El presidente produce “una novela presidencial” mientras el país vive su peor tragedia: Julen Rementería

  • El legislador describió al trato que se le ha dado caso Lozoya como una “novela producida” desde Palacio Nacional
  • Rementería señaló que el Presidente está preocupado por limpiar su imagen y la de su partido de cara a las próximas elecciones, mientras que los mexicanos padecen la peor de las crisis económicas

El senador Julen Rementería del Puerto calificó el trato que se le ha dado al caso Lozoya como una “novela presidencial” producida desde Palacio Nacional, con un Presidente que no gobierna y con capítulos que desde los años de su campaña no han tenido el desenlace que prometió.

“La mayoría de las telenovelas tienen un final feliz, pero esta novela presidencial está mostrando que no tendrá ese final, la realidad le estalla en la cara. El Presidente está preocupado por limpiar su imagen y la de su partido de cara a las próximas elecciones, mientras que los mexicanos somos testigos del desastre que se está viviendo en el país”, refirió el senador.

Durante su participación en la sesión de la Comisión Permanente, el legislador veracruzano enumeró las acciones y estrategias fallidas que ha tenido la actual administración, como la rifa del avión, la venta de apenas un cuarto de boletos de dicha rifa, y sobre el caso Lozoya, con el anuncio que hizo el Gobierno federal el pasado 16 de julio con la llegada del exdirector general de Pemex, como nuevo protagonista, de cara al proceso electoral.

“El Presidente de este país desde el inicio de su gestión nos ha venido presentando una telenovela, comenzó en 2006 cuando pese a haber caído derrotado en las elecciones de aquel año, daba entrevistas en televisión con una banda presidencial; en su ascenso a la Presidencia continuó ensayando, ahora con eslóganes como “la mafia del poder”, “primero, los pobres”, o más rotundo, poner a la venta el avión presidencial, y anuncia la llegada de Emilio Lozoya y  el 30 de julio un juez le concede libertad condicional para estar en su casa”, precisó el panista.

Rementería del Puerto destacó que, ante la emergencia sanitaria, se comenzó una “segunda parte de esta telenovela”, coprotagonizada por Hugo López- Gatell, quien el 4 de junio de este año dijo que la estimación de fallecimientos por Covid-19 realizada por el Gobierno federal era de 30 a 35 mil personas; sin embargo, en un escenario “muy catastrófico” se preveía llegar hasta las 60 mil.

También, mencionó lo que dijo el Presidente en la mañanera, de quitar concesión de 100 años de puerto de Veracruz, siendo a su propio gobierno, la Dirección General de Fomento y Administración Portuaria, así como la paraestatal que ya no cuenta ya con el grado de inversión, y representa pérdidas por 908 mil 385 millones de pesos en lo que va del sexenio, concentrando además el 40 por ciento de la deuda de compañías en grado especulativo, conocido como bonos basura.

“Lamentablemente para los mexicanos, cuando hagamos referencia al año 2020 no sólo tendremos que hablar de la crisis por la pandemia, sino de la crisis económica provocada por este gobierno, que es sin duda el peor de la historia”, concluyó el senador.

ooOoo

Ciudad de México, 19 de agosto de 2020

Comunicado de la oficina del senador Julen Remetería del Puerto

Intervención del senador Julen Rementería del Puerto en el apartado de agenda política para referirse al caso Emilio Lozoya.

 

VERSIÓN DE LA INTERVENCIÓN DEL SENADOR JULEN REMENTERÍA DEL PUERTO EN EL APARTADO DE AGENDA POLÍTICA PARA REFERIRSE AL CASO EMILIO LOZOYA

 Gracias, Presidenta.

Sí me escuchan ahí, verdad.

Muy buenos días a todos.

Miren, qué curiosos, agenda política, videos de Lozoya.

Yo diría que es una novela presidencial que se viene construyendo en este país y no empezó a la llegada del presidente, inicio, incluso, desde el 2006, cuando, pese haber caído derrotado, el presidente salía con una banda así y daba entrevistas, asumiéndose como el presidente legítimo.

La realidad es que el presidente de este país, desde el inicio de su gestión, nos ha venido presentando una telenovela, una telenovela como las mejores que se han hecho en este país, producía desde Palacio Nacional, con toda la maquinaria de la comunicación social, gubernamental y a base de mentiras, por supuesto de gobernar nada, solamente telenovelas.

En su ascenso a la Presidencia de México, continúo ensayando, ahora con slogans, como “la mafia del poder, primero los pobres”, y bueno, un poco más reciente, “el avión presidencial”, que ahí es toda una serie de capítulos, de esos que cuando se dice: capítulo 1, capítulo 2, capítulo 3, dijo que se iba a deshacer de la aeronave porque era una promesa electoral, anunciaba con pompa el preludio de un campo de época, “no me voy a subir al avión presidencial, no voy a ofender al pueblo de México, ese avión costó 7 mil 500 millones de México, no lo tiene Obama, ni Trump, lo vamos a vender y el dinero va a ser para beneficio de nuestro pueblo”. Pues no, no ocurrió así.

Mentira, ese capítulo no se dio en los hechos.

Casi un millón y medio de dólares, eso sí, eso costó, no lo dice en su capítulo de la telenovela, solamente en el mantenimiento de que se le daba en Estados Unidos.

Ante la falta de compradores, porque además no se podía vender, por cierto, nos engañaba a todos, se anunció una rifa para sortear la nave, este fue otro capítulo que se dijo, con mucho y la nave, cómo lo iban a rifar y si era y cantidad de memes, y el avión y dónde cabía, todas estas cosas que realmente entretienen al pueblo, pero no hablan de lo importante, ahora vamos a hablar de lo importante, en unos minutos más.

Después se añadió que se trataría de una lotería simbólica y que se darían premios a los ganadores, bueno, una adición más de estos capítulos de la gran telenovela de la Presidencia de la 4T y, por último, el presidente anunció que los empresarios eran en realidad los que iban a pagar la lotería comprando la mayoría de los boletos, que, por cierto, no sucedió.

Hemos visto cómo hasta hace unas semanas, el sorteo planeado para el 15 de septiembre, desde la dirección de la Lotería Nacional, reconocen que apenas han vendido un cuarto de los boletos, algo más o menos como 30 millones, pero que sin embargo se repartirán premios con valor de 90 millones, ese el último hecho de estos capítulos ominosos que, por supuesto, no salen bien.

Y, fíjense que las telenovelas al final, casi todas, tienen un final feliz, este lamentablemente no lo tiene, esta telenovela.

Luego nos alcanza la pandemia y dice: “íbamos tan bien y llegó la pandemia”. Y comenzó una segunda parte de esta telenovela, ahora con otro protagonista, el señor, el actor Hugo López-Gatell, quien el 4 de junio de este año, dijo que la estimación de fallecimientos por Covid, realizada por el Gobierno Federal era de 30 a 35 mil personas, sin embargo, en un escenario muy catastrófico, así lo calificó, se preveía llegar hasta los 60 mil, el resto todos lo conocen.

El 16 de julio se abre un nuevo capítulo, este que ustedes hablan hoy, que traen, tanto ahora a colación, el gobierno federal, ese 16 de julio anunciaba la llegada de Emilio Lozoya a México como un nuevo protagonista, por cierto, de cara al proceso electoral.

Y el 30 de julio, porque así se dio, un juez le concede libertad condicionada para hacer frente al juicio en su contra para que lo lleve cómodamente en su casa y se reporte cada determinado tiempo al Juzgado, precisamente desde su casa por el internet con todas las comodidades.

El 17 de agosto, ante la cifra de 56 mil fallecidos a causa del coronavirus se filtra un video que nadie conoce su autenticidad, nadie la reconoce su autoría, nadie dice quién lo filtró, la Fiscalía no lo reconoce como bueno, y al final de cuentas de lo que estamos hablando es de un video que por supuesto no tiene ningún valor probatorio.

Y luego, con ese valor probatorio, al parecer al Presidente de México le importa mucho porque lo reproduce en una Mañanera como si fue un acto de gobierno, pirotécnica al fin, es lo que le gusta, esto es lo que ocurre en las novelas, entretener al auditorio, y por supuesto que lo está logrando.

Mírenos si no estamos hablando de una cosa que no va a acabar con nadie en la cárcel, mucho menos Lozoya, por supuesto que no.

El 18 de agosto, ya con 57 mil muertos por Covid, el Presidente expresa su profundo enojo porque el video no permeó en la población de la forma que él esperaba, acusa a los medios de comunicación de no dar cobertura a ese tipo de notas y plantea ahora tres nuevos capítulos más en la telenovela que nos viene construyendo.

Invita al Fiscal a delinquir para que desatendiendo lo que establece el 225 del Código Penal Federal él pueda dar la confidencialidad de la investigación, pues simplemente se anule. Propone consultar al pueblo para juzgar a expresidentes, ¿pues cuándo? a ver, que no es una cosa que tienen que decidir las autoridades si se juzga a alguien o no. No, pues esto es parte de la telenovela.

Y anuncia la cancelación del contrato al API de Veracruz, una empresa del gobierno, se la va a cancelar a él mismo, algún día nos lo explicará y seguramente veremos esta telenovela cómo se sigue desarrollando.

Como podemos ver, el Presidente está desesperado, no encuentra un tema que sembrar en la agenda mediática para ocultar el desastre de su gobierno, las barbaridades que se le ocurren van en aumento. El día de mañana, a ver, no nos extrañe que pretenda desaparecer la Península de Yucatán o la de Baja California o iniciar una guerra con Estados Unidos para recuperar Texas, total que la telenovela continúe.

La realidad les estalla en la cara, el Presidente está preocupado por limpiar su imagen y la de su partido de cara a las próximas elecciones, mientras que los mexicanos somos testigos de que 57 mil 774 defunciones confirmadas por la pandemia, estamos a días de alcanza la cifra de los 60 mil de aquello que decían como la catástrofe que pronosticó el gurú de la salud.

El Presidente, para el peor de los caos, genera como un resultado, una mala planeación para hacer frente a la pandemia, y las pruebas están ahí claras, hablemos de eso que también es importante, que se haga justicia, sí, nadie lo niega, pero hablemos de estos temas, lo hemos pedido por mucho tiempo y se niega a hacerlo con alegando una mayoría que tienen.

Pasamos a hacer el tercer país con más muertes acumuladas por el Covid-19 a nivel mundial sólo detrás de Estados Unidos y Brasil, según la Organización Mundial de la Salud. No hubo pruebas, no se obligó al uso de cubrebocas, no se tomaron medidas a tiempo y los resultados, pues ahí los tenemos.

En nuestra materia de seguridad el Ejército no regresó a los cuarteles, las Fuerzas Armadas permanecieron de manera extraordinaria, por supuesto ni regulada, ni fiscalizada, ni complementaria hasta el 24.

Al día 96 personas en promedio pierden la vida, esos son los resultados en seguridad, peor que nunca estamos en la historia de este país, llevamos 56 mil homicidios dolosos, la verdad es que superan casi los que se mueren por Covid.

Vivimos en una recesión económica, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas prevé una caída del 10 %, la economía mexicana se desplomó en 17 %.

De acuerdo con los datos del IMSS se han perdido ya más de 13 millones de empleos entre los formales y los informales.

Tenemos, por supuesto, ejemplos de lo que pasa con Pemex, bonos basura ya es la deuda de Pemex, pérdidas que se han dado en este gobierno por más de 900 mil millones de pesos, nunca había pasado.

Los megaproyectos del Tren Maya, Santa Lucía, Dos Bocas, “Brandt”, todo esto que ha destruido el Presidente y que CAMPSA han venido haciendo, estamos hablando de que equivale al 55 % del Fobaproa en 20 años y a 163 aviones presidenciales, esto es de lo que debe de hablar el Presidente todos los días, de la estrategia que implementará para sacar adelante a este país y no de las novelas que inventa a diario para ocultar lo que en realidad sucede en México.

Hablemos con seriedad, señores, digámosle al Presidente cómo piensa resolver la problemática en la que nos ha metido, simplemente no se ve capacidad, no se ve cómo lo pueda resolver.

Y lo que vamos a recordar, lo que será un hecho histórico…

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Concluya, Senador.

El Senador Julen Rementería del Puerto: Termino, Presidenta.

Lo que será un hecho histórico, seguramente será recordado, es el peor gobierno que haya tenido México en su historia, habrá sido éste, y precisamente en su capítulo de toda esta gran telenovela, la del 2020.

Es cuanto, Presidenta.

ooOoo

Segunda intervención del senador Julen Rementería del Puerto en el apartado de agenda política, para referirse al caso Emilio Lozoya.

Versión de la segunda intervención del senador Julen Rementería del Puerto en el apartado de Agenda Política, para referirse al caso Emilio Lozoya

 

Presidenta, no tuvimos acceso a lo que es la réplica que se le concedió a otros legisladores y otros grupos parlamentarios.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Preguntamos a todos los grupos parlamentarios si nadie lo registro, pero está usted en su derecho, si quiere tiene un minuto para hacer la rectificación de hechos.

Y les pedimos, nuevamente, a todos los grupos parlamentarios que, como se ha venido haciendo, sea a través de sus técnicos quienes hagan el registro de las intervenciones ante la Secretaría de Asuntos Parlamentarios para poder estar en oportunidad de darles la palabra conforme a la ley.

Gracias.

El senador Julen Rementería del Puerto: Le agradezco mucho, Presidenta.

Tenemos que continuar con el show, que el show continúe, que las novelas sigan.

Miren, hablan de cosas que de repente dan hasta risa, califican a los cubrebocas como tonteras, las tonteras de los cubrebocas; hay gente, que con mucho respeto lo digo, realmente exhibe su gran ignorancia de las cosas, empresa por 100 años. Estamos hablando de una concesión, estamos hablando de las APIS, empresas del gobierno federal.

Infórmense antes de hablar, por favor, con mucho respeto lo digo. El país se está yendo al precipicio, nunca como hoy está habiendo corrupción, se están dando todos los contratos por adjudicación directa, véanlo, por favor, no es un asunto de Lozoya, no es un asunto de no querer hablar de lo que pasó y que se debe de castigar, este país se lo está llevando el traste porque, como ya lo dije en alguna ocasión: “Una pandemia peor que la del Covid, la del Morena-virus”. Eso nos está afectando y nos puede matar.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *