Senadora María Guadalupe Saldaña Cisneros, al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático

 

Intervención en tribuna de la senadora María Guadalupe Saldaña Cisneros, al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, el que contiene punto de acuerdo, que exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales a emitir las resoluciones respectivas y, en su caso, negar la autorización correspondientes al proyecto minero “Los Cardones”, que se pretende realizar en el área natural protegida Reserva de la Biósfera Sierra La Laguna, en Baja California Sur; asimismo, solicita un informe sobre el estado que guarda el procedimiento de evaluación del impacto ambiental del proyecto “Don Diego”, en el Golfo de Ulloa, localizado en el litoral del Océano Pacífico

 

Senadores y senadoras:

El dictamen de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático que hoy se pone a consideración del Pleno, contiene una propuesta fundamental para Baja California Sur, porque se trata de preservar el capital natural de una entidad con una amplia vocación turística, pesquera y comercial, además del cuidado de un ecosistema único en el mundo.

Por eso actualmente más del 42 por ciento de su superficie ha sido declarada como área natural protegida.

En el caso del proyecto de minería submarina Don Diego, hace apenas unas semanas se informó que la Semarnat negó la autorización de impacto ambiental al proyecto de minería submarina Don Diego,  en el Golfo de Ulloa, en el litoral de Baja California Sur, justamente por no ser viable respecto de los diversos impactos que iba a causar al ambiente marino y sus recursos naturales.

Por eso voy a referirme al caso también del megaproyecto minero Los Cardones, en el cual el Gobierno federal tiene una de las decisiones más importantes en materia ambiental.

Este megaproyecto pretende llevar a cabo una mina a cielo abierto en el área natural protegida Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna, decretada con esa categoría de protección el 6 de junio de 1994,

El daño que puede significar este proyecto se sintetiza en que de esa zona dependemos gran parte del pueblo sudcaliforniano, ya que representa la única alternativa para garantizar el suministro de agua de la zona más poblada de la entidad, en este caso Los Cabos y La paz, que por cierto es una de las más áridas de todo el país.

La Sierra de la Laguna representa la fuente de agua que provee a los mantos freáticos de los municipios más grandes, de donde se abastece más del 70 por ciento de la población de agua, toda vez que esta zona recibe los mayores niveles de precipitación pluvial en el estado.

Dicho de otra manera de esta Reserva depende la mayor parte de la población sudcaliforniana y es la base de las principales actividades económicas que se realizan en la región.

Como un dato para dimensionar sus efectos devastadores: La operación del proyecto Los Cardones requerirá para el minado cada 15 días un promedio de 120 toneladas de explosivos, cuando de acuerdo al programa de manejo el confinamiento de materiales y residuos contaminantes peligrosos es una actividad prohibida. Para la operación de la mina se deberán perforar en la zona dos tajos durante 10 años, para lo cual se usarían 29 mil 200 toneladas de explosivos.

El 9 de enero de 2014, la CONANP, en su opinión técnica expresó que este proyecto contraviene el decreto de creación y el programa de manejo de dicha Reserva de la Biosfera, así como de la Constitución, tratados internacionales, la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y su reglamento en materia de áreas naturales protegidas, la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, la Ley Minera y la Norma Oficial Mexicana NOM-059-Semarnat-2010, entre otras.

Es importante remarcar que parte del proyecto minero se pretende realizar en mil 332 hectáreas dentro de la Reserva de la Biosfera Sierra de La Laguna que son terrenos nacionales, que desde 2008 están en proceso de regularización ante la hoy Sedatu, por lo que nunca han salido del dominio de la nación.

Además, en septiembre de 2003, a través de la Reserva de la Biosfera Sierra de La Laguna, México recibió el reconocimiento internacional del Programa Sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), otorgado por la Unesco, por considerar su estado de conservación, quedando inscrita a nivel internacional en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

Hace unos días los medios de comunicación informaron que el 30 de noviembre pasado el entonces Delegado de Semarnat en el estado, negó a la empresa minera la autorización de cambio de uso de suelo en terrenos forestales, lo cual implicaría que con eso no se cumple con las condicionantes establecidas en la autorización de impacto ambiental que la propia Semarnat le otorgó a la minera.

Por eso es muy importante que el Senado de la República exprese una posición muy clara al respecto y sea solidario con el pueblo sudcaliforniano, pidiendo a la Semarnat que en su caso niegue cualquier autorización de este tipo.

Esperamos del nuevo Gobierno federal el apoyo y la comprensión a esta lucha de Baja California Sur por preservar su patrimonio natural.

Amigas y amigos: la negativa a la autorización de estos proyectos es un asunto de supervivencia para nuestra entidad y sus habitantes que hoy lo rechazan de manera categóricamente. El propio mandatario de nuestra entidad ya lo dijo claro en su III Informe de Gobierno.

Como sudcalifornianos tenemos que expresar nuestra oposición a este proyecto, y por eso le pedimos a Semarnat que se niegue cualquiera de las autorizaciones solicitadas para la operación de este megaproyecto que traería solo contaminación y daño ambiental irreversible a nuestra entidad.

Por eso les pedimos su solidaridad y acompañamiento a favor de nuestra agua y nuestro medio ambiente.

Muchas gracias.

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *