Desaparecer Fideicomiso para Proteger Periodistas y Defensores de Derechos Humanos pone en riesgo miles de vidas

  • Exige senadora Kenia López Rabadán que Morena retire la iniciativa en la que propone desaparecer fideicomisos
  • Demanda incrementar recursos a fideicomiso para protección de periodistas y defensores de derechos humanos

La propuesta de Morena para desaparecer el fideicomiso cuyo objetivo es la protección de los defensores de derechos humanos y periodistas pone en peligro miles de vidas, coincidieron la senadora Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y Alberto Xicoténcatl Carrasco, presidente del Consejo Consultivo federal del Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas.

En conferencia de prensa virtual, la legisladora panista exigió a Morena retirar la iniciativa y demandó al gobierno federal incrementar los recursos destinados al fideicomiso para protección de periodistas y defensores de derechos humanos.

López Rabadán recordó que la crisis de derechos humanos por la que atraviesa nuestro país ha puesto en riesgo la labor de las y los periodistas, así como de las personas defensoras de derechos humanos, por lo que se aprobó la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, en la que se consideró la creación de un fideicomiso con este propósito, el cual Morena pretende desaparecer y dejarlos en indefensión.

“No pasa desapercibido que el día de ayer la Secretaría de Gobernación señaló, en un comunicado, que la iniciativa había sido retirada; sin embargo, eso no se ha formalizado. Al día de hoy únicamente sabemos de los promoventes que se va a realizar un estudio a mayor profundidad, cuestión que, como ha sido señalada con anterioridad, es inadmisible; en este sentido, exigimos al partido de Morena que no continúe con esta irresponsabilidad y retire formalmente la iniciativa, dada la cantidad de mentiras que emiten de manera sistemática, no existe confianza entre sus dichos y por eso hoy queremos hechos”, indicó.

Por su parte, Alberto Xicoténcatl Carrasco señaló que si se detiene o se elimina este fideicomiso “el país no va a salvarse y, al contrario, se comprometen miles de vidas, miles de vidas y miles de trabajo”.

Además, hizo un llamado a “cuidar a nuestros defensores, a nuestros periodistas, no únicamente limitarles la protección, sino aumentarles la protección para que sigamos haciendo el trabajo que tenemos que hacer. Entonces, insisto, el llamado no únicamente es a no desaparecer el fideicomiso, sino a aumentarlo”.

Finalmente, aseguró que “yo puedo garantizarles que este fideicomiso no está siendo mal utilizado, este fideicomiso está siendo empleado en lo que realmente se necesita, que es salvarnos la vida. Aquí está hablando de vida o de muerte. Por favor sálvenle y sálvennos la vida”.

ooOoo

Conferencia de prensa de manera virtual, de la senadora Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, y Alberto Xicoténcatl Carrasco, presidente del Consejo Consultivo federal del Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, para hablar sobre la iniciativa de Morena para derogar el Fideicomiso de dicho mecanismo.

 

 

 

SENADORA KENIA LÓPEZ RABADÁN (KLR): Muchas gracias a todas y a todos, que sea una semana de salud para ustedes y para sus familias, gracias por estar aquí hoy en esta conferencia y por supuesto, muchísimas gracias a Xicoténcatl por esta oportunidad de acompañarnos el día de hoy en esta conferencia de prensa vía internet, que permitirá que ustedes conozcan la posición del presidente de un tema tan importante como éste.

Y quisiera yo empezar diciendo que la crisis de derechos humanos por la que atraviesa nuestro país ha puesto en riesgo la labor de las y los periodistas así como de las personas defensoras de derechos humanos, el Estado tiene la obligación de garantizar la seguridad y erradicar las agresiones en su contra, por lo que el 25 de junio de 2012 publicada la Ley para la Protección de personas defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, misma que contempló la creación de un fideicomiso de protección para las personas que ejercen la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos.

No obstante que dicha ley es una obligación impuesta por diversos instrumentos internacionales, el pasado 20 de mayo el Grupo Parlamentario del partido oficial de Morena presentó una iniciativa para reformarla y desaparecer el fidecomiso que sirve justamente para implementar las medidas que protegen a los periodistas y defensores de derechos humanos en riesgo por el ejercicio de su profesión.

Dos días después, el pasado viernes 22 de mayo se anunció que se harían foros y se convocaría a todos los sectores involucrados, este anuncio fue hecho por el mismo Grupo Parlamentario de Morena, sin embargo, dicha actitud sigue siendo irresponsable e insuficiente.

Lo anterior ya que el hecho de que se encuentre en estudio la iniciativa, sirve para revictimizar a los mil 556 beneficiarios de dicho fideicomiso y de demás personas que sin ser beneficiarias realizan dicha labor, es decir, puede servir como amenaza hacia los periodistas y defensores de derechos humanos sobre el sentido o línea que debe tener el ejercicio de su profesión.

Es importante señalar que ningún servidor público cobra de dicho fideicomiso sino que es utilizado para implementar medidas, muchas de ellas urgentes, que tienen como objetivo proteger a las personas que por su actividad de defensa de derechos humanos o periodismo se encuentran en riesgo.

Es inadmisible que los recursos públicos de dicho fideicomiso puedan ser bajo pretexto de la pandemia, reorientados a obra sin sentido como la refinería de Dos Bocas, por ejemplo.

Para este año en el Presupuesto de Egresos de la Federación se le dotó al multicitado fideicomiso de protección únicamente 227 millones de pesos que equivalen al 0.12 por ciento de los 181 mil 360 millones de pesos que supuestamente va a costar la refinería, cuestión más que injusta si tomamos en cuenta que si la autoridad hacendaria no realiza una ampliación presupuestal para el mes de septiembre, el fondo se quedará sin recursos.

La labor que ustedes los periodistas realizan es primordial para cualquier Estado democrático, ya que los derechos de información, expresión y de prensa son (inaudible) en un país tan violento como éste, la labor que realizan los defensores de derechos humanos como Alberto Xicoténcatl que hoy nos acompaña, es vital para hacer efectivas las libertades fundamentales de todos los que nos encontramos en territorio nacional.

Cuando se agrede a un defensor de derechos humanos no sólo se agrede a una persona sino se deja en estado de indefensión a toda la comunidad que se beneficiada con el trabajo de ésta.

Durante 2019, 17 periodistas y 32 personas defensoras de derechos humanos fueron asesinadas por el ejercicio de su profesión, por lo que la labor que realiza el mecanismo de protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas a través de su fideicomiso es fundamental para disminuir las agresiones en contra de quienes garantizan y promueven los derechos fundamentales.

No pasa desapercibido que el día de ayer la Secretaría de Gobernación señaló en un comunicado que la iniciativa había sido retirada, sin embargo eso no se ha formalizado, al día de hoy únicamente sabemos de los promoventes que se va a realizar un estudio a mayor profundidad, cuestión que como ha sido señalada con anterioridad es inadmisible, en este sentido exigimos al partido de Morena que no continúe con esta irresponsabilidad y retire formalmente la iniciativa, dada la cantidad de mentiras que emiten de manera sistemática, no existe confianza entre sus dichos y por eso hoy queremos hechos.

Ahora me permito ceder el uso de la palabra al presidente Alberto Xicoténcatl Carrasco, él es presidente de Consejo Consultivo del mecanismo, a quien agradezco su presencia el día de hoy y quién con su voz informará sobre la importancia de este mecanismo, muchas gracias Xicoténcatl.

ALBERTO XICOTÉNCATL CARRASCO (AXC): Al contrario, muy buenos días a todos y a todas, sobre todo a las personas periodistas, reporteros y reporteras, que al final en esta pandemia pues sabemos que son también la primera línea que están apoyando en la democratización del país, todo nuestro respeto, nuestra consideración y todo el apoyo en estos momentos tan complicados que están viviendo y que estamos viendo como mexicanos.

Las personas defensoras, las personas reporteras entendemos perfectamente la compleja situación económica por la que atraviesa el país, sin embargo, también entendemos que hay diferentes prioridades y una de esas prioridades también tiene que ser el resguardar la vida y resguardar el trabajo que estamos haciendo cientos de personas que nos dedicamos a la defensa de los derechos humanos y que nos dedicamos también a expresarnos a través del periodismo y a través de la libertad de expresión.

Efectivamente, como bien comparte la senadora Kenia, cuando llega esta noticia en la cual se presenta este cambio, en el cual el fideicomiso del mecanismo desaparece, nos llama mucho la atención diferentes aseveraciones que se hacen, que realmente colocan a una situación lejos de la verdad.

Primeramente quisiera compartirles a las personas periodistas que el fideicomiso es un fideicomiso que está auditado, no es un fideicomiso que pueda ser utilizado de forma discrecional, inclusive ni las personas que trabajan para el mecanismo tienen la posibilidad de utilizarlo de forma discrecional, la ley es muy clara y la ley dictamina que el fideicomiso se utiliza exclusivamente para implementar las medidas de protección, quiere decir que estos escasos 227 millones, que se terminan en el mes de septiembre, son exclusivamente designados para desarrollar acciones preventivas y reactivas, que protejan la vida de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

La relevancia del fideicomiso es que de éste depende la vida de seres humanos, la vida de hombres, de mujeres y de organizaciones, hay organizaciones, por ejemplo, en el caso para la cual yo colaboro, que es una organización que defiende los derechos humanos de personas migrantes y refugiadas, atendemos cada año entre 6 mil hasta 9 mil personas, quiere decir que si se atenta en contra de nuestra vida se está atentando también por los derechos humanos de entre 6 mil y 9 mil personas, si esto lo multiplicamos por las más de mil 530 personas beneficiarias, estamos ejemplificando el drama en tema y en materia de derechos humanos que esto implicaría.

Cada año el mecanismo de protección sufre porque los recursos son insuficientes, para nosotros, personas de la sociedad civil, pues hablar de 227 millones realmente nos parece una suma elevada, sin embargo, ya hablando en temas presupuestales, de cómo un Estado nación debe de caminar, 227 millones no es una cantidad que refleje la urgencia y la emergencia que este país vive en materia de seguridad y en materia de defensa y de protección de sus personas defensoras y de sus personas periodistas.

En este momento, donde los embates desde todas las instancias siguen atentando en contra del buen nombre del trabajo y las personas defensoras, el poner en tela de juicio el uso del recurso sí atenta en contra de un trabajo que está salvando la vida de muchas personas.

Tenemos pleno conocimiento y más como consejo, el Consejo Consultivo es un consejo extremadamente crítico y quien más ha hecho críticas extremadamente constructivas al mecanismo es el consejo, y sabemos que el mecanismo tiene ventanas de oportunidad muy grandes y que todavía tiene mucho trabajo que desarrollar para mejorar las posibilidades de proteger mejor a las personas beneficiarias, eso lo tenemos muy claro y para eso estamos trabajando incansablemente como Consejo Consultivo, e inclusive las propias personas que colaboran dentro el mecanismo.

Sin embargo, si dejan el mecanismo sin este presupuesto, sin este fideicomiso, lo que sucedería es que al entrar en fideicomiso dentro de la bolsa de la Secretaría de Gobernación, lo que significaría es que todas las subsecretarías estarían solicitando estos fondos de acuerdo con sus propias necesidades, quiere decir que si para la Secretaría de Gobernación existe una emergencia, como las  hay, dejaríamos completamente sin fondos y sin la posibilidad de subsistencia a los cerca de mil 530 planes de protección que, hasta este momento, se están desarrollando.

Entonces no veamos el fideicomiso como una forma de enriquecimiento, que no lo está siendo, el fondo no beneficia ni otorga recursos económicos a ninguna persona, ninguna persona beneficiaria ve un solo peso en su mano, sino que más bien este fideicomiso se transforma en estrategias de protección, quiere decir que se contratan y se rentan o se proporcionan mecanismos, como cámaras de videovigilancia, como alarmas, como…, hay personas inclusive que necesitan y requieren forzosamente de un esquema de protección muy duro, como escoltas, inclusive hay escoltas que han salvado la vida de personas beneficiarias, es decir, que nadie en este momento se está enriqueciendo de este fondo, más bien este fideicomiso se está transformando en acciones y en bienes materiales que solamente están salvando vidas.

No únicamente necesitamos que se respete el fideicomiso, sino también requerimos que se aumente, al grado como estamos viviendo el incremento de agresiones y de riesgo en contra de personas beneficiarias, como bien comparte la senadora Kenia, nos quedamos sin dinero en septiembre, a partir de septiembre ya no va a haber forma de poder seguir protegiendo a las personas que están en riesgo, defensoras y periodistas, es por eso que no únicamente solicitamos que se respete este fideicomiso, sino que necesitamos que la Cámara, en este caso ya pasó el proceso de la Cámara, sino que para el 2021 la Cámara de Diputados fortalezca el fideicomiso y que en este momento la Secretaría de Hacienda aumente el monto porque, como les compartía, a partir de septiembre este fideicomiso se queda en ceros, y quedarse en ceros significa colocarnos a más de mil 530 personas en una situación de entre la vida o la muerte.

Muchas gracias.

PREGUNTA (P): Inaudible.

AXC: Lo que nos compartes, Félix, es muy cierto, todavía, a pesar de que ha habido avances significativos de parte de la Fiscalía General de la República en esclarecer agresiones en contra de periodistas, pues todavía hay una deuda extremadamente alta donde la Feade todavía necesita seguir fortaleciéndose y demostrando que necesitamos un Estado de Derecho.

Un Estado de Derecho es donde exista justicia, y hay justicia cuando hay verdad y cuando hay sanción contra las personas que perpetraron los delitos. Mientras esto no exista, las personas perpetradoras van a seguir cometiendo este tipo de actos.

Entonces, pues velamos porque fortaleciendo el mecanismo de protección, en un primer momento también a través del fideicomiso, tengamos que apoyarnos y no llegar al extremo de tomar estas medidas tan complejas de ir por la calle como sociedad civil armada, que es lo que menos desearíamos y quisiéramos como defensores de derechos humanos.

Yo como persona beneficiaria del mecanismo, además de ser parte del Consejo Consultivo del mecanismo, al ser yo una persona que defiende los derechos humanos soy una persona beneficiaria de este mecanismo porque mi trabajo ha hecho que esté en riesgo constante. Yo he tenido, tengo amenazas de muerte, seguimientos, personas que se colocan afuera de mi domicilio a observar en qué momento entro o en qué momento salgo.

Si yo como una persona defensora supiera que con 256 millones que tiene el mecanismo el país se salvaría, me parece que seríamos los primeros en decir que se utilicen.

Si supiéramos que con este recurso el país saldría adelante, créannos que somos gente muy consciente y amamos mucho la democracia y amamos mucho los derechos humanos y amamos mucho al país y a la vida.

Desgraciadamente si se detiene o se elimina este fideicomiso el país no va a salvarse y, al contrario, se comprometen miles de vidas, miles de vidas y miles de trabajo.

Entonces, el llamado es a no perder lo más por lo menos, no. Tenemos que cuidar a nuestros defensores, a nuestros periodistas, no únicamente limitarles la protección, sino aumentarles la protección para que sigamos haciendo el trabajo que tenemos que hacer.

Entonces, insisto, el llamado no únicamente es a no desaparecer el fideicomiso, sino a aumentarlo.

Y yo puedo garantizarles que este fideicomiso no está siendo mal utilizado, este fideicomiso está siendo empleado en lo que realmente se necesita, que es salvarnos la vida. Aquí está hablando de vida o de muerte. Por favor sálvenle y sálvennos la vida.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *