Senadora Gloria Núñez Sánchez para referirse a un dictamen de las Comisiones Unidas Gobernación en materia de las playas mexicanas

Intervención en tribuna de la senadora Gloria Núñez Sánchez para referirse a un dictamen de las Comisiones Unidas Gobernación; de Federalismo y Desarrollo Municipal; y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Bienes Nacionales

 

 

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Gloria Elizabeth Núñez Sánchez para referirse a un dictamen de las Comisiones Unidas Gobernación; de Federalismo y Desarrollo Municipal; y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Bienes Nacionales

Con su venia, Presidenta.

Buenas tardes, compañeros, compañeras Senadoras.

México es un país turístico por naturaleza, nuestras playas son característica de belleza y de colores de nuestro país.

Por este motivo somos el punto de encuentro de millones de turistas que nos visitan año con año, generando miles de empleos y una derrama económica muy importante.

Es preciso apuntar que México posee un extenso litoral a lo largo de su territorio, son más de 11 mil 122 kilómetros de extensión, con una gran diversidad, compuesta por sistemas costeros y marinos, posicionándonos en el cuarto país más rico del mundo en cuanto a biodiversidad, construyendo así un invaluable patrimonio del cual todas las personas deben tener acceso y disfrutar de ellos.

Nuestras playas son de los mexicanos, las playas mexicanas son públicas y deben permanecer accesibles a todos los ciudadanos que deseen visitarlas.

Desafortunadamente persisten múltiples denuncias de ciudadanos que se han visto restringidos en su derecho del goce y disfrute de las mismas, existe una preocupación compartida  de la ciudadanía y por esa ciudadanía, por los atropellos en los que incurren algunos propietarios de los predios colindantes de la zona federal marítimo-terrestre, así como algunos concesionarios y permisionarios que por muchos medios establecen restricciones físicas para limitar el acceso a las playas de los ciudadanos y ciudadanas.

Las restricciones mencionadas han ido desde cerca, semifijas hasta verdaderamente construcciones inamovibles que dejan sin el paso algunos o más bien a todos aquellos quienes intentan entrar a nuestras playas.

Asimismo, debemos precisar que la restricción al acceso de las playas que se realiza por parte de los propietarios de estos predios que colindan con la Zona Federal Marítimo Terrestre contravienen al artículo segundo constitucional, pues representa un acto de discriminación a los ciudadanos por parte de dichos propietarios, concesionarios o permisionarios que asumen como propiedad una franja que no está en el comercio, y cuyo dominio corresponde a la Nación.

En el grupo parlamentario de Acción Nacional estamos a favor de la libertad, y de manera personal siempre he pugnado porque nuestras playas les pertenezcan a los mexicanos en el sentido más amplio y que puedan gozar de ellas, que puedan transitar libremente en ellas y que puedan ejercer un comercio libre, siempre ordenado y siempre con las medidas adecuadas para el sano desempeño del turismo en nuestro país.

En Nayarit contamos con playas que a lo largo de los años se han convertido en el ícono nacional del turismo, es por ello que tengo la responsabilidad de posicionarme a favor del presente dictamen porque esto representa expresarme a favor de las y los nayaritas que buscan transitar de manera libre por sus playas, por nuestras playas, por sus playas.

Asimismo, celebro las sanciones que derivan del presente dictamen para que quienes impidan, inhiban, restrinjan, obstaculicen o condicionen el acceso a la Zona Federal Marítimo Terrestre y a las playas marítimas queden sanciones que signifiquen para los mexicanos y las mexicanas el poder tener el derecho libre de tránsito.

Pero también he de reconocer a los hoteleros buenos, aquellos que tienen una concesión y que han sabido ser corresponsables y solidarios y han sido respetuosos de las leyes de nuestro país, los que hacen bien su trabajo, los que honestamente han impulsado al turismo en nuestras playas y que merecen seguir trabajando y merecen seguir teniendo condiciones dignas para continuar con esta noble labor en el sector turístico.

A partir de ahora, el acceso a las playas marítimas y la Zona Federal Marítimo Terrestre serán para todos y para todas.

Hoy aprobamos un dictamen que responde a múltiples demandas ciudadanas en todos los estados de los litorales de nuestro país.

En este sentido, estamos garantizando el derecho para que nuestra gente, nuestros mexicanos, nuestras mexicanas, y que quede claro, las playas son de ellos, son de nosotros.

Muchas gracias.

Es cuanto, Presidenta.

 ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *