Presenta senador Damián Zepeda Vidales una moción suspensiva a un dictamen de la Comisión de Energía que acuerda la elegibilidad de las nuevas ternas presentadas el 26 de marzo de 2019

Intervención en tribuna del senador Damián Zepeda Vidales al presentar una moción suspensiva a un dictamen de la Comisión de Energía que acuerda la elegibilidad de las nuevas ternas presentadas el 26 de marzo de 2019 por el Ejecutivo Federal, para ocupar el cargo de Comisionado de la Comisión Reguladora de Energía.

 

 

Con su permiso, señor Presidente.

Honorable Asamblea:

Presentamos hoy una solicitud de moción suspensiva en base al Reglamento del Senado de la República para que no se lleve a cabo el debate de este dictamen en relación con el nombramiento de los comisionados a la CRE, a la Comisión Reguladora de Energía, para que se regrese el dictamen a efectos de hacer una revisión constitucional del trámite de las ternas propuestas a este Senado de la República.

En estos momentos estamos entregando al Presidente de la Mesa Directiva una solicitud para que se promueva una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿Por qué motivo? Porque claramente la propuesta que está llevando a cabo, que hizo el Presidente de la República, es a todas luces inconstitucional.

El artículo 28 constitucional, cuando se reformó para dar pie a la Comisión Reguladora de Energía, estableció en sus transitorios en el 2013 el procedimiento que tenía que marcar la ley para nombrar a los integrantes de la comisión. Después se aprobó la ley secundaria y ésta dice que es un procedimiento compartido; no es un procedimiento que le competa directamente al Presidente de la República, el Presidente propone una terna que debe cumplir, por cierto, una serie de requisitos que no los cumplen, pero ni siquiera estamos hablando de ello, y se envía al Senado.

El Senado debe de tomar la valoración de designar una persona o no.

La Constitución en sus transitorios y la ley señala qué pasa cuando no decide nombrar una persona, dice que se tiene por rechazada la terna. Y dice la Constitución, y luego la ley secundaria, que el Presidente tiene que mandar una nueva terna.

¿Qué hizo el Presidente de la República? Burlarse del Poder Legislativo, y en este caso de la Cámara de Senadores, porque no envío nuevas ternas, sino que tomó los mismos nombres y los mezcló entre sí. Claramente la intención del legislador evidentemente es que sea un proceso en donde el Senado funja como contrapeso, como control al nombramiento. Y lo que hoy el Presidente está haciendo con esta terna es invadir las facultades de este Senado porque no nos está permitiendo hacer nuestro trabajo. Nuestro trabajo implica el rechazo o la aceptación de la terna.

Lo hicimos, la rechazamos, pero después el Presidente en una clara afronta a este Senado dice: “no me importa lo que tú hayas dicho Senado de la República, te vuelvo a enviar los mismos nombres, y por lo tanto, las mismas ternas”. A sabiendas de que si es rechazado otra vez, él directamente nombra.

Entonces, preguntamos nosotros:

¿En dónde queda la facultad del Senado de la República de tener un control parlamentario?

¿En dónde queda la facultad de este cuerpo legislativo de valorar las propuestas del Senado?

Si aceptamos esto hoy, se acaba el sistema de nombramientos compartidos en el Estado mexicano, porque en todos los nombramientos, entonces, el Presidente de la República va a poder enviar no hacer caso a los rechazos e insistir en las mismas a sabiendas de que al final se va a salir con la suya.

No, señores, es bien delicado lo que hoy está aquí en juego. Por eso en este momento procesal oportuno lo que decimos es hagamos un alto en el camino, estamos dentro del plazo de ley para el nombramiento, no se va a vencer. Y estamos también dentro del plazo de ley para presentar el esquema de control constitucional que es la controversia constitucional, pero el único que la puede presentar es el señor Presidente del Senado.

Por eso le estamos haciendo una solicitud y un llamado a este Senado de la República a que en este momento se suspenda el debate con esta moción suspensiva, que revise jurídicamente la solicitud que le hemos hecho en este momento al Presidente del Senado de la República, y que se promueva la controversia constitucional ante la Corte.

Que sea el Poder Judicial, el máximo órgano garante de la Constitución, el que diga quién tiene la razón, si el capricho del Presidente de la República o el apego a la ley que estamos exigiendo muchos Senadores aquí representados.

Por ello pedimos, Presidente, que someta a consideración de este Pleno la moción suspensiva, para dar pausa a este procedimiento y garantizar el cumplimiento de la ley.

Muchas gracias a todos ustedes.

Y le pido, por favor, Presidente, que sea con votación nominal como se haga valer esta votación de moción suspensiva.

Muchas gracias.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *