Senadora Guadalupe Saldaña Cisneros para presentar reservas a un dictamen que reforma diversas disposiciones constitucionales en materia educativa

 

Intervención en tribuna de la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros para presentar reservas a un dictamen que reforma diversas disposiciones constitucionales en materia educativa.

Muchas gracias.

Con su venia, Presidenta.

Vengo a presentar cuatro reservas en el dictamen, la primera se las traje impresa para que sea más visible.

En la primera, en la parte donde habla de planes y programas se les olvidó poner español y matemáticas, habla aquí de las ciencias y humanidades, pero maneja la figura ortográfica de los dos puntos, al ponerle los dos puntos, quiere decir que vas a mencionar de manera específica cuáles son esas ciencias, hablan de historia, hablan de geografía, hablan de civismo, pero no hablan de español y matemáticas, se los traje gráfico para que vean el error que se cometió, tienen que ir el español y las matemáticas en la redacción, se abrieron dos puntos para poner las otras ciencias, tiene que ir español y matemáticas.

Siguiente.

Estamos pidiendo que se incluya, que sea obligación del Estado mexicano, que las escuelas cuenten con los maestros, el personal administrativo y de apoyo suficiente en los planteles.

Como lo mencionaba la Senadora hace ratito, hay muchos maestros, muchos, que son idóneos, que pasaron el examen, pero no hay plazas para ellos, es lo que necesitamos y se los decía hace algún momento, necesitamos ponerle números a la educación.

Hay muchos que tienen un contrato que se llama compensación y que trabajan lo mismo que cualquier maestro, administrativos y de apoyo también y no tienen una plaza y un espacio en SEP.

Por eso yo estoy agregando un párrafo, así como dice que el Estado va a garantizar la infraestructura y el mantenimiento de los planteles, estoy agregando un párrafo para que el Estado también pueda garantizar que tengamos suficientes maestros, personal de apoyo y administrativo en nuestros planteles con su plaza.

Otra reserva que presentamos es sobre el INEE. Quiero decirle a Vero, quiero decirle a Samuel, a otros más que mencionaron números aquí en esta tribuna, es esos números que hoy tenemos en donde sabemos cuántos niños no acuden a la escuela, en donde sabemos cómo está nuestra infraestructura, son números del INEE; el INEE hoy tiene autonomía constitucional, si no le damos autonomía constitucional se corre el riesgo de que las cifras que nos pongan sobre diagnósticos en educación no sean los reales y eso es muy delicado para tomar decisiones de política pública, si tenemos la autonomía constitucional, del organismo o como le quieran poner de nombre, nos garantiza datos duros, datos confiables, datos que a veces duelen y que no gustan, que no gustan ni al gobierno ni a la gente, pero son reales, esos los podemos tener.

¿A qué se le tiene miedo con quitarle la autonomía constitucional? No entiendo, es sospechoso y es raro que hoy se quiera cambiar en este esquema cuando se habla y se presume de transparencia.

Y la siguiente reserva, la última es el décimo sexto transitorio que ya explicamos aquí, que le da apertura, que abre las puertas a la corrupción y a la impunidad y en donde no establece de manera clara cómo se van a asignar las plazas en nuestro país, de quién va a depender, cuál va a suceder, cuál va a ser el mecanismo y es en donde ponemos en riesgo la educación de nuestros niños y niñas, es donde no les preguntamos a este más de un millón de maestros, les aseguro a muchos de los que trabajaron este dictamen, a los que escucharon a este pequeño grupo de maestros, allá en los estados hay muchos dedica como los ejemplos que les di hace rato, que les pueden ayudar a construir una verdadera reforma para México y para nuestra educación.

Necesitamos quitar ese décimo sexto transitorio, sí evaluación, los maestros lo plantearon en los foros, pero quieren una evaluación distinta, que ellos pusieron sugerencias sobre la mesa, pero no fueron escuchados, esos planteamientos en seis mil ponencias no sé dónde quedaron, en algún escritorio, en algún bote de basura, no lo sé.

Hoy se escuchó a un selecto grupo que no sé a cuántos representa, lo que sí sé es que no representa a los niños de este país ni a la educación que queremos.

Es cuanto, Presidenta.

Estas son mis cuatro reservas.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *