Senadora Laura Susana Martínez Cárdenas, para referirse al proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 7 y 119 de la Ley General de Bienes Nacionales

Intervención en tribuna de la senadora Laura Susana Martínez Cárdenas, para referirse al proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 7 y 119 de la Ley General de Bienes Nacionales.

 

 

 

29 de abril de 2021

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Laura Susana Martínez Cárdenas, para referirse al proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 7 y 119 de la Ley General de Bienes Nacionales

Compañeros y compañeras Senadoras:

“En el mar la vida es más sabrosa”.

Sin duda alguna, todos estamos a favor de garantizar a los mexicanos el acceso y el disfrute de nuestros recursos naturales, en particular el disfrute de nuestras playas mexicanas.

Con esa finalidad recientemente este Congreso reformó la Ley General de Bienes Nacionales que incluso ya entró en vigor, en la que se incorporaron herramientas que obligan a autoridades y a particulares a permitir el libre acceso y el uso de playas.

Y para garantizarlo se establecieron procedimientos y sanciones que van desde multas económicas hasta la suspensión de las concesiones.

Ahora, lo que aquí se está proponiendo es ampliar la franja de las playas de diez metros, más de lo que actualmente establece la ley, para garantizar a los mexicanos el disfrute de un mayor espacio de terreno con playa.

Sin embargo, dicha ampliación conlleva a un recorte del 50 % al terreno que conforma la Zona Federal Marítimo Terrestre.

Este recorte, compañeros, debe de revisarse ya que se corre el riesgo de causar graves daños al medio ambiente y al turismo.

Y me explico, todos los municipios que cuentan con playas y con concesiones de la Zona Federal Marítimo Terrestre, por las que se cobra un derecho por disposición de la Ley Federal de Derechos, utilizan los recursos de ese concepto para la recuperación, conservación y mantenimiento de las playas; para la recolección de basura y el cuidado de la fauna que ahí anida; y la reposición de arena que se lleva el mar, como en el caso de nuestras playas tan bellas de Quintana Roo.

El recorte de la Zofemat implica la disminución de concesiones y la disminución de ingresos para los municipios, lo que impactará directamente en el descuido de las playas, y nadie, ninguno de los que estamos aquí queremos eso para nuestras playas.

Desde el punto de vista del turismo, perjudicará en las llegadas de turistas nacionales y extranjeros, lo que se traduce en la disminución seria de ingresos para familias que viven de este rubro, que es el turismo.

Como quintanarroense esto nos preocupa y ocupa mucho, ya que el turismo es la principal economía en nuestra entidad y la principal fuente de ingresos de los quintanarroenses.

Como Senadora de un estado que cuenta con grandes bellezas naturales, con kilómetros de playa y que viven del turismo, es importante garantizar el disfrute de estas playas, pero también su preservación, su conservación, su cuidado, pero, sobre todo, ser cuidadosos con el medio ambiente y cuidando nuestro principal rubro, que es el turismo, un sector fundamental para el país.

De eso se trata mi participación, de cuidar esa parte. Por ello, he presentado el día de hoy una reserva que expondré en mi siguiente intervención.

Muchas gracias.

–000–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *