Senadora Josefina Vázquez Mota presenta iniciativa en materia de atención a víctimas de violencia física y sexual a menores de edad

Intervención en tribuna de la senadora Josefina Vázquez Mota, al presentar iniciativa con proyecto de decreto que adiciona el artículo 31 bis a la Ley General de Salud; y se reforma el artículo 73 párrafo tercero de la Ley General de Educación.

 

 

Muchas gracias, Presidenta.

Con su permiso.

Esta iniciativa es parte de estas iniciativas que todo el Senado, lo cual reconozco y agradezco enormemente, ha venido a acompañando con unanimidad, es parte de las iniciativas que tienen que ver con la agenda de prevención en materia de violencia sexual y también de acompañamiento de víctimas.

Aquí en el Senado tenemos maestras y maestros destacados, tenemos doctoras y doctores reconocidos y la presente iniciativa tiene como propósito fundamental dotar de herramientas, dotar de protocolos mucho más fuertes y mucho más sólidos y robustos a los doctores, a las doctoras, al personal del sistema de salud y al personal del sistema educativo, para que, al detectar un caso de violencia contra niñas, niños y adolescentes, puedan denunciarlo frente al Ministerio Público o la autoridad competente.

La gran mayoría de las niñas, niños y adolescentes pasa la mayor parte de su tiempo en las escuelas, o al menos una gran parte de su vida, y es su maestra, su maestro, el personal de intendencia, es en un sistema de salud cuando llega una niña o niño con señas de maltrato, que debemos apoyar para que tengan las herramientas y los protocolos correctos.

La UNICEF, por ejemplo, establece que la violencia en la primera infancia hasta los cinco años suele ser principalmente por los padres, las madres y los cuidadores, y lo hacen como un método de disciplina, sí, equivocada, pero esto sigue siendo una realidad.

En el caso de los niños y niñas de seis a 11 años de edad, la mayor violencia se da dentro de las escuelas, fundamentalmente puede ser castigo corporal o humillaciones en forma de acoso o de bullying.

En el caso de los adolescentes de 12 a 17 años se manifiesta en diferentes entornos, incluyendo por supuesto en todo esto el riesgo de sufrir violencia sexual.

Déjenme dar unos datos que recientemente publica el Consejo de la Ciudad de México.

Los principales agresores sexuales de los niños son familiares; luego, maestros; 30 % abuelos o padrastros, 13 % tíos, 11 % padres, 10% primos, 7 % maestros y 3 % hermanos.

El día de ayer se presentó aquí en el Senado una obra de teatro, vinieron más de 250 niñas y niños, y es una obra de teatro que tiene el propósito de prevención justamente de violencia.

Y quiero compartirles y agradecer a las Senadores y Senadores que nos acompañaron, porque esta obra de teatro permitió interactuar con los niños, permitió que niños desde muy pequeña edad pudieran identificar las señales de violencia y de abuso y tener herramientas de prevención.

Si no somos capaces de proteger a las niñas, niños y adolescentes, no podremos responder con grandeza a nuestro país.

Por eso, estimadas Senadoras y Senadores, les pido su apoyo para enriquecer la Ley General de Salud, la Ley General de Educación y darles a escuelas y hospitales las herramientas y los protocolos necesarios para que puedan denunciar, porque es tiempo de romper el silencio, porque es tiempo de acabar con la secrecía, porque es tiempo de estar del lado de las niñas, de los niños y de los adolescentes.

Es cuanto, Presidenta.

Y por su acompañamiento, senadoras y senadores, muchas gracias a todos ustedes.

–000–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *