Intervención en tribuna de la senadora Indira de Jesús Rosales San Román, al presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma la Ley General de Contabilidad Gubernamental

 

 

Intervención en tribuna de la senadora Indira de Jesús Rosales San Román, al presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma la Ley General de Contabilidad Gubernamental, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios

 

Muchas gracias.

Con su permiso, señor Presidente.

El Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con el ánimo de poder seguir impulsando medidas institucionales de prevención y combate a la corrupción, está presentando un proyecto de reformas a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y a la Ley de Disciplina Financiera en las Entidades Federativas y los Municipios, a efecto de prohibir que los ingresos y gastos públicos puedan ser ejercidos en efectivo.

Con este planteamiento, tanto el Gobierno federal como los Poderes de la Unión y los órganos constitucionalmente autónomos, es decir, todas aquellas entidades estatales o paraestatales que sean ejecutoras de gasto, así como entes públicos, tendrán prohibido recibir ingresos en efectivo o convertir el erario en monedas y billetes.

En 2014 hubo 225 millones de transacciones electrónicas en el país, esto involucra por supuesto transacciones tanto privadas como públicas, y aunque no existe un dato exacto al respecto, pero si el 20 por ciento de la economía es manejada por el gobierno, estamos hablando que el 25 por ciento de estas transacciones realizadas fueron por el gobierno, es un aproximado de 45 millones  de transacciones, deberían ser de manera electrónica por parte del gobierno, sin embargo no existe un registro exacto sobre qué cantidad son las que realizan de manera electrónica y cuáles realizan en efectivo.

De acuerdo con Mastercard, en el mundo en 2008 se hacían en efectivo el 42 por ciento de las compras al menudeo; en 2012, el 38 por ciento; a ese ritmo, aproximadamente, actualmente se realizaría un 32 por ciento a nivel global de compras en efectivo.

Por su lado, el Banco de México estima que en 2014 el 90 por ciento de las operaciones totales en el país fueron en efectivo, y en el mundo anda por aproximadamente en el 85 por ciento.

Dentro de Acción Nacional nosotros consideramos que estamos viviendo en 2018, existe una gran cantidad de avances tecnológicos y no existe justificación alguna para que en México todavía el gobierno realice operaciones en efectivo; por lo tanto, es muy importante empezar a hacer esta transición porque también contribuye a eliminar cualquier caso de corrupción dentro de los diferentes órdenes de gobierno.

Algunas personas pudieran considerar esta medida un poco radical, sin embargo, hay países desarrollados que ya lo realizan; Suecia, por ejemplo, implementó esta medida y prácticamente todas sus operaciones financieras se hacen por cualquier otro mecanismo que no sea el dinero en efectivo, ya sea transferencias, cheques, tarjetas, celulares, etcétera, de tal manera que en Suecia únicamente el 1 por ciento de las operaciones financieras se sigue realizando en efectivo.

Dinamarca también, por su lado, ya aprobó una reforma que paulatinamente va a ir realizando este cambio de efectivo a transacciones electrónicas, para que en 2030 no exista una sola operación en efectivo por parte del gobierno.

Tanto en el caso de Suecia, como en el caso de Dinamarca estamos hablando de retiro de dinero en efectivo no únicamente de los entes públicos, sino de todo el mercado, incluidos también los agentes económicos privados.

Por otra parte, un estudio reciente del banco HSBC reportó que en los últimos nueve años, de 2009 en adelante, el uso de dinero en efectivo en el mundo disminuyó en un 44 por ciento y que seguirá bajando en función del incremento que están teniendo otras formas de pago que echan mano de las nuevas tecnologías, tarjetas de crédito, PayPal, criptomonedas, pagos en teléfono celular.

Y bueno, por ello creemos que en México ya estamos en la posibilidad de dar un primer paso en este sentido, retirando el uso de dinero de efectivo, al menos en una primera etapa, dentro del sector público.

Más adelante deberíamos de pensar en prohibir el uso de dinero en efectivo también por parte de proveedores y de todo agente privado vinculado al gobierno.

La propuesta implica la prohibición de usar tanto moneda nacional como divisas e incluso metales preciosos.

A efecto de hacer un planteamiento responsable por parte del Partido Acción Nacional, el proyecto plantea la entrada en vigor de manera escalonada en estas medidas, de tal suerte que para la Federación entrarían en vigor un año después de la publicación, para los estados dos años después, y para los municipios con más de 200 mil habitantes tres años después, y para el resto de los municipios en cuatro años.

Estas etapas permitirán a los órdenes de gobierno prepararse adecuadamente para implementar la prohibición de uso de dinero en efectivo. Adicionalmente a ello, estamos considerando la posibilidad de que el Consejo Nacional de Armonización Contable expida lineamientos para los casos excepcionales con los que se seguiría permitiendo ingresar o egresar recursos en efectivo del sector público, derivado de incapacidad física para poder ejecutarlo. Estos casos serán verdaderamente excepcionales, como lo podrían ser en comunidades rurales.

Es muy importante comentar que todo esto tendría que venir de la mano, además de una reforma integral de todas estas leyes, también de un acompañamiento de la banca. Sabemos que en muchísimas localidades rurales, incluso existen municipios muy pequeños con menos de 10 mil habitantes, que no cuentan con una banca propia donde no existe un sentido todavía de bancarización y que únicamente se ocupa para algunos programas sociales de gobierno.

Sin embargo, creemos que paulatinamente podríamos llegar a eso, no es ningún absurdo y de verdad fomentaría la transparencia, tanto en el sector público como en el sector privado.

Y bueno, con este proyecto finalmente el Partido Acción Nacional está siendo totalmente consistente con lo que se propuso nuestra plataforma electoral y esperamos contar con todo el apoyo de todas las fuerzas políticas para mejorar la transparencia y evitar la corrupción en nuestro país.

Es cuanto. Gracias.

 

ooOoo

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *