Senador José Erandi Bermúdez Méndez presenta iniciativa por el que se expide la Ley de Almacenamiento Rural

 

Versión de la intervención en tribuna del senador José Erandi Bermúdez Méndez, al presentar iniciativa con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Almacenamiento Rural y se reforman los artículos 98, 99 y 100 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable

Gracias senador Presidente, con su venia.

Compañeras y compañeros senadores.

Acudo a esta tribuna para presentar una iniciativa que tiene por objeto generar las condiciones de bienestar de las familias campesinas que buscan incrementar el bienestar, la productividad del sector agropecuario a través de servicios de almacenamiento, de guarda y de conservación.

El objetivo de esta iniciativa es crear un marco normativo que enmarque la política pública orientada a las mejores condiciones de comercialización de los productores del campo, evitando el intermediarismo y permitiendo que los actores de la sociedad rural comercialicen su producto de manera directa a los consumidores; desarrollar infraestructura en puntos estratégicos, buscando reducir las asimetrías entre las diferentes regiones e incluyendo a los productores que tienen excedentes, pequeños y medianos, e incorporarlos a una cadena productiva; crear un sistema de información integral de control de inventarios que permita conocer y homologar las calidades de nuestros productos, de los granos, que sea certificado, los volúmenes que disponemos y las fechas de entrada y de salida.

La motivación de la presente iniciativa se deriva de la situación actual que viven nuestros pequeños productores, ya que por falta de un servicio de almacenamiento confiable, no pueden garantizar las condiciones necesarias sanitarias, ni el precio tampoco de la venta, ni su calidad, y que se ven en la necesidad de malbaratar sus productos.

¿Por qué nuestros productores venden sus granos al momento de la cosecha a un precio más bajo? Por un tema muy sencillo, el tema la oferta y la demanda es uno, y segundo, nuestros productores tienen que vender sus productos porque al momento de la cosecha tienen que pagar con lo que tuvieron que pedir prestado para poder comprar sus insumos, y segundo, porque no tienen un sistema de almacenamiento.

Si ellos llegarán a tener un excedente no lo pueden vender, no lo pueden guardar para poder después pagarlo.

Déjenme comentarles algo, compañeras y compañeros senadores, esta iniciativa la presentamos un servidor y Don Javier Usabiaga en la 61 legislatura de la Cámara de Diputados de los cuales hay varios compañeros presentes, y que fue aprobada por unanimidad en esa Legislatura. Después vino al Senado de la República a dormir el sueño de los justos.

En la pasada Legislatura en la Cámara de Diputados se presentó esta iniciativa, donde se obtuvo la aprobación prácticamente de todos los grupos parlamentarios en las comisiones.

¿Qué  pretendemos con esta iniciativa? Darle certeza jurídica y sobre todo que nuestros pequeños productores entren a aquello que nos reclaman cada que hay una campaña política. Y cada que hay una campaña política nos dicen “nosotros compramos caro y vendemos barato”. Y eso es lo que tenemos que hacer, darle justicia a ellos que lo necesitan.

México es uno de los pocos países que no tienen un sistema de almacenamiento para nuestros productores. Estados Unidos, el resto de Latinoamérica sí tienen este sistema de almacenamiento. ¿Y nuestros pequeños productores qué hacen? Tienen que vender por la necesidad que no tienen donde comercializar.

Les voy a poner un ejemplo, diciembre el año pasado la tonelada del maíz en el centro en el Bajío se pagó entre 3 mil 300 y 3 mil 700 pesos, dependiendo si fuese libre o de contrato, eso fue en diciembre el 2017.

Pero déjeme platicarles algo, en enero del 2018, casi un mes después, ese grano los intermediarios lo comercializaban en 4 mil 200 pesos, saben quién ganó ese diferencial, el intermediario, lo qué le llamamos “el coyote”.

Aquí en México cinco grandes empresas comercializan y almacenan casi el 85 por ciento de los productos de los pequeños y medianos productores. Todas y todos venimos de estados donde nos reclaman nuestros productores esto.

Esto fue aprobado y ¿qué tenemos que hacer? Darle certidumbre a nuestros pequeños productores. Miren, Acerca aproximadamente cada año le invierte casi 12 mil millones de pesos para qué, para pagar la compensación del precio base del productor, para poder obtener el productor un costo justo y que pueda tener un incremento, que pueda tener un precio justo en sus cosechas, pero esta distorsión quién la genera, la genera el no tener un almacenamiento confiable.

Hoy nosotros decimos, es que estamos muchos en contra de si los transgénicos llegan a este país o no, pero cuando tenemos esas importaciones de otros países, llámese Estados Unidos, Sudáfrica, Brasil, pues ellos no nos están vendiendo productos criollos o mejorados, estamos importando y por qué importamos, porque este país nunca ha tenido un control de inventarios eficaz, no lo tenemos, porque el país no es rector de lo que tenemos.

En este país viven 27 millones de mexicanos que viven en el campo y las cifras alegres dicen que hoy el campo genera el 8.5 por ciento el PIB, ahí hay una omisión, ese 8.5 por ciento del PIB, el 5 por ciento lo generan quién, los agroindustriales, los agroempresarios, que no necesariamente viven en el campo, sus negocios sus inversiones las tienen en el campo. Y el resto de los mexicanos que viven en el campo, que por cierto 60 por ciento de estos 27 millones son pobres, el 60 por ciento son pobres, solamente genera el 3.5 por ciento del PIB.

¿Qué queremos con esta Ley de Almacenamiento Rural? Darle certeza y sobre todo incluir al pequeño productor, que es el que se preocupa por comprar sus insumos, por el temporal, por la plaga, pero nunca, nunca esta actividad económica, es de las pocas actividades económicas que nunca saben al momento iniciar el negocio a cómo se los van a pagar.

Hoy tenemos que hacer justicia en esto. ¿Qué les proponemos? Esta iniciativa que ya fue aprobada la 61 legislatura en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores se detuvo, y ahorita les quiero platicar un poco el contexto por qué, porque muchos compañeras y compañeros senadores se deben de preguntar y por qué en la 61 se aprobó la Cámara de Diputados y llegó a dormir el sueño de los justos aquí.

Estás distorsiones, les comentaba, que genera el mercado, esas bases de compensación si un productor de 100 toneladas que tiene, en el momento de la cosecha vende 100 puede almacenar el 50 por ciento restante y el gobierno no tendría que desembolsar vía Acerca ese recurso y estaríamos ahorrando.

¿Queremos hablar de soberanía alimentaria? Este es uno de los instrumentos que tienen otros países para tener esa soberanía alimentaria, su control de inventarios. Esa es uno de los grandes aspectos.

Hoy es preocupante cómo muchas personas tienen la capacidad de poder contratar personas que les ayuden a cabildear, que muchas de las cosas que tenemos aquí en el Senado de la República queremos proponer y que no puedan pasar.

Los ciudadanos nos contrataron a todos y cada uno de los que estamos aquí sentados para ser sus representantes, para ayudarlos a que las cuestiones puedan salir. Esto probablemente está afectando intereses, claro que sí, claro que sí está afectando intereses, pero déjenme decirles algo, este país, este gobierno que está por salir, el año pasado firmó un convenio con el Banco Mundial para que en México hubiera, o que haya a partir del año pasado, almacenes rurales en siete estados, 100 millones de dólares.

¿Qué queremos con esto? Poner el marco regulatorio, nada más, el marco jurídico que nos permita que el pequeño productor, el que menos tiene, menos puede y menos sabe sea parte de la cadena productiva y también sea parte del negocio de la comercialización.

Eso es lo que estamos pidiendo, y que los medianos y que los grandes productores sigan ellos haciendo su negocio, pero que le ayudemos al que menos tiene y menos puede en este sistema almacenamiento.

Por eso los invito, amigas, amigos, a que apoyen a esta iniciativa que será turnada a comisiones y que le dé certeza jurídica a la soberanía alimentaria que se está pidiendo, a tener un control de inventarios, pero sobre todo a hacerle justicia y por fin llevar a los pequeños productores a un esquema de que ellos también sean parte del negocio, no solamente parte del sufrimiento.

Muchas gracias.

Es cuanto, senador Presidente.

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *