Senadora Alejandra Reynoso Sánchez, para presentar el posicionamiento del Grupo Parlamentario del PAN, en materia de etiquetado de alimentos

Intervención en tribuna de la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, para presentar el posicionamiento del Grupo Parlamentario del PAN, al dictamen por el que se por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud.

22 de octubre de 2019

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, para presentar el posicionamiento del Grupo Parlamentario del PAN, al dictamen por el que se por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud

La salud, lo hemos dicho en diversas ocasiones, es lo más importante para el Partido Acción Nacional.

La salud en los niños y en las niñas por supuesto que tiene que ser una prioridad para el Estado, porque en esta etapa se establece principalmente la calidad de vida que habrán de tener en los siguientes años.

Y quiero decirles que el PAN votaremos a favor de este dictamen, pero no podemos dejar de señalar y hacer algunas observaciones en torno a lo que estamos discutiendo. Primero, porque se nos presenta esta reforma en materia de sobrepeso, obesidad y etiquetado.

Y perdón que lo diga, es una reforma de etiquetado, pero que no atiende el tema de obesidad y de sobrepeso. ¿Y por qué lo digo? Porque la solución no es la solución como se está planteando; la solución para poder atender el problema de obesidad y de sobrepeso va mucho más allá de una etiqueta, va en la educación, va en la activación física.

Siguiente, porque tampoco hay una vinculación precisamente con otras áreas que es importante que se tengan para cambiar hábitos alimenticios. Además, creo que vale la pena que hagamos la reflexión sobre la tarea de las cámaras, tanto de Senadores como de Diputados, cuando son colegisladoras, cuando son cámaras revisoras.

Y creo que vale la pena mencionar cómo fueron los tiempos en este proceso. Primero, porque se reciben el Senado esta minuta el primero de octubre, casualmente se publica a través del Comité de Mejora Regulatoria la norma a la que se refiere la minuta, es decir, antes de que se discutiera incluso en la propia Comisión de Salud ya el Comité de Mejora Regulatoria tenía el proyecto listo, está publicada la norma para su revisión, sin ni siquiera estar discutido mucho menos en este pleno y no estando así en la Comisión.

Creo que es importante decir una vez más que se tiene que respetar la Soberanía de este Senado y el proceso legislativo, que queremos hacer las cosas, pero hagámoslas bien, que nos preocupa la salud, que no se preocupan los programas y, por supuesto, que todo lo que sea para bien de los ciudadanos lo vamos a apoyar.

También se señaló, y como bien se dijo en la senadora que me antecedió, en el artículo 210 habla de los compromisos que México tiene y que me parece que no se están valorando en este momento, cuando por un lado tenemos reuniones con legisladores, principalmente de Estados Unidos para poder revisar la aprobación del T-MEC, y que no se considere este proyecto y este dictamen y el impacto que puede tener tanto en los compromisos hechos por México, como la propia economía, cuáles son los alcances y que eso no lo sabemos.

Pero también qué nos hubiera gustado, nos hubiera gustado que el problema de obesidad, que el problema de sobrepeso infantil hubiera estado acompañado este dictamen con reformas también en materia educativa. No se puede entender la formación de niños y niñas en la parte de nutrición si no lo incorporamos al contenido de la educación. No se puede resolver un problema con una etiqueta si no se incentiva y se establece y se fortalecen los programas de activación física en educación básica.

No se puede resolver el problema de obesidad y sobrepeso infantil si no va acompañado del presupuesto suficiente para la prevención y que tampoco lo vemos reflejado así en la propuesta del presupuesto para el 2020.

Y algo muy importante, es un proyecto que tampoco es un proyecto innovador de etiqueta, y por qué lo digo de esta forma, cuando queremos innovar se desarrolla un proyecto con las características de la población en nuestro país, se desarrolla el proyecto con las características de las familias en nuestro país, se desarrolla el proyecto con las características de la población en nuestro país, se desarrolla el proyecto con las características de las familias en nuestro país, se analiza cuáles son los hábitos, se analiza cuáles son los tiempos, se analiza cuáles son las costumbres para que entonces podamos presentar una solución integral.

Sin embargo, creemos que el etiquetado es tan sólo un pequeño eslabón de la cadena que se ocupa para atender de manera integral el problema.

Y por supuesto que queremos apoyar, pero sí queremos dejar claro, hay que trabajar y hay que pensar en cómo se incide con política pública en las familias, en las empresas y que no haya proyectos y problemas que se puedan, o que digan que se deben resolver de manera unilateral por secretaría, si no se atiende de manera integral incorporando educación, incorporando la parte laboral, incorporando los espacios públicos y la activación de las personas.

Lo importante es saber qué comer, cuándo comer y a qué hora comer, y eso no lo establecen las etiquetas.

Es cuanto, Presidenta.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *