seguir haciendo campaña desde la Presidencia de la República; un luchador social que enloqueció y se volvió tirano, intolerante, incapaz de reconocer ni conciliar con ningún opositor.

Ésta es la historia de un gobierno que naufragó porque se quedó sin canicas, cuando andaba en campaña no sólo nos prometía que iba a crecer al 6 por ciento del PIB y después al 4, ahora prefiere medir la felicidad porque ya no habrá crecimiento real en términos per cápita en todo este sexenio.

Cuando andaba en campaña presumía que iba a combatir la corrupción y a tener un gobierno austero, por lo que le iban a sobrar 500 mil millones de pesos, y no sólo no tuvieron un superávit, sino que tuvieron un déficit de 118 mil millones de pesos; es importante recordarles que el actual es el presidente de México que ha tenido más dinero para gastar de toda la historia, con 6 billones 300 mil millones de pesos.

¡Qué paradoja!, el gobierno austero, el gobierno con el presupuesto más grande de historia, y se la pasa recortando y eliminando programas, plazas, dependencias y multiplicando el número de víctimas de sus malas decisiones políticas y millones de damnificados con sus recortes presupuestales. Y por sus malas decisiones, como la cancelación de proyectos necesarios e indispensables, así como las señales de incertidumbre que han alejado la inversión, perdiendo nuestro país el ritmo de crecimiento y sumiéndonos en una crisis económica, porque la crisis que estamos enfrentando la ahondó por la pandemia, pero fue detonada por la crisis de confianza del actual gobierno.

Su propuesta económica para el 2021 está diseñada para sacar con calzador las obras-capricho, para eso han recortado o de plano han desaparecido programas e instituciones fundamentales, patrimonio institucional de todos los mexicanos; eliminaron Prospera, del cual extrajeron 68 mil 540 millones de pesos; eliminaron las estancias infantiles para obtener 2 mil 264 millones de pesos; eliminaron el Fondo Nacional del Emprendedor para obtener 4 mil 600 millones de pesos; quitaron la promoción turística, los apoyos al campo, etcétera.

Saquearon el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y ya tienen en la mira disponer de los remanentes de las operaciones cambiarias del peso frente al dólar que administra el Banco de México.

Pero tal es el hoyo financiero que para cubrir los gastos de estas obras capricho, ahora centran su atención en 109 fideicomisos para obtener entre 68 mil a 100 mil millones de pesos.

Sólo destinarán 199 mil millones de pesos a obras públicas, el menor presupuesto en 20 años en infraestructura.

Fíjense nada más, sube el presupuesto para el Gobierno federal, baja el presupuesto para todos los estados y municipios.

El PEP del 2021 contempla una reducción nominal del gasto federalizado por lo menos de 115 mil 520 millones de pesos, una variación de -9 por ciento en términos reales.

Pongo como ejemplo el estado de Chihuahua, es preocupante, presenta una reducción del 8.4 por ciento, menos de lo aprobado en el ejercicio fiscal 2020. Y ha bajado año con año con esta administración. No sé qué traen contra Chihuahua este gobierno de Morena.

Pero, ¿cómo van a lograr el crecimiento del 4.6 que promete para 2021? Con el nuevo anuncio de los compromisos cupulares la economía no va a rebotar en la forma de V labiodental, como ustedes proponen. Este anuncio que hace el presidente de la República que va a recuperar tan rápido como cayó, les tengo una mala noticia, la letra que va a pintar esta recuperación es en K, porque va a hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres.

Esta es la historia de la desigualdad agravada de esta crisis. Y esta historia continuará.

Dentro de ocho meses después del resultado electoral en que pierdan la mayoría en la Cámara de los Diputados, y usted señor secretario o quién esté en su en su puesto, vendrán para aumentar los impuestos y crear nuevos porque no les va alcanzar el dinero.

Esta es la historia de un gobierno zombie, que ya náufrago y que pronto vendrá con la cola entre las patas a pedir más recursos, más impuestos, porque para prometer son buenos, pero para cumplir aún no se han calado.

Han defraudado la confianza con fracasos generalizados en inversión, empleo, producción petrolera, combate a la pobreza, inseguridad y corrupción.

El presidente enloqueció y no tiene contrapesos. El Congreso no lo es. Los empresarios no lo son. La Corte se pandeó gacho. Y el gabinete no es capaz de contradecirlos.

Urge contener esta locura.

Concluyo. No es la pandemia, son las malas y múltiples ocurrencias y decisiones estúpidas de un presidente incontinente.

Urge ver la realidad de frente y no seguir con las historias de las mañaneras.

Es cuánto, presidente. Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *