Senadora Kenia López Rabadán solicita la comparecencia ante la Comisión Permanente del secretario de Hacienda y Crédito Público

Intervención en tribuna de la senadora Kenia López Rabadán al presentar punto de acuerdo por el que se solicita la comparecencia ante la Comisión Permanente del secretario de Hacienda y Crédito Público.

22 de mayo de 2019

Versión de la intervención en tribuna de la senadora Kenia López Rabadán, al presentar punto de acuerdo por el que se solicita la comparecencia ante la Comisión Permanente del secretario de Hacienda y Crédito Público

Con su venia, señor presidente.

Primero que nada quiero reconocer y agradecer a los coordinadores y los integrantes de distintos grupos parlamentarios que firman este punto de acuerdo, al senador Dante Delgado, al senador Miguel Ángel Mancera, al senador Osorio Chong y al senador Mauricio Kuri, coordinadores en el Senado de las distintas bancadas.

La carta de renuncia del ahora ex director del IMSS comprueba lo que siempre dijimos: los recortes realizados por el Gobierno federal ponen en riesgo los derechos humanos de los mexicanos.

La declaración del titular del IMSS, al afirmar que existe en dicha institución cero avance en obra e infraestructura, cero avances en pago a proveedores, rezago en contratos y convenios, compras de equipamiento, dice, “literalmente paradas”, reclamaciones y litigios en aumento, abasto de medicamento precario y, en algunas zonas, pende de un hilo; pasillos llenos de personas adoloridas y maltrato en la atención a pacientes; y trabajadores sin certeza laboral.

A este gobierno se le olvida que los ahorros no se dan con recortes, sino con licitaciones públicas transparentes y eficiencia en el gasto.

Los mexicanos tenemos derecho a recibir servicios de salud oportunos, profesionales, responsables e idóneos, por lo que los recortes realizados para cubrir los caprichos del señor presidente son perniciosos.

Me refiero a caprichos como la cancelación del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco para enviarlo a un lugar inviable, como lo es Santa Lucía. La construcción de la refinería de Dos Bocas o el Tren Maya, sólo por poner algunos ejemplos.

Me preocupan caprichos como apoyar al béisbol con un presupuesto anual mayor al destinado para proteger a periodistas y defensores de derechos humanos o para la Fiscalía Especializada de Investigación de Delitos de Desaparición Forzada.

Desde esta tribuna le digo al presidente que la corrupción no se combate con más corrupción; que el amiguismo en los nombramientos de los delegados que administran los servicios que brinda el IMSS y el desviar para otros fines los recursos destinados a la salud de los mexicanos también es corrupción.

Pero no solo eso: también es inconstitucional y perverso.

Perverso, sí, ya que nuestros enfermos no pueden esperar a que la Secretaría de Hacienda se digne, como si fuera una concesión graciosa, a realizar la compra de medicamentos y equipo para brindar el servicio que por ley se debe otorgar.

Por su parte, es inconstitucional, ya que dichos recortes son regresivos y, por lo tanto, violan el principio de progresividad establecido en nuestra Carta Magna que exige a todas las autoridades del Estado mexicano a incrementar la protección y garantía de los derechos humanos incluido, por supuesto, el derecho a la salud.

Es necesario reunirnos con el secretario Urzúa, compañeras y compañeros, para conocer el impacto que están teniendo dichos recortes en los servicios de salud y en el sistema de pensiones y jubilaciones, y para conocer, de una vez por todas, si la Secretaría de Hacienda está desviando los ahorros e ingresos del IMSS, incluidas las cuotas obrero-patronales para otros fines.

Asimismo, necesitamos conocer el impacto que está teniendo la “injerencia perniciosa” de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a la que hace referencia el ex director del IMSS en otras áreas del Gobierno federal, ya que aún existe el problema de los recortes en temas tan sensibles, como lo son las estancias infantiles, los refugios para mujeres que sufren violencia, el programa Proequidad, los enfermos de VIH y cáncer cervicouterino o mama, las pruebas de tamiz, entre muchos otros.

La protección de los derechos humanos en México está en riesgo, compañeras y compañeros, el sector salud es una evidencia, pero no es la única, desafortunadamente; el derecho humano a un medio ambiente sano no es prioridad para el Gobierno federal. Ejemplo de lo anterior lo tuvimos hace unos días cuando en plena contingencia ambiental supimos del brutal recorte de la Conafor y Conabio, que impide poder controlar la ola de incendios que azota a nuestro país.

De igual forma se hace necesaria la reunión de trabajo con el secretario para escuchar del responsable de las finanzas públicas de nuestro país la perspectiva de crecimiento económico y generación de empleos en México, ya que existe una profunda preocupación por la baja en las expectativas de crecimiento para México.

Es evidente, compañeras, que los datos son negativos, pero los hemos sabido sólo por medios de comunicación, sólo por investigaciones particulares, porque a este Senado de la República no ha venido nunca el secretario de Hacienda.

Están a punto de cumplir medio año en este gobierno, medio año, es hoy una gran oportunidad de que los compañeros y compañeras del partido mayoritario, del partido de Morena, del partido oficial, levanten la mano a favor de este punto de acuerdo, que puedan acompañar la necesidad de información, que no le den las mexicanas y los mexicanos, que digan sí a la transparencia, sí al equilibrio de poderes y a la rendición de cuentas.

Ojalá esa decisión sea tomada hoy en positivo y ojalá podamos escuchar de viva voz del titular de Hacienda qué está pasando.

La nota de hoy es el recorte brutal al sector salud, es increíble que sólo lo sepamos por una nota periodística y no lo sepamos por quien está tomando esas lacerantes decisiones; ojalá nos demos la oportunidad, ojalá lo invitemos a una reunión de trabajo, ojalá asista y podamos todos hacer nuestro trabajo.

Muchísimas gracias, Presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *