Senadora Kenia López Rabadán para referirse al movimiento convocado para el 9 de marzo

Intervención, desde su escaño, de la senadora Kenia López Rabadán para referirse al movimiento convocado para el 9 de marzo

 

 

Muchas gracias, presidenta.

Primero que nada, felicitar, por supuesto, este acuerdo que, sin duda, refrenda lo que hemos dicho en diversas ocasiones y ya por diversos días.

Primero, que esto no es de derechas ni de izquierdas, esto no es de neoliberales o de marxistas, ésta es la realidad que nos está avasallando en nuestro país, la realidad es que 10 mujeres diarias son asesinadas en México, que el número de feminicidios en un año ha pasado de mil, que evidentemente todos los días hay exigencias públicas, desde la sociedad civil, para que el próximo 9 de marzo podamos visibilizar nuestro actuar no estando en los espacios públicos.

Así es que el Senado hoy hace lo que nosotros hemos exigido, hemos dicho públicamente, y es que es un tema de todas y de todos.

Es increíble la obsesión del Ejecutivo federal de todos los días dividir al país, hoy nuevamente lo volvió a decir en su mañanera, hoy nuevamente volvió a separarnos, y este mensaje que hoy da el Senado de la República me parece que es absolutamente incluyente.

No tiene que ver con ideologías, no tiene que ver con partidos, tiene que ver con que la gente no está haciendo su trabajo, con que las mujeres no estamos seguras, con que cada uno de los que son responsables o corresponsable de que las mujeres hoy no estén seguras, se den cuenta de este lacerante problema.

Solamente decirle y acompañar la petición que ya se ha hecho: es claro que en México y en este Senado de la República, además de diversas empresas, la subcontratación, que, por cierto, es un tema de este Senado en estos días, la subcontratación obliga a que tengamos muchas mujeres acompañándonos en el Senado de la República que dependen de una empresa y ojalá y a ellas también, presidenta, se les pueda acompañar para que la empresa que las contrata, a la cual nosotros subcontratamos, pueda permitirles que sean parte de este movimiento nacional y que el 9 de marzo visibilicen, junto con las senadoras, las asesoras, las áreas técnicas, visibilicen su ausencia y no estén las compañeras de “outsourcing” en posibilidades de ser ni descontadas de su sueldo ni recriminadas en su trabajo por formar parte de este movimiento.

Muchísimas gracias, presidenta.

Es claro que el movimiento feminista no tiene dueño, no tiene ideología y no tiene colores, qué bueno que el día de hoy el Senado de la República está siendo parte de este movimiento nacional.

Gracias, presidenta.

–000–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *