Senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, durante la comparecencia del secretario de Relaciones Exteriores

Intervención de la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, durante la comparecencia de Luis Videgaray Caso, secretario de Relaciones Exteriores, en el marco del Análisis del VI Informe de Gobierno, en materia de política exterior.

 

Con su venia, Presidente.

Buenas tardes, secretario Videgaray.

En repetidas ocasiones se ha hablado en coincidencia con todas las fuerzas políticas sobre la necesidad de tener una política exterior del Estado mexicano, fue con ese espíritu que las senadoras y los senadores del PAN vimos con optimismo la incorporación de un miembro del próximo gobierno a la delegación que se encontraba negociando el Tratado de Libre Comercio en Washington, a pesar de lo precipitado en que se procesó también el TPP11, y haciendo las observaciones pertinentes en cuanto al riesgo para la industria textil, cuero y calzado, en la mayoría de los temas acompañamos también el proceso.

Reconocemos el regreso del México como observadores en las operaciones de mantenimiento de paz, nos unimos a la defensa de nuestros connacionales en Estados Unidos, con la petición de asignación de mil millones de pesos adicionales, para los 50 consulados que atienden en la Unión Americana y respaldamos las reformas a la Ley del Servicio Exterior Mexicano, apoyamos al Grupo de Trabajo de Lima, en favor del diálogo y la diplomacia, ante la crisis humanitaria que viven nuestros hermanos venezolanos.

Señor secretario, en el PAN siempre hemos estado a favor del interés nacional, lo hicimos durante estos seis años y lo haremos en esta nueva etapa. Sin embargo, también sabemos señalar las situaciones diplomáticas en las que la ejecución de la política exterior en las que no estamos totalmente satisfechos.

Usted nos ha mencionado que México ha ocupado lugares importantes en la política exterior, sin embargo, esto difiere, de acuerdo con el Índice de presencia global, del Real Instituto (inaudible), el lugar de México, durante los últimos 6 años, refleja realmente una variación mínima en la presencia en el ámbito internacional.

Por poner tan sólo algunos ejemplos, en 2017 México no logra colocarse entre los primeros 20 lugares, ni tampoco en los índices desagregados en cuanto a lo económico, militar y de (inaudible), ello contrasta con el tamaño de la economía, del desarrollo y la presencia mundial de nuestro país.

En el Índice de globalización nos ubica, por ejemplo, en el lugar 50 de 185 países, el tercero en América Latina, después de Chile, Uruguay; y el cuarto lugar (inaudible), después de Australia, de Corea del Sur y de Turquía.

Ha mencionado en varias ocasiones que en este gobierno no se hace política exterior ni a través de las redes sociales ni a través de Twitter o de llamadas telefónicas; sin embargo, me llama la atención que en el VI Informe que nos entregan, en el apartado de los principales acercamientos con la nueva administración de Estados Unidos inicie enumerando las conversaciones telefónicas que se tuvieron entre los dos presidentes. Me parece que hay una inconsistencia en la información, o si ahora también las llamadas telefónicas son parte de la estadística internacional.

Reconocemos que hubo avances en el acuerdo comercial con Estados Unidos, y no voy a abundar en el tema, que ya mucho se ha abordado en los diferentes posicionamientos de las diversas fracciones parlamentarias.

Sin embargo, solamente hacerle dos preguntas, señor secretario:

¿A usted le parecen correctas las formas en las que, diplomáticamente, se comunicó a los mexicanos del entendimiento con Estados Unidos, es decir, a través de la televisión, por una llamada telefónica del Presidente Trump a nuestro Presidente?

Desde su punto de vista, ¿usted cree que el Presidente Trump volverá a utilizar el discurso contra la comunidad migrante que radica en la Unión Americana ante el proceso electoral del próximo mes de noviembre? Y lo pregunto porque esto sucederá cuando esta administración no haya todavía concluido su responsabilidad.

En otro orden de ideas, es de reconocerse, y lo queremos hacer también, el trabajo a favor del interés nacional de México y que realiza el Servicio Exterior Mexicano, reconocemos los esfuerzos que permiten que México sea un ejemplo de diplomacia digital en nuestra región; hoy nuestros diplomáticos utilizan las nuevas tecnologías de la comunicación para estar cerca y servir mejor a los mexicanos que requieren protección consular, sin importar el lugar del mundo en el que se encuentren.

Me llama también la atención, señor secretario, que al inicio de esta comparecencia usted manifestó la importancia que tenía en determinado momento la labor de México en diferentes organismos y la agenda que se estaba impulsando desde este gobierno, principalmente en materia de perspectiva de género y la igualdad entre hombres y mujeres.

Y en el informe nos mencionan que con la finalidad de lograr la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, la Secretaría de Relaciones Exteriores se ha comprometido en el diseño e implementación de acciones tendientes a disminuir la brecha de desigualdad, incluso en el área de política de igualdad de género instrumentaron y dieron seguimiento a un programa para la igualdad entre hombres y mujeres.

Y justo me parece que no obstante de todos los esfuerzos que se hicieron, lamentamos profundamente que la estrategia transversal de perspectiva de género, incluida en el Plan Nacional de Desarrollo, no alcanzó los nombramientos de embajadores y cónsules en el Servicio Exterior Mexicano.

En esta administración se realizaron 191 nombramientos diplomáticos, de ellos 132 fueron embajadores, se otorgó el nombramiento de embajador a 109 hombres y sólo 29 fueron mujeres.

Si nos referimos a los cónsules generales, de 45 que se nombraron sólo 15 fueron para mujeres; en las misiones de México ante organismos internacionales se presentaron 14 nombramientos, de los cuales sólo tres fueron para mujeres.

Por lo tanto, y ya para concluir, señor secretario, mi pregunta es: ¿qué le impide a las mujeres del Servicio Exterior Mexicano ser embajadoras o cónsules generales?, ¿qué nos limita para alcanzar la paridad en los nombramientos para las representaciones de México en el exterior?

Y también mencionar que nos preocupa sobremanera la recién aprobada Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que no considere una excepción para quienes prestan sus servicios en las representaciones de México en el exterior, quienes evidentemente tienen otras condiciones de costos en muchos países donde laboran, por lo que se pone en riesgo el Servicio Exterior Mexicano, que con su experiencia y trayectoria trabajan para México desde las representaciones diplomáticas.

Por eso, le pregunto: ¿qué se hizo o qué se está considerando hacer, señor secretario, para proteger el trabajo diplomático de México?

Para concluir, solamente manifestar que en Acción Nacional esperamos la permanencia de México en el Foro y en el Grupo de Lima, para continuar apoyando el diálogo y la diplomacia frente a la crisis humanitaria que viven nuestros hermanos venezolanos; desde aquí, reafirmamos toda nuestra solidaridad con el pueblo de Venezuela, a su Asamblea Nacional de la República Bolivariana y hacemos un llamado al restablecimiento del orden constitucional y a la inmediata liberación de presos políticos.

Señor canciller, sea usted quien lleve este mensaje de las senadoras y los senadores de Acción Nacional a los integrantes del Grupo de Lima, quedamos atentos a sus respuestas.

Es cuanto, Presidente.

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *