En el PAN trabajamos viendo al futuro y no hacia el pasado: Julen Rementería

“Estamos por terminar nuestro cuarto año en esta Cámara y en este balance del fin de periodo de sesiones, en el PAN hacemos un profundo a exhorto a la mayoría legislativa a que, a través del diálogo, podamos encontrar las soluciones que México demanda”, indicó el Coordinador del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, Julen Rementería del Puerto.

“Nuestro país vive momentos adversos, estamos en medio de una crisis económica, política y de inseguridad, que en esta tribuna cada sesión repetimos. No perdamos la oportunidad de representar, con altura de miras, a los millones de mexicanas y mexicanos que tenemos el honor de servir”, expresó en el marco del cierre del Segundo Periodo de Sesiones del primer año de ejercicio de la LXV Legislatura.

Rementería del Puerto destacó que durante este periodo y a casi cuatro años de estar legislando, desde Acción Nacional se ha alzado la voz y propuesto alternativas para enderezar el rumbo, y lamentablemente la mayoría legislativa y el Gobierno federal han decidido no escucharlos.

“En respuesta a nuestras ideas, en los últimos meses, desde Palacio Nacional se ha endurecido el discurso de odio iniciado hace tres años, un discurso basado en el rencor, en la confrontación y en la división. Un discurso que se reproduce en el Poder Legislativo, y que propicia el ruido, que aplasta la reflexión, la crítica y el pluralismo de las ideas”, remarcó.

El legislador veracruzano acentuó que el Grupo Parlamentario del PAN, en conjunto con los partidos que integran el bloque de contención, se han presentado múltiples acciones de inconstitucionalidad.

“A la fecha van 17 acciones presentadas durante la LXIV y hasta la fecha. Y dos que están por presentarse. Tantas acciones de inconstitucionalidad sólo significan que no existe diálogo, pero, ¿cómo poder construir el rumbo del país si no es a través del diálogo y la reflexión?”, dijo.

Asimismo, añadió que desde la bancada del PAN se han dado muestra de ello, acompañando en muchas ocasiones las propuestas de la mayoría legislativa y del Ejecutivo federal.

“Hoy mismo lo hicimos, hemos apoyado propuestas, pero no podemos hacerlo con aquellas propuestas que representan un retroceso a los derechos de los mexicanos, o que son un perjuicio para la nación, discutimos con fundamentos y con datos; con mucha convicción, pero jamás por encargo. Somos respetuosos de la ley y exigimos que se cumpla”, agregó.

Rementería del Puerto dijo que por eso se han presentado las denuncias, impugnaciones y se alza la voz, por la gente que también votó por ellos y que son mexicanos.

“México no puede volver a ser el país de un solo hombre, pero tampoco puede convertirse en el país de una sola respuesta”, concluyó.

ooOoo

Comunicado de la oficina del senador Julen Rementería del Puerto

27 de abril de 2022

Versión de la intervención en tribuna del senador Julen Rementería del Puerto, coordinador del GPPAN, para referirse a la conclusión de los trabajos del segundo periodo ordinario de sesiones del primer año de ejercicio de la LXV Legislatura.

Con su permiso, presidenta.

Quiero iniciar con un reconocimiento y un saludo a la Mesa Directiva, a su presidencia, senadora Sánchez, a cada una de las y los integrantes de esa Mesa Directiva.

Concluye un año legislativo más, inicia un periodo de receso que ojalá sea de beneficio para el Congreso de la Unión, para México.

Reconocer también y agradecer lo que valen los intentos sinceros que ha habido por parte del coordinador de la mayoría, del senador Monreal, de los coordinadores de los diferentes partidos, del senador Osorio, de la senadora Geovana, de la senadora Sasil, del senador Clemente, del senador Mancera y desde luego del senador Velasco, de cada uno de los coordinadores que han estado en el turno y que estarán, del grupo plural, en fin, de cada uno de los grupos parlamentarios.

Hoy estamos concluyendo un periodo que llama un poco justo a la reflexión que han hecho muchos de los que han hablado antes que yo y en lo general podría decir que coincido con todo lo que se ha dicho. El tema es cómo hacemos para eso que se ha dicho se convierta en realidad.

¿Cómo logramos que estemos en condiciones de traducir esas buenas intenciones en hechos concretos? Hoy México requiere hacer esa reflexión y ese alto.

Llevamos ya prácticamente cuatro años de este gobierno, cuatro años ya también de las Cámaras, la de Senadores y la de Diputados. Y me parece que es un momento suficiente por el tiempo transcurrido en el que podríamos decir ¿es este el camino que le sirve a México o debiera ser uno diferente?

Yo creo que a pesar de poder reconocer que hay cosas en las que se pudiera decir se ha avanzado, yo creo que es digno reconocer que hay cosas muchas todavía en las que se falta por hacer gran cantidad de acciones para convertir ellas en realidades que le sirvan a nuestro país.

Hemos encontrado lamentablemente un discurso polarizador que, a pesar de las intenciones que se puedan tener aquí en el Senado, no hablaré por la otra Cámara, pero que se tengan aquí en el Senado, en muchas ocasiones no se convierten en los hechos a la hora de llegar a los acuerdos o de aprobar los instrumentos legislativos.

Me parece que es la oportunidad para reflexionar y decir cómo queremos pasar a la historia, es una situación difícil para el país, venimos saliendo apenas de una pandemia, dos años nos tuvo prácticamente detenidos, y se dice que, bueno, gracias a ella las complicaciones para el desarrollo de nuestra nación fueron mayores en el tema económico, en una contracción muy fuerte de la economía que se vivió, seguramente la pandemia tuvo que ver, pero no sólo la pandemia es la responsable de la condición económica del país.

Me parece que la conducción en las políticas públicas en materia económica también tuvo que ver, y ésa le corresponde al gobierno.

Y cuando hablamos de algunos otros temas, me parece que también es justo reconocer que debemos de buscar un camino diferente al que hemos recorrido.

Hay un tema que agravia a toda la sociedad, ya lo hemos dicho aquí en otras ocasiones, el tema de la seguridad, o más bien la falta de seguridad, que perjudica a todos, no se detiene en los de oposición o en los que están con el gobierno, esto perjudica a todos, no distingue realmente los límites entre los que están con un partido o con otro, ni tampoco distingue en muchas ocasiones fronteras.

Lo que tenemos pues es que asumir esto como una tarea pendiente en la que claramente no hemos avanzado, la violencia que se vive hoy en el país, hay que decirlo, y no es un asunto de atacar a nadie, es mayor que la que había antes, los números ahí están, datos oficiales, el número de homicidios, el número de muertes violentas, los feminicidios, las desapariciones forzosas, todo esto ¿a quién agravia?: a todos, absolutamente a todos, no le preguntan para afectar a alguien a qué partido pertenece o si tiene simpatías con alguna corriente política.

Entonces eso, si lo llevamos al nivel de aceptarlo como una tarea pendiente, es muy probable que encontremos soluciones hacia adelante; y yo coincido con lo que se ha expresado aquí por muchos y quisiera puntualizar algo: en el Senado, ojo, no en la Cámara de Diputados, en el Senado yo veo una gran oportunidad, quizá porque somos menos, quizá porque nos podemos expresar con mayor fraternidad al vernos, al encontrarnos más seguido hasta en los pasillos, pues, es en el Senado donde yo creo que podemos encontrar esas acciones y esas determinaciones para permitir un México mejor.

Nadie quiere que al gobierno le vaya mal, yo no deseo bajo ninguna circunstancia que al gobierno le vaya mal; bajo una condición de un gobierno fracasado hay un pueblo que resulta dañado y es donde tenemos que entender que está en nosotros, y si otros no lo hacen por la circunstancia que sea, porque quieren seguir en polaridad, porque les gusta enfrentar la arenga, el debate, a veces sin razón, pues hagámoslo nosotros, pongámonos 128 que somos, de acuerdo, y establezcamos cuál es la ruta para mejorar en aquellas cosas que nos llegan del gobierno o llegan de otras partes, y busquemos hacer las cosas realmente con un sentido, sí de urgencia, pero al mismo tiempo de coincidencia con lo que le viene bien a México, no con lo que le viene solamente bien a un grupo político.

Van a transcurrir dos años más de esta Cámara y habrá acabado, ¿cómo queremos vernos cuando esto haya concluido?, cuando a finales del 2024 sean otros los que estén aquí y qué dirán de los que nos fuimos, aprovechamos la oportunidad de transitar, ojalá así fuera y eso se convirtiera en una realidad, en que hayamos podido pasar a la historia como la mejor Cámara, como la mejor Legislatura, pero lamentablemente, hay que decirlo también, en este momento no se perfila eso porque se atienden, desde la mayoría, y lo quiero decir así, sin ánimo de polarizar ni de entrar en discusión, muchas veces cosas que no son las mejores para México, que hay que hacerlas de una manera diferente.

Y si queremos encontrar el reconocimiento de la gente y si queremos, además, encontrar soluciones para México, tenemos que ponernos de acuerdo primero nosotros, dejando de lado posturas, las de un lado y las de otro, porque es cierto que ha habido muchas discusiones, pero a la hora de tomar los acuerdos no las traducimos precisamente en eso, en coincidencias que permitan decir: vamos, porque es lo que le conviene a México y lo que deseamos entre todos.

Pasaremos a la historia, para bien y para mal, el punto es cómo queremos ser recordados: como una Legislatura que concluyó en su segunda mitad en la Cámara de Senadores con éxito, con respeto sí a los otros poderes, pero con la suficiente determinación para decirle eso no nos sirve, eso no es lo que quiero para los mexicanos y lo que deseamos todos los mexicanos, porque aquí están representados todos, las diferentes filiaciones político-partidistas están representadas aquí en esta Cámara, todas absolutamente, lo que le sirve es hacer las cosas de una manera distinta a cómo lo están proponiendo.

Sin agraviarlo, sin insultarlo, pero sí decirle “esto no sirve, lo que necesitamos es construirlo de otra manera”.

Van a venir momentos difíciles, viene ya como se anunció propuestas a la Guardia Nacional, en materia electoral, a gran cantidad de cosas.

¿Cómo queremos pasar a la historia? ¿Solamente como receptores y digamos que aplicadores de una política que se nos manda desde otro Poder? ¿O como los intérpretes de lo que quiere la gente, de lo que necesitan los ciudadanos de este país para poder luchar?

Yo creo que ese es el camino que debemos de tener: buscar la manera de que las coincidencias, porque las hay, sé que las hay en el deseo de que a México le vaya mejor, sea lo que nos permita lograr los acuerdos.

Así que vayamos pues por ello. Vayamos por esa tolerancia que no se da hoy con los silbidos, pero busquemos la posibilidad de lograr lo que México necesita; en nosotros está, en nadie más. Solo los que estamos aquí podemos decidir lo que el Senado de la República le puede dar a México.

Busquemos que eso sea lo mejor para cada una y cada uno de los nacidos en esta nación.

Gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *