Senador Julen Rementería del Puerto, al participar en la discusión de un dictamen en materia de revocación de mandato

Intervención del senador Julen Rementería del Puerto, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda, por el que se reforman y adicionan diversos artículos de la Constitución, en materia de revocación de mandato.

15 de octubre de 2019

 Versión de la intervención en tribuna del senador Julen Rementería del Puerto para referirse al dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales; y de Estudios Legislativos, Segunda, el que contiene minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de revocación de mandato

Muchas gracias, Presidenta.

Saludo, de verdad, con muchísimo respeto a cada uno de las Senadoras y Senadores de esta Cámara.

Yo no estoy complacido, como otros lo están, por lo que hoy lo sabemos se va a lograr aprobar y no es un asunto que tenga que ver, por supuesto con posiciones políticas, se trata de buscar que le vaya bien a México y para eso hay formas, hay momentos, hay circunstancias, hay aquellos tiempos en los que una ley le sirve a un país y en los que no le sirve.

Miren, solamente, precisamente el Senador que me antecedió en la palabra comentó algo, y lo digo con mucho respeto para el Senador Rocha, que ni siquiera era necesario. Como para qué firma el Presidente ante Notario que no se va a reelegir, aquí está el 83 de la Constitución, con que lo lea, sabe que no puede, ¿o cuál es la intención o cómo era, cuál era su verdadero propósito?

Claro que este proyecto se modificó, pues como venía de la Cámara de Diputados, además de malhecho, era verdaderamente aberrante que el Presidente estuviera en campaña para su propuesta de revocación el mismo día que las elecciones federales en el 21. Y claro que hubo discusión, y claro que hubo apertura. Se agradece.

Pero quien realmente provocó estos cambios, que ciertamente no son menores, fue la oposición, a ellos son a los que quiero, en todo caso, agradecerles que hayan podido aminorar el posible daño que se haga con esta reforma. Yo no estoy complacido, la verdad que me parece, a mí, que no hay nada que celebrar.

Miren, durante décadas, durante muchísimos años, incluso cuando el Presidente no era Presidente…

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Perdón, Senador Rementería, el Senador Moreno, pregunta si le acepta una pregunta.

El Senador Julen Rementería del Puerto: Si no me lo descuenta de mi tiempo, sí.

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Es aparte.

Sonido, por favor, al escaño del Senador Moreno.

El Senador Ricardo Moreno Bastida: (Desde su escaño) Muchas gracias, y agradezco al orador la oportunidad.

Usted ha señalado, y me llama mucho la atención, que los cambios al dictamen obedecen, fundamentalmente, a la intervención, a los puntos de vista de la oposición; sin embargo, hace unos minutos quien posicionó a nombre de su bancada hacía una agria crítica respecto a que la oposición no se les escuchaba, que actuábamos como aplanadora la mayoría en este Senado, en fin, acusaba al gobierno de ser intransigente y que solamente apabullaba los intereses populares.

¿No le parece un contrasentido?

¿Se han puesto de acuerdo acaso?

¿No le parece que están actuando solamente viendo sus intereses particulares?

Porque estas discordancias no dejan ver más que eso: ¿O somos o no somos? Preguntaría yo.

El Senador Julen Rementería del Puerto: Le agradezco mucho su pregunta, de verdad que la agradezco porque me permite aclarar esto.

Esto requiere mayoría calificada, le recuerdo por si usted estuvo en la reforma a las leyes secundarias de educación, en otra gran cantidad de reformas en donde no han escuchado nada, donde no se ha movido un ápice lo que viene en los dictámenes. Así que no me vengan a decir que ahora los invade un gran espíritu democrático y de escucha y de tolerancia.

Eso no es así, se modificó porque se requiere mayoría calificada, digámoslo como es; si no hubieran atropellado a toda la oposición en su conjunto, por eso decía yo y celebro pues que la oposición, los que representan la oposición, los que representan este bloque pudieron corregir porque allá se requería.

Miren, y no dijo, el Presidente, esa que yo quería esto, pero se cambió. Lo acepto.

Yo quería aquello y se cambió. Lo acepto.

Lo tenía que convocar el Presidente, pero que lo convoquen los ciudadanos. Lo acepto.

Total, yo los voy a invitar a que hagan la promoción de la reforma de la revocación. Así lo dijo, entonces no vengamos a decir que con espíritu democrático se dieron, se dieron porque si no, no habría revocación y el Presidente en la revocación contrató, y eso es precisamente lo que hace este ruido en una figura que no tendría por qué significar tanto, ya lo dijo el Senador Madero, háganla para el 24, como lo llegamos a proponer en algunas pláticas, un servidor con algunos miembros, precisamente de la comisión, que estaban analizando esta propuesta.

Que no aplique, como lo hicieron nuestros antecesores, para los alcaldes en el tema reeleccionista, que no aplique precisamente para lo que es esta Legislatura, para lo que es este Presidente, hagámoslo para el 24.

Hay quien dice: “Oigan, es que hay que respetar y hay que celebrar todo aquello que tiene que ver, pues con los derechos ciudadanos de participación”, así lo mencionan algunos, y están verdaderamente felices.

A mí realmente me preocupa y me preocupa mucho porque lo que se ha aprobado aquí una y otra vez no ha sido al final de lo que se traduce en hechos en la calle, la Guardia Nacional, la Ley de Educación, las modificaciones al artículo 19, podemos seguirlas nombrando.

Cuando es una reforma constitucional ahí sí buscamos de que se acompañe y que se haga. Y luego en las leyes secundarias hacen, perdón por el término, lo que les viene en gana, así ha pasado, o sea que no, Senador, por supuesto que no hay discrepancia, hay una absoluta congruencia entre lo que yo estoy diciendo y lo que dijo mi coordinador Mauricio Kuri hace un rato, precisamente por ello, porque no se escucha a la oposición,

Ahora porque no les quedó más remedio, o sea, que no vengan a vender condiciones que se dieron cuando no es así, estaban obligados si no, no hubiera pasado porque había irreductibles, como la fecha de elección, como la de la organización, como lo de la publicidad, varias cosas que aquí ya se mencionaron, no tengo que repetir, que se modificaron gracias a qué, a que una oposición que cuando menos logró eso.

Pero yo, y muchos del PAN, la inmensa mayoría, no estamos satisfechos con esto. Porque, miren, la revocación de mandato ni siquiera es un instrumento que pueda ser ejemplo en aquellos regímenes presidencialistas, y es además hasta un contrasentido, un régimen presidencialista ya tiene una fecha de término.

¿En dónde te van a castigar? en las elecciones, en un plazo fijo donde te tienen que venir a decir si las cosas funcionaron o no, no se trata de condiciones políticas, así es. Se genera estabilidad, se genera la posibilidad de ir haciendo los proyectos de largo plazo que necesita un gobierno y no ocuparse en que a mitad de término tengo que ir a una, pues validación de mi elección, a ver si los ciudadanos ahí me permiten seguir con mi trabajo o no.

Eso es lo que está proponiendo, ¿qué es lo que va a proponer?, ¿qué es lo que va a resultar?

Este 15 de octubre, que muchos han señalado como un gran día para México, a mí me parece, y ojalá me equivocara, ojalá, pero a mí me parece, hoy así lo creo, tengo esa convicción de que será un día que será marcado en la historia como el inicio de una época para México que no será precisamente, y mucho menos una buena época, porque lo que vamos a promover con estas revocaciones en estados, en, por supuesto, el país, es simplemente ingobernabilidad.

Y eso es las razones técnicas. Miren, es muy diferente un régimen parlamentario en donde sí ahí hay, pues lo que se llama la moción de confianza, la moción, bueno, pues de censura en donde se quita y se pone precisamente a quienes están, porque no fueron electos para un período fijo, aquí sí, en los regímenes presidenciales sí.

Y se dice: “es que se ha usado”, en ninguna parte de América se ha utilizado esta figura, más que en dos países, y que por cierto no son dignos de mencionar como ejemplo de democracia y de vida institucional: Venezuela y Bolivia.

En Venezuela, en 1999, la impuso Hugo Chávez; y en Bolivia, precisamente casi una década, en 2008, la aplicó Evo Morales, y todavía, es más, este 20 de octubre, este domingo, dentro de unos cuantos días tiene su elección por la tercera reelección, y empezó con revocación de mandato casualmente.

Entonces hay cosas que simplemente se tienen que decir, así es como ha funcionado, y no estamos hablando porque, a ver, nadie dice que la revocación significa reelección, no.

Pero yo me quiero imaginar el escenario en febrero, enero, marzo del año 2022, cuando se lleve a cabo esta revocación y se empiece a arengar a la gente y se cree un ánimo ciudadano para decir: “¡Que viva nuestro Presidente”.

Dejémoslo ahí que continúe, que siga haciendo su trabajo, y una vez que logre la reelección…

La Presidenta Senadora Mónica Fernández Balboa: Señor Senador.

Perdón, otra vez que lo interrumpa en su tiempo, pero la Senadora Antares desea saber si usted le acepta una pregunta.

El Senador Julen Rementería del Puerto: Con mucho gusto.

La Senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre: (Desde su escaño) Gracias, Presidenta.

Señor Senador, me gustaría, porque hemos escuchado ya una serie de agresiones violentas de usted y de otros Senadores de su partido, y me gustaría más bien que si me pudiera esgrimir por lo menos tres argumentos, porque ustedes se manejan como muy técnicos en el grupo parlamentario del PAN, pero no han esgrimido un solo argumento en contra de la revocación de mandato.

Quizás lo que tienen es temor, temor de que lo poco que les queda en sus gobiernos de los estados también caiga con la revocación de mandato, o si nos puede dar alguna clase de argumento, por favor.

Gracias.

El Senador Julen Rementería del Puerto: Gracias, Senadora.

Precisamente en eso estaba. Temor no, temor ninguno, absolutamente ninguno si no, no estaríamos aquí.

Lo que precisamente estaba comentando es que, en un régimen presidencial, a diferencia de un régimen parlamentario, en donde precisamente no hay tiempos definidos para quien gobierna, se pueden establecer claramente diferencias.

En un régimen presidencial los tiempos son fijos, eligen para gobernar de este día, este día, y eso no cambia, está en los períodos establecidos en la Constitución, en el régimen parlamentario sí, por eso hablé precisamente de la moción de censura y la moción de confianza. Entre otros, ese es uno de los asuntos que no se debe perder de vista.

Otro asunto, que es una mezcla entre técnico y político, si me lo permite, Senadora.

Tiene que ver precisamente con que se interrumpen los procesos normales de gobierno en aquellos proyectos, por ejemplo, el Santa Lucía, por ejemplo, el Tren Maya, por ejemplo, la refinería de Dos Bocas, en donde son proyectos importantes y donde evidentemente no tienen consenso y que pudieran generar condiciones de inconformidad. Pero, a decir del Presidente, no yo, tienen que llevarse a cabo porque le convienen a este país.

Pues así, otros gobernantes piensan que hay proyectos importantes que les convienen, ¿y qué sucede? Que cuando se interrumpe este proceso de gobierno, para el que fue electo, y tienes una revocación de mandato en medio te ocupas más de los electores que te van a permitir seguir que de gobernar como debe de ser, genera gobiernos simplemente ineficientes, gobiernos que se vuelven hasta irresponsables, eso es lo que genera la revocación de mandato.

Veamos los ejemplos, no hay que vivir la historia para poder aprender de lo que ya pasó.

Ahí está Bolivia, ahí está Venezuela, así lo dijeron, así empezaron y miren dónde están.

Yo creo que nadie en este Senado quisiera tener la vida que hoy se tiene en esos países, la incertidumbre política de la que hoy desgraciadamente tienen que soportar quienes viven allí.

Yo creo que este tema no tiene que ver solamente, y ya me paso al asunto estrictamente político, no tiene que ver con una genuina intención de una revocación de mandato, porque como para qué si aquí se ha dicho, y es por cierto un tema que entró gracias a la oposición, la definición de la revocación de mandato, si es para que te quiten porque te han perdido la confianza, porque has hecho mal las cosas como para qué le necedad de ponerlo desde ahora, quién querría poner en su mandato una figura que permite a los ciudadanos que lo quiten.

¡Ah! Porque eres muy demócrata, eso no me la creo, porque realmente tienes la convicción de darle el poder a los ciudadanos, eso es lo que no se ha demostrado en este gobierno, perdónenme ustedes, yo creo que lo que hay es simplemente una intención de tener la figura y con esa figura las leyes secundarias y lo que diga la Constitución ya vemos que nos vale.

Porque ahí decía, les recuerdo, les decía en el tema de la Guardia Nacional “no podrá haber un militar al frente de ellas”. Y lo primero que hicieron fue ponerlo, también dice muchas cosas que lo va a organizar el INE.

No acaso se ha oído que quieren casi desbaratar al INE. Ojalá, Lorenzo Córdova no le pase lo que le pasó a Guillermo García Alcocer que de repente lo empiecen a buscarle para que tenga que renunciar, la verdad de las cosas es que no se puede creer que en esto haya un genuino interés de la población.

Yo como Gustavo Madero me sumo, pongámosla para el 24 y cuentan con mi voto, pero en esta ocasión en este momento no es lo que le conviene ni siquiera al país.

Yo creo que al final, miren, con la Constitución en la mano cuántas veces hemos oído o cuántas veces hemos leído, lo decía hace un momento antes de contestar la pregunta, hacía ya iba yo, el que hoy es Presidente, incluso fue precisamente antes militante de otros partidos, en sus inicios incluso el PRI, y cuántas veces leímos “Sufragio efectivo, no reelección”.

Díganme si ahora en algún oficio el gobierno dice esa frase, la quitaron ahora ¿eh? La quitaron ahora en el gobierno de ustedes.

¿Por qué?

¿En qué estorbaba?

Era hasta una bonita costumbre, todo lo que se firmaba y al final decía: “Sufragio efectivo, no reelección” fulano de tal y firma. Ahora ya no existe.

Entonces, no es un asunto que nosotros temamos que de repente nos invade un temor, como decía, no, es algo que se viene construyendo con lo que se van generando en asuntos menores que se van interpretando de esa forma y que, insisto, para qué ahora la revocación.

A ver, es que los ciudadanos deben de tener ese derecho, toda la vida ha existido ese país sin revocación de mandato, ahora nos urge, ahora para el 22, pongámoslo para el 24 y jalemos, pero por qué ahora, por qué la insistencia, cuál es realmente la intención que subyace ahí, cuál es.

Yo reconozco, para concluir Senadora, yo reconozco sí que se dé un diálogo, sí que se dieron, sí que hubo ese trato amable tanto respetuoso, yo fui testigo de ello, pero tengo que reconocer, en primer lugar, a quienes forman, los Senadores que forman precisamente la oposición, a sus coordinadores que hicieron que se modificara aquel documento que llegó a esta Cámara, pero desde mi punto de vista, y en eso coincidimos la inmensa mayoría de los Senadores del PAN, no estamos de acuerdo, no es suficiente.

Pongámosle así, pero que sea en el 24 y, entonces, sí contarán con nuestro apoyo.

Mientras tanto esta revocación huele a ratificación y ojalá me equivoque después a reelección.

Es cuanto, Presidenta.

ooOoo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *