Intervenciones de las y los senadores del PAN en la comparecencia del titulares de Salud

Intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud.

12 de octubre de 2020

Versión de la intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud

Muy buenas tardes, subsecretario López-Gatell; muy buenas tardes, doctor Novelo, titular de Cofepris; doctor Navarro, presidente de la Comisión de Salud; compañeras y compañeros integrantes de esta Comisión.

Sin duda, esta comparecencia es muy importante y, antes de iniciar con mis preguntas, me voy a permitir quitarme el cubrebocas, quiero hacer un énfasis especial porque lo que hoy se tiene que responder no es a una senadora o a un senador, la respuesta son a millones de mexicanas y mexicanos que han tenido dudas desde que inició esta pandemia y quizás desde que inició la administración.

Subsecretario, en la comparecencia en el mes de mayo hubo demasiados vacíos en las respuestas que se hicieron, en las respuestas que se dieron y algunas preguntas que quedaron sin contestar, pero también me llama la atención que hoy en su exposición no se mencione absolutamente nada de las vacunas para niños y niñas, que es una responsabilidad de la Subsecretaría su cargo, que más bien la exposición venga sobre las estadísticas de Coneval y no sobre las acciones que se están haciendo desde esta administración porque, de acuerdo con estimaciones del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, la Unicef, y la OMS, la proporción de niños mexicanos que reciben vacunas recomendadas para prevenir enfermedades cayó en 2019 a niveles no registrados en al menos una década.

El porcentaje de infantes nacidos a los que se les suministró la vacuna BCG contra tuberculosis fue de 76 poR ciento, en 2019, 20 puntos porcentuales menos por debajo del nivel registrado el año previo; la estimación de lactantes vacunados contra difteria, tosferina y tétanos fue del 84 por ciento con al menos una dosis…

Intervención senador Miguel Ángel Navarro, presidente de la Comisión de Salud.

Senadora Alejandra Reynoso Sánchez (ARS): Gracias, presidente.

Me refería a la estimación de lactantes vacunados contra difteria, tosferina y tétanos, fue del 84 por ciento en 2019, con al menos una dosis (inaudible); en 2018, el nivel fue del 90 por ciento y en el 2015 del 99, es decir, estamos en los niveles más bajos desde 2015 en aplicación de vacunas, y esto es parte de la responsabilidad de prevención y promoción a la salud.

Pero también la duda sigue existiendo. Después del escenario catastrófico que usted nos mencionó que se vería si llegábamos a las 60 mil muertes, ¿cómo le llamaría usted, subsecretario, al siguiente escenario?, cuando ya vamos cerca de las 85 mil, ya pasamos por la alerta, por la fase 1, 2, 3, ya llegamos al escenario catastrófico de llegar a 60 mil, vamos en casi 85 mil, ¿cómo se le llama a este escenario?

Los números siempre confundieron a propios y extraños, tanto los números de los medios nacionales como internacionales, así como los datos de propios gobiernos estatales, pues nomás después de 6 meses no checan, no hacen sentido.

Lo comentaba hace un momento mi compañera Silvana, Mike Ryan, director del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OMS, todavía hace poco más de un mes, en el mes de agosto, declaró: la escala de la pandemia por el Covid-19 está subestimada y poco reconocida en México, ¿será que los de la OMS no son expertos ni científicos y quizás no conozcan el sistema de salud en México?, porque, señor subsecretario, de acuerdo con estas declaraciones, el especialista señaló que además el número de pruebas, siendo todavía insuficiente, el nivel de positivos era del 50 por ciento, lo que significaba que mucha gente no está bien diagnosticada o se le diagnostica tarde.

¿Insistirá en que el modelo centinela ha sido todo un éxito en esta pandemia?

También somos un país que ha perdido la mayor cantidad de vidas en su personal de salud, ¿en verdad esto no le da enojo, frustración, a las personas que se juegan el papel más importante en esta batalla?, le recuerdo unas palabras que usted dijo en la mañanera, en Palacio Nacional, esas batas transparentes y los insumos que circulan en las fotos no tienen una indicación de uso clínico, es decir, no son ni para médicos ni para enfermeras.

Señor subsecretario, una mentira más porque en los institutos de especialidad y en los hospitales de los estados fue el primer material que les llegó no para la comunidad, no para los centros comunitarios o la gente que estuviera fuera, sino para los médicos, las enfermeras, quienes estaban dando la batalla al frente de esta pandemia. Primer lugar a nivel mundial en quienes han perdido la vida, trabajadores del sector salud.

Y una pregunta que le hice al secretario de Salud y que no me supo o no me quiso responder, las disposiciones que usted ha implementado ¿son de usted o del Consejo de Salubridad General?, porque cuando se declaró la pandemia y la emergencia sanitaria se hizo todo un show, incluso incluyeron al secretario de Relaciones Exteriores como integrante del Consejo de Salubridad para que pudiera ser el vocero, y de repente nos cambiaron al vocero y ya no supimos si el Consejo de Salubridad General asumió la responsabilidad de esta pandemia o sólo usted como vocero.

En las pocas reuniones que se tuvieron del grupo de seguimiento al Covid-19 de este Senado de la República tuvimos una muy importante, en donde nos explicaron especialistas sobre un medicamento que se estaba empleando desde el mes de mayo como un medicamento emergente y que incluso desde entonces se ingresó a la Cofepris, pero las contradicciones en México siempre han sido la moda en esta pandemia, porque por un lado el secretario Alcocer declaraba que mejoran los pacientes con él con el uso de este medicamento, Remdesivir, y luego al día siguiente, subsecretario, usted y en los días posteriores declaraba Remdesivir no es suficientemente útil para pacientes con Covid, pero qué creen, qué más de 40 países lo empezaron a utilizar como un medicamento emergente, consciente que todavía no estaba el registro de Cofepris.

En Japón se empezó a utilizar, se empezó a utilizar en Estados Unidos, incluso intentaron donarle a nuestro país para que pudiera ser utilizado. Y sabe qué, esto sí podía evitar vidas.

Los estudios que recientemente se han publicado qué es lo que dicen: mejoría en el desenlace clínico, un 32 por ciento en la tasa de recuperación; cuatro días de estancia hospitalaria con reducción del tiempo de recuperación, 65 por ciento más posibilidades de mejoría clínica al día 11; reducción en la progresividad de la enfermedad; reducción en la mortalidad; el 62 por ciento del riesgo de mortalidad comparado con el tratamiento estándar.

Subsecretario, sí había formas de evitar muertes, sí había formas de evitar ese exceso de mortalidad, señor subsecretario.

Ya lo dijo el Inegi, los datos que nos presentan por mucho, por mucho no son los datos reales, lo han dicho expertos internacionales y nacionales, hay un exceso de mortalidad que no está registrada.

Sólo supimos que se acabaron los certificados de defunción, ¿eso no era una señal de un exceso de mortalidad no registrada?

Por favor, señor subsecretario sí existen otros datos que nos dan las estadísticas de especialistas de la OMS, Inegi, pero también, subsecretario, basta de mentiras.

México necesita hablar con honestidad.

Muchas gracias.

ooOoo

 

 

12 de octubre de 2020

Versión de la intervención del senador Marco Antonio Gama Basarte, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud

Gracias, senador; Señoras y señores senadores de la República, muy buen día tengan todos ustedes; doctor José Alonso Novelo Baeza; doctor Hugo López Gatell, sea bienvenido a este ejercicio de rendición de cuentas y equilibrio republicano entre poderes.

México y el mundo viven sin duda la que quizás sea una de las más grandes crisis epidemiológicas en toda la historia de la humanidad.

Tras de sí, ha dejado un escenario desolador, miles de vidas segadas y la misma cantidad de familias tocadas por el dolor de haber perdido un ser querido, así como secuelas de salud difíciles de superar en quienes pudieron o han podido sobrevivir a la enfermedad.

En nuestro país hablamos ya de más de 815 mil contagios y más de 84 mil personas fallecidas.

Hace mucho ya que quedó superado el escenario catastrófico de los 60 mil decesos, ¿cómo le llamaríamos a este nuevo escenario?

Y eso ocurre en buena parte porque el Gobierno federal ha estado permanentemente rebasado, desde el primer y hasta el último día y que en todo ese lapso ha sido incapaz de asumir sus responsabilidades con la más elemental autocrítica.

A siete meses de distancia y luego de decenas de miles de mexicanos que perdieron la vida, con más convicción que nunca digo que las cosas debieron hacerse mejor; que las cosas debieron hacerse con ética pública; que las cosas debieron hacerse sin politiquería. Simple y sencillamente, que las cosas debieron hacerse bien.

¿Qué hubiera pasado señor subsecretario, si desde el inicio se hubieran realizado pruebas? ¿Cómo estarían los contagios si desde el inicio se hubiera recomendado el uso de cubrebocas, como lo hizo hoy usted vehementemente al inicio de esta comparecencia; si con esa vehemencia hubiéramos iniciado el cuidado de la pandemia, cómo estaríamos ahorita, incluyendo a los funcionarios que se negaron permanentemente a utilizarlo?

¿Cuánto se habría cumplido la desmovilización social si esa medida no sólo se le hubiera impuesto a la sociedad, sino también a los gobernantes politiqueros que siguieron siempre de gira y en actividades de abierta autopromoción?

¿Cómo estaría la credibilidad de las autoridades, si en lugar de preocuparse por descalificar a quienes proponían medidas como el uso generalizado del cubrebocas, y menciono con mucho respeto, como Don Mario Molina –que en paz descanse–, y se hubieran ocupado de apreciar toda aquella acción que incidiera en mejorar el cuidado de la salud de los mexicanos?

¿Cuál sería nuestra realidad si el Gobierno hubiera asumido las experiencias de otros países como referentes aleccionadores, en lugar del autoelogio, la manipulación y la autocomplacencia?

De una cosa estoy seguro, si lo hubieran hecho, el manejo de la pandemia que hizo el Gobierno mexicano no sería una vergüenza, muchos mexicanos no se habrían contagiado y otros más sin duda habrían salvado la vida. Pero dicen, y dicen bien que el hubiera no existe. Y no existe porque en este país el Gobierno no busca el bien común, ni toma las decisiones que beneficien al pueblo de México.

El Gobierno está convertido en el brazo electoral del partido oficial y no hay política, programa o acción gubernamental que no se inscriba en una lógica de divisionismo, de golpeteo,  de demagogia o uso faccioso de las instituciones.

Y hoy nos dicen que no se politice, cuando ustedes sin pudor, escrúpulo, o recato, incluso las políticas de salud en plena contingencia sanitaria, han sido víctimas de un agente patógeno que ha contagiado la vida social y ha contaminado los términos del sano debate público, y aquí ya vimos varios ejemplos. Y me refiero al virus del odio que desde el poder se inocula todos los días en la sociedad, para provocar una polarización estéril que sólo sirve para distraer y anular precisamente la rendición de cuentas.

Subsecretario Hugo López- Gatell, el tiempo es sabio y un día esta pandemia pasará. Cuando ello ocurra, los mexicanos daremos gracias a Dios porque recuperaremos la tranquilidad y tendremos una oportunidad para reflexionar y aprender de la experiencia, pero sepa usted algo, la historia será implacable con aquellos funcionarios que teniendo en las manos el sagrado deber de cuidar a las familias mexicanas, eligieron la frívola soberbia de salvarse a sí mismos y someter sus conocimientos al servilismo de una lealtad ciega que llenó de luto al país.

Es cuanto, senador Presidente.

ooOoo

 Versión de la intervención de la senadora Martha Márquez Alvarado, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud

Muchas gracias, presidente.

Bueno, pues de antemano le pido disculpas al subsecretario y al doctor Novelo, pero a nombre del Senado porque si ustedes ven este tipo de cosas es porque así lo ha impuesto la mayoría, porque este ambiente así lo ha puesto la mayoría de Morena en el Senado, si hoy les gritamos, los insultamos y les faltamos al respeto es porque a nosotros nos insultan, nos gritan, nos humillan, violan el reglamento del Senado en diferentes sesiones, así que una disculpa a nombre del Senado.

Fíjense que desde el Senado se ha tratado muy mal a los papás de niños con cáncer, esto sentará un precedente histórico dolorosísimo para nuestro país; y, pues bueno, en esta comparecencia hicieron trampa como siempre, y le quisiera pedir, presidente, ya que suben a hablar de nosotros, de los senadores, y no, no estamos aquí para debatir sobre los grupos parlamentarios, estamos aquí para hacer un ejercicio democrático, un ejercicio legislativo en el que ellos vienen a rendirnos cuentas, no se equivoquen, hicieron trampa porque juntan a dos, al bueno y al malo, y el pobre doctor Novelo se siente como hasta fuera de la comparecencia porque nos estamos enfocando un poco más al subsecretario por el tema de la pandemia.

Y no, no son faltas de respeto, es dolor, es verdad, es realidad, subsecretario, es la realidad que viven nuestros representados porque representamos a los mexicanos.

Entonces pues les informo que tienen un legislativo muy malo, una mayoría de Morena muy mala y que si…, no sé si ellos no les permitan venir, o sea Olga Sánchez Cordero, o ustedes propiamente, pero lo bueno es que aquí estamos.

Al doctor Novelo le digo: doctor, con mucho respeto, ¿para cuándo su renuncia?, es la más esperada, ¿para cuándo?, me encantó este discurso romántico, ese que usted no lleva la realidad, porque usted está actuando así, usted está actuando bajo intereses personales porque usted sigue cobrando mientras en la Cofepris no pasa nada y se lo han dicho de diferentes maneras, se lo dijo Patty Mercado de manera sumamente respetuosa, se le hacen ver las cosas, pero no lo entiende.

Y pues debe ser muy fácil dar estos discursos ideológicos mientras su jefe le aplaude, mientras el presidente le aplaude porque sí, un espantajo sirve muy bien para la corrupción, y por eso su presidente le aplaude.

¿Sabía usted, comisionado, que los senadores de Morena expresan aquí en el Senado que usted no la hace en el encargo?, ¿lo sabía?, discúlpeme que se lo diga, pero por eso la solución del presidente es centralizar, por eso le están quitando a usted la Cofepris y se la dejan aquí al subsecretario y lo hacen venir aquí como para para minimizar esta comparecencia, y se lo digo no faltándole al respeto, señor comisionado, sino se lo digo siendo menos hipócrita y menos traidora a la Patria que sus senadores de Morena.

Doctor Novelo, así es el servicio público, ¿y sabe quién es el que se robó los medicamentos?, ¿sabe quién se robó los 37 mil 956 medicamentos oncológicos?: usted, usted y el subsecretario y el presidente, sí, señores, sí, porque ustedes decidieron realizar este desastre (inaudible), sí, sí, porque así es el servicio público, esos medicamentos que hoy les faltan a los niños con…, permítame, presidente, por favor continuar, orden…, sí, por eso me la paso presentando denuncias, ya llevo 12.

Bueno, lo bueno es que el tiempo es libre.

Sí, señores, sí, señor presidente, Andrés Manuel, sí señor comisionado, sí señor subsecretario, ustedes se robaron estos medicamentos que faltan porque así es el servicio público, porque si yo tomo malas decisiones, yo soy…, las veces que quieran lo repito.

Y continúo: sí señor presidente Andrés Manuel, sí señor comisionado, sí señor subsecretario, ustedes se robaron 37 mil 956 medicamentos oncológicos, sí, ustedes porque así es el servicio público, porque ustedes decidieron en todos los ámbitos iniciar este desastre con los medicamentos y con esta empresa (inaudible).

¿Y pues qué le digo, señor comisionado?: usted es responsable del desabasto, usted es el culpable, usted que es un pan de Dios, usted que es buenísima persona, pero usted es el culpable junto con quienes le aplauden; sobre sus hombros, sobre los hombros del presidente Andrés Manuel las muertes  de los niños con cáncer, sobre los hombros de usted, subsecretario, las muertes de los niños con cáncer; sobre sus hombros las muertes de los niños, subsecretario, aunque se nos mueran parientes a nosotros, aunque se nos mueran parientes de cáncer o de Covid, sobre sus hombros porque ustedes están tomando las decisiones.

No puede, doctor, y reconózcalo, que no tiene el perfil, ni siquiera el que establece la ley, eso se lo dije hace un año, y ni modo, ahora a aguantar porque vienen cada año; renuncie, por favor, sería un gran presidente de Morena, usted que habló de todo esto, esta ideología de Morena, es perfecto, ahorita que traen el conflicto ahí en Morena, usted puede ser un buen presidente para que los haga pisar el piso que es lo que hoy más les falta; usted puede ser un buen presidente de Morena, renuncie por favor, comisionado, porque ya hay un desastre.

Señor subsecretario le informó que usted tiene estudios de médico cirujano, usted tiene especialidad en medicina interna, usted es maestro en ciencias médicas y es doctor en filosofía, es un gran perfil, pero su cargo de subsecretario lo está realizando como un niño de primero de primaria; sí, subsecretario, porque de segundo a quinto de primaria nos enseñan a aprender la jerarquía de las leyes, los niños aprenden que la Constitución está por encima de las leyes y usted no está haciendo eso, usted no está cumpliendo la Constitución.

El artículo 128 constitucional establece que todo funcionario público, sin excepción alguna, porque a usted se le hacen excepciones, antes de tomar posesión de su encargo prestará la protesta de guardar la Constitución y las leyes que de ella emanen, y usted  está violando constitución, usted y el presidente.

Porque usted ha ignorado lo que marca la Constitución en el artículo 73, fracción 16: el Consejo de Salubridad General dependerá directamente del Presidente de la República, sin intervención de ninguna secretaría de Estado, mucho menos de un subsecretario, mucho menos.

Usted le ha quitado el lugar al Secretario de Salud y lo están utilizando; usted, un subsecretario utilizando al Secretario y ustedes viola la Constitución.

Y es por eso que no tengo nada que decirles, simplemente a los mexicanos les digo que onviamnte sería mejor que en lugar de que él estuviera todos los días a las 7 sería mejor escuchar a la presidenta de la Academia Nacional de Medicina, al presidente de la Academia Mexicana de Cirugía, al rector de la UNAM, al presidente de la Academia Mexicana de Pediatría, al presidente de la Academia Nacional de Ciencias Farmacéuticas; sí, pues todos ellos, todos ellos forman parte del Consejo de Salubridad General y no debería de ser él quién estuviera todos los días a las 7 haciéndose promoción personal.

Ese discurso, subsecretario, este discurso necio, ese discurso simple, bodoque, nemo, lelo, de engañar a los mexicanos, pero ni modo, así es esto, que lo juzgue cada mexicano ese discurso y sus presentaciones.

Por eso yo no tengo tanto que decirle ni le preguntó nada, porque sé que se va a burlar de ello, porque usted está subido en un ladrillo, subsecretario; por eso no le hago sugerencias, por eso no le pregunto por qué están tan mal las cosas, porque usted no está escuchando; si no respeta la Constitución mucho menos respeta a los mexicanos.

Señor subsecretario, por eso yo no le hago sugerencias ni le digo cómo están de malas cosas en el país, lo único que le digo, subsecretrario, es que si usted el día de hoy sigue dando conferencias de prensa a las 7 diciiendo “hay más muertos, hay más contagiados; hay más muertos, hay más contagiados”, ese es el único mensaje que usted le transmite a los mexicanos, un mensaje de muerte, de angustia, de tristeza, de derrota, de fracaso, solo ese.

El mexicano más humilde, llevando tantos días -cuántos días llevará, todos los días, más de 40 de seguro-,  cualquier mexicano con el mínimo grado de estudios diría: “ah caray, tengo que decir algo diferente, tengo que hacer algo diferente, tengo que hacer algo por mí país”, por instinto.

Entonces yo le digo, señor subsecretario, que si usted el día de hoy vuelve a salir a las 7 yo voy a presentar una denuncia penal en su contra, por cada vez que usted salga a decirnos a los mexicanos lo mismo, porque no es justo, porque se han muerto más de 83 mil personas por Covid y él sale todos los días a las 7 a decir “hay más muertos, hay más contagiados; hay más muertos, hay más contagiados”.

Cada día que usted salga a decir lo mismo sin una estrategia yo presentaré una denuncia penal en su contra, cada día, porque cada día usted se burla de los mexicanos.

ooOoo

Intervención de la senadora Lily Téllez, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud.

 

 

12 de octubre de 2020

Versión de la intervención de la senadora Lily Téllez, en la comparecencia del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, y del titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza, ante la Comisión de Salud

Buenas tardes. Buenas tardes, Leonardo.

Buenas tardes Doctor López-Gatell, no, no, no es como para que agradezca con la mano en el corazón, porque usted no es bienvenido, batallamos mucho para traerlo, está usted aquí prácticamente a fuerzas, le querían hacer algo parecido a un baby shower las senadoras de Morena, pero afortunadamente ya lo tenemos aquí.

¿Por qué no se hicieron el número de pruebas diagnósticas que se hicieron en otros países? Si la OMS ha recomendado que se hagan las pruebas. ¿Por qué insiste, cuando la OMS se mantiene en la necesidad de hacer pruebas?

Como usted es ciego o miente yo le voy a decir porqué, así que puede no escribir. Usted quería quedar bien con el presidente de la República y le ofreció resolver todo a bajo costo, claro, con pruebas iba a ser carísimo y con el modelo Centinela baratísimo.

Usted, Doctor López-Gatell, es la encarnación de ese sabio dicho popular, lo barato sale caro. Usted y su trabajo de baratija, de cuarta, ha costado más que dinero, su trabajo, su barato modelo Centinela, su incompetencia, su vulgar ambición, su arrogancia y vanidad se han pagado con la muerte de seres humanos.

Ponga atención, aunque vaya en primero de primaria, como dijo acertadamente mi compañera. ¿Lo ve? México tenía reportados ayer domingo por la mañana 814 mil 328 casos y 83 mil 642 muertes, con esas cifras la letalidad en México se ubica 10.3 por ciento. Si vemos los ocho países más contagiados del mundo, sus tasas de letalidad andan en el 3 por ciento, entonces, entonces Doctor Gatell, por qué México tiene la letalidad más alta de todos, repito, por qué México tiene la letalidad más alta de todos.

No es por complots, no es por comer gansitos, no es por medios de comunicación, no es por el neoliberalismo, no es por la conquista española, Doctor López-Gatell.

México, con las cifras oficiales de muertos, debería tener algo así como dos millones 788 mil contagiados. Si sabe usted matemáticas estará de acuerdo conmigo.

Y le voy a decir porqué, dado que usted es ciego o miente. Hay un sub registro de contagiados porque no hacen más pruebas, esto es sumamente malo porque hay gente contagiada allá afuera, con y sin síntomas que están contagiando otros y ustedes no están haciendo nada.

El problema es que sabemos que hasta los muertos tienen sub registro y las cifras, según usted, se conocerá hasta el 2022, en que el Inegi los cuente, no ponga cara de sorpresa porque son sus propias palabras.

Esto es una vergüenza, si hacemos caso a lo que usted le dijo a The Economist, la cifra negra es de ocho veces más contagiados, es decir, ya deberíamos de estar en seis millones de casos. ¿Sigue usted con ese estimado? ¿Ya cambió su opinión? ¿Le mintió a The Economist y dijo la primera cifra que se le vino a la cabeza, porque en ese momento pensó que la cosa nunca llegaría tan alto ¿Cómo es posible que el responsable del manejo de la peor crisis de salud en la historia de México no sepa cuántos pacientes hay y cuántos han perdido la vida?

Ahorita presumió Campeche, claro, Campeche ha bajado su número de pruebas, Doctor López-Gatell.

Usted dice que hacer pruebas no cambia el impacto ni la proyección epidemiológica, verdad, entonces por qué s los políticos importantes de este país les han hecho las pruebas al menos síntoma, un grado más de temperatura, un estornudo, un ligero dolor de cabeza, y claro, los secretarios y la gente privilegiada, los políticos privilegiados ya tiene pruebas. Y, sin embargo, el pueblo mexicano se tiene que estar muriendo prácticamente para que le hagan una prueba.

Su cara de sorpresa, su cara de sorpresa y las carcajadas de la senadora Malú Micher, que se sientan sobre más de 80 mil muertos.

Guarde silencio. Es increíble, salga de aquí si me va a estar interrumpiendo. Presidente, si usted no pone orden, lo tengo que poner yo.

Gracias, presidente.

Doctor López-Gatell, prepárese porque se va a sorprender todavía mas. Antes del 24 de agosto se ignoraba al 36 por ciento de los pacientes con síntomas.

La sensibilidad del sistema de diagnóstico mexicano, usted se ha de acordar, definición operacional de Covid, era 21 por ciento más baja que en Europa, 36 por ciento más que en Estados Unidos, esto quiere decir que México mandaba a su casa a uno de cada tres pacientes con Covid y sin derecho a prueba.

Ahora, alguien de su equipo corrigió, por fin, Doctor.

Y ya nuestros criterios diagnósticos son casi tan sensibles como los de la Unión Europea, pero…, levante más las cejas, a ver si así lo entiende, pero durante seis meses mandaron a sus casas al 36 por ciento de los pacientes que llegaron con síntomas que ustedes no reconocían como síntomas, ese 36 por ciento son 270 mil personas, 270 mil seres humanos que mandaron de regreso a sus casas con Covid y quién sabe qué pasó con ellos.

Usted es ciego o miente, insisto, porque se le olvidó que estamos hablando de seres humanos, se le olvidó que son personas, que no son cifras, y se dice doctor, usted no hace trabajo de médico, usted decidió no hacer pruebas, usted mandó a casa a 36 enfermos de cada 100, se obsesionó con una curva que nunca bajó y, como broche de oro, por si todavía le queda capacidad de sorpresa, como broche de oro, el 73 por ciento de los intubados se muere, esta cifra es significativamente, y usted sabe que significativamente en su área de especialidad es una palabra clave, ¿sí o no?, le da miedo negarlo porque sabe, sabe que mi información viene de epidemiólogos de verdad, el 73 por ciento de los intubados se muere, esta cifra es significativamente más alta que la de los países desarrollados.

Usted ha dejado aquí, doctor López-Gatell, una constancia de las tres íes que le caracterizan, tres letras i: ignorancia, incompetencia, ideología.

Con todo respeto a los invidentes, con todo respeto a las personas ciegas, empezando por mi propio padre, le voy a entregar su cetro, pequeño virrey del país de las camas vacías y de los muertos en casa; con su lealtad a ciegas al presidente, usted sólo ha dado palos de ciego.

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *