Senadora Martha Márquez Alvarado, al intervenir desde su escaño