Intervención del senador Carlos Alfredo Olson San Vicente, para referirse a la Agenda Política

Intervención del senador Carlos Alfredo Olson San Vicente, para referirse a la Agenda Política.

 

 

20 de enero de 2021

Versión de la intervención del senador Carlos Alfredo Olson San Vicente, para referirse a la Agenda Política, para referirse a la relación bilateral con los Estados Unidos de América

 

Con la venia de la Presidencia y con el gusto de tenerla nuevamente aquí, con salud, Presidenta.

Hoy, miércoles 20 de enero, se llevó a cabo la ceremonia de investidura de Joe Biden y Kamala Harris, como presidente y vicepresidenta de los Estados Unidos, con lo cual se concluye el proceso de sucesión presidencial en los Estados Unidos e inician de manera formal los trabajos conjuntos entre el Ejecutivo y el Legislativo de aquella nación.

Desde el PAN se hicieron votos porque la ceremonia de toma de protesta intitulada “Una democracia con determinación, forjando una nación, una unión más perfecta”, se desarrolle en paz y con un alto sentido democrático y cívico.

No se deja de lado mencionar que la administración de Trump supuso la introducción de altos niveles de incertidumbre y de imposición a México de decisiones unilaterales, que todos lo estamos resintiendo en la migración y en la realidad fronteriza y la protección derechos humanos.

Por ello, para el grupo de Acción Nacional, la llegada del nuevo gobierno y nuevos legisladores al Congreso federal de los Estados Unidos, representa una oportunidad para replantear las relaciones bilaterales de México con el vecino del norte, las cuales quizá sean las más importantes para la diplomacia nacional.

México y Estados Unidos comparten la frontera más transitada del mundo, siendo el lugar de una gran cantidad de recursos naturales, compartidos y fungiendo como espacio dinámico entre las relaciones políticas, económicas y sociales, se vinculan estrechamente a ambas naciones. Además, la relación que sostiene México con Estados Unidos es una de las más complejas, maduras e institucionalizadas del mundo. Por ello es importante que se mantenga una estrategia para definir la agenda común en temas prioritarios, sobre todo de gran interés para el territorio nacional.

No se deja de lado mencionar que México es el tercer socio comercial de Estados Unidos y el primer destino de las exportaciones de California, Arizona y Texas. El comercio bilateral ha ascendido a más de 521 mil millones de dólares y la inversión extranjera directa entre Estados Unidos y México ha sumado en promedio 246 mil millones de dólares anuales.

Por otro lado, con la llegada del presidente Biden, Estados Unidos intentará retomar el liderazgo muy importante en materias como el cambio climático y la migración. Por ejemplo, una de las primeras órdenes del presidente Biden es que impulsará a que Estados Unidos se una de nuevo al Acuerdo de París, relacionado con el cambio climático. Asimismo, se ha informado que el presidente Biden propondrá un camino para que 11 millones de migrantes obtengan ciudadanía, intentando regularizar su situación migratoria de las personas.

La entrada de este nuevo gobierno debe ser una oportunidad para que las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos se fortalezca, se debe aprovechar las oportunidades para robustecer el diálogo económico de alto nivel, influir en el rediseño de las disposiciones legislativas, evitar el enfoque persecutorio en la agenda migratoria e impulsar el T-MEC como un elemento estratégico para la relación económica bilateral.

Por eso el Grupo Parlamentario del PAN exhortamos al presidente López Obrador, a desplegar una política responsable, institucional, de Estado, proactiva y de buena fe. Frente a la entrada de un nuevo gobierno de Estados Unidos, le pedimos que no escatime esfuerzos para aprovechar plenamente las múltiples coincidencias de cooperación y recuperar la agenda de integración a la región norteamericana, defendiendo en todo momento los derechos de los mexicanos.

El Grupo Parlamentario del PAN ha defendido siempre la necesidad de una política exterior de grandes consensos, que unifiquen, que fortalezcan a la nación mexicana en su conjunto, frente a sus socios principales en el exterior.

En consecuencia, trabajaremos también para llevar a cabo, cuanto antes posible, una reunión interparlamentaria que ponga las bases de esta nueva etapa de entendimiento, intercambio y contribución sustantiva a las relaciones entre ambos países para abordar los desafíos comunes que se nos avecinan.

Es cuanto, Presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *