Senadora Guadalupe Saldaña para referirse a un dictamen de las Comisiones Unidas Gobernación en materia de las playas mexicanas

Intervención en tribuna de la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros para referirse a un dictamen de las Comisiones Unidas Gobernación; de Federalismo y Desarrollo Municipal; y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Bienes Nacionales.

 

 

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros para referirse a un dictamen de las Comisiones Unidas Gobernación; de Federalismo y Desarrollo Municipal; y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Bienes Nacionales

Gracias, presidenta.

Compañeras y compañeros Senadores:

El día de hoy estamos abordando la discusión de un dictamen de gran importancia sobre garantizar el acceso libre de las personas a nuestras playas mexicanas. Este tema responde a uno de los pendientes que hasta hoy no ha sido resuelto: “La llamada privatización de las playas”.

La Ley General de Bienes Nacionales y la zona federal marítimo-terrestre son bienes de uso común, los cuales pueden usar todos los habitantes de la República, sin más restricciones que las establecidas por las leyes y los reglamentos, que estén diseñados para favorecer el disfrute y goce, así como para la protección del medio ambiente y los ecosistemas de esas áreas del territorio nacional.

Ha sido una reiterada exigencia de las personas que habitan los litorales del país, que se eliminen las malas prácticas de levantar cercos que les impidan, de manera discriminatoria, el paso a las personas para que disfruten las playas; porque estas son un bien de la Nación, no de un particular, al cual todos los mexicanos tienen derecho de usar y de gozar.

Además, al establecerse zonas privadas exclusivas que obstaculizan o restringen de manera indebida el acceso libre a nuestras playas, también se vulnera la libertad de tránsito y se viola el artículo 11 constitucional.

Este dictamen de adiciones a la Ley General de Bienes Nacionales debe aprobarse por las siguientes razones.

1.- Propone, de manera adecuada, las condiciones jurídicas para poner freno al trato injusto a las personas en general de impedir el uso y goce de las playas mexicanas.

2.- Le otorga la Semarnat el papel de mediadora para resolver los conflictos derivados del libre acceso a las playas y zona federal marítimo terrestre, en los casos en que no existan vías públicas o accesos desde la vía pública.

3.- Considere elementos de convivencia, como son los convenios entre la Semarnat y los propietarios de bienes inmuebles y sin servidumbre, de paso, derivados de esos convenios para que todos podamos relacionarnos pacíficamente y de manera segura en un mismo espacio de esparcimiento.

4.- Establece –y muy importante– sanciones administrativas a conductas que impidan, restrinjan, obstaculicen o condicionen el acceso a las playas y a la zona federal marítimo-terrestre, elemento del que se carece en el texto actual de la Ley General de Bienes Nacionales.

Es importante tener en cuenta el elemento ambiental, que debe seguirse cuidando y protegiendo; existen áreas naturales protegidas, programas de ordenamiento ecológico marino y medidas de protección de especies de flora y fauna, derivadas de tratados internacionales de los que México es parte, que comprenden playas y la zona federal marítimo-terrestre. Y un ejemplo de ello es nuestro Parque Nacional de Cabo Pulmo, en Baja California Sur.

Esto es particularmente, este dictamen, es particularmente importante para Baja California Sur, mi estado, que es una de las entidades federativas con más playas y más ecosistemas valiosos que cuentan con un régimen de protección ambiental por su belleza inigualable y valor ecosistémico y turístico.

De hecho, en mi caso estoy presentando una iniciativa para reformar el artículo 153 de esta misma ley, para contar con reglas disciplinarias estrictas para inhibir conductas ilícitas que ordene las actividades dentro de la zona federal marítimo-terrestre y terrenos ganados al mar, para que las autoridades de la Semarnat estén facultadas para aplicar sanciones más severas a infractores.

Por todo lo anterior, compañeras y compañeros, votemos a favor de este dictamen para garantizar el libre acceso y tránsito a las playas, a fin de que las personas ejerzan su derecho de accesar libremente a todas nuestras playas hermosas de México; garantizar derechos ya plasmados en  nuestra Constitución que sea realidad, que esté al alcance de todas las personas sin distingo de ningún tipo, sin discriminación, sin explicaciones, sin revisiones, sin necesidad de tener que convencer a alguien para poder disfrutar de una de nuestras hermosas playas de México.

Las playas mexicanas son nuestras y su acceso debe ser libre siempre.

Es cuanto, Presidenta.

Muchas gracias.

ooOoo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *