Senador Gustavo Madero Muñoz, al presentar reservas a un dictamen que reforma en materia educativa

 

Intervención del senador Gustavo Madero Muñoz, al presentar reservas a un dictamen que reforma diversas disposiciones constitucionales en materia educativa.

 

30 de abril de 2019

 

Versión de la intervención en tribuna del senador Gustavo Madero Muñoz para referirse a un dictamen que reforma diversas disposiciones constitucionales en materia educativa

 

Gracias, Presidenta.

Con la venia de  la Presidenta.

Muchas gracias.

Con todo respeto,  con mucha franqueza, estoy con un sentimiento de duelo, de duelo nacional, de una gran pérdida, de una gran oportunidad que tenemos los mexicanos de ponernos de acuerdo en tema están importantes, temas de tanta  trascendencia que no deben ser rehén de agendas políticas, ni tampoco de calendarios cívicos, se quiere llegar al Día del Maestro, con una ofrenda, con la ofrenda del sacrificio, del Tlatoani que le entregan los poderosos a los dioses.

Este sacrificio es el sacrificio de la educación, de la calidad.

Todas las intervenciones del día de hoy, todas hablarán elocuentemente  de que la educación es la vía privilegiada para cualquier sociedad, para construir  su futuro y su desarrollo, para combatir el hambre, para combatir la desigualdad, la pobreza, la guerra.

Todas las intervenciones también reconocerán que en México no hemos logrado tener esa educación que garantice el desarrollo, la movilidad social, los conocimientos suficientes.

Estamos atravesando tiempos raros, tiempos enrarecidos, ideologizados y politizados.

Alguien se ponía a estudiar qué es el populismo y hay muchas definiciones, el gasto desbordado, la demagogia, el legislar o actuar para complacer a sus electores.

La mejor definición de populismo que yo he encontrado, que es la que explica,  a mi juicio, qué es lo que pasa es aquel gobierno que polariza, que divide a sus habitantes entre buenos y  malos, los que están con él, los buenos, los que están contra él, los malos.

Esta crispación es una enfermedad dolorosa que daña profundamente a las sociedades, ahí creo que está insertada esta discusión de la reforma educativa, mal llamada reforma educativa, la pasada y esta, porque simplemente se concentran a un pequeño que tiene que ver con la participación de los maestros en su ingreso, en su promoción  y en su permanencia en el aula.

Así nació la reforma educativa en el sexenio anterior.

Este populismo entre buenos y malos,  impregna a esta discusión de muchas mentiras.

Dicen que desaparece el Inegi, el INEE, perdón, porque hace evaluaciones punitivas. Pues le tengo una mala noticia, el INEE no evalúa a maestros, ahí está el primer gran engaño con el que se construyen estos enemigos del pueblo y a los que hay que erradicar, hay que desaparecer al INEE porque evalúa a maestros y pobres maestros son despedidos. Ningún  maestro en México ha sido despedido por el producto de esta reforma por reprobar un examen, otra gran mentira, mentiras.

La critican porque es de Peña Nieto y porque es neoliberal.

La verdad es que el día de hoy tendremos un gran retroceso, muchos estamos en duelo.

Hoy el Partido Acción Nacional será la única fuerza política que votará en contra de esta contra reforma porque es un retroceso y es un gran daño para la educación.

Hoy gana la complacencia y la convivencia del gobierno federal con sus bases políticas y pierden los alumnos que quedan en un segundo y relegado plano.

Hoy gana la politización, la ideologización de la educación y pierden los argumentos y los datos.

Vamos a quedar excluida la calidad de la educación, de la reforma constitucional.

Para quienes no lo sepan, lo único que cambia es el artículo tercero que quita el inciso d) y que quita este inciso que dice: “será de calidad la educación que se imparta en la educación pública”.

¿Por qué se quita? A ver, nos vamos a preguntar por qué quitamos la educación sea de calidad, por qué se deroga este artículo, a quién le duele, a quién le molesta, con qué fin se quita.

Y creo que nos acaban de responder ahorita en intervenciones anteriores cuando se dice que este es restituirles los derechos laborales a los trabajadores de la educación. Se criticaba la reforma anterior porque era una Reforma Laboral, ésta sí es una Reforma Laboral, está hecha a la medida y a los intereses no de los alumnos, sino precisamente de los maestros que están exigiendo no ser evaluados, porque no la mayoría de los maestros están en coincidencia.

Yo conozco muchos maestros que hoy agradecen, como ya lo dijo Lupita, el contar con mecanismos de meritocracia para poder ascender y no a través de relaciones con el poder, con el gobierno o con su sindicato.

Por eso creo que hoy estamos de duelo en el Partido Acción Nacional. Yo en lo personal creo que este es un retroceso, hoy que el mundo experimenta no la cuarta T, sino la cuarta revolución industrial que es la sociedad del conocimiento.

En México hoy sepultamos la calidad de la educación.

Mi más sentido pésame para la niñez mexicana.

ooOoo

Etiquetas de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *