Aprobar dictámenes por mayoría calificada en comisiones legislativas, pide senadora Guadalupe Murguía

  • Propone adicionar el Reglamento del Senado para solicitar mayoría calificada en los asuntos que así se requiere ante el Pleno
  • Es necesario ampliar los consensos en los órganos de deliberación, advierte

 Con el propósito de generar mayores consensos en la deliberación y aprobación de dictámenes en las comisiones legislativas, la senadora panista Guadalupe Murguía Gutiérrez propuso que las votaciones que requieran mayoría calificada en el Pleno camaral tengan el mismo requisito en las comisiones dictaminadoras.

Con este motivo, presentó una iniciativa para adicionar los artículos 94 y 99 del Reglamento del Senado de la República, a fin de ampliar los consensos entre las diversas fuerzas políticas representadas en esta Cámara, cuyos integrantes se reúnen para analizar y discutir en comisiones de trabajo los asuntos que les son turnados.

Las comisiones son órganos especializados constituidos por senadoras y senadores de los diversos grupos parlamentarios, así como independientes, que forman parte de una Legislatura y tienen la finalidad de elaborar trabajos, opiniones, resoluciones, informes o dictámenes que serán discutidos en el Pleno, apuntó.

Por la relevancia de los asuntos que les son turnados materia de su competencia, la senadora por Querétaro manifestó la necesidad de generar desde los órganos de deliberación un mayor consenso para legitimar y cuidar el resultado de una votación que requerirá mayoría calificada en el Pleno.

En el Congreso mexicano la mayoría calificada se alcanza con las dos terceras partes de la votación, cuando menos, de los legisladores presentes en el Pleno de alguna de las cámaras al momento de tomar una decisión o realizar una votación, explicó.

Es decir, continuó, está por encima de la votación requerida para la mayoría absoluta y según el caso, igual o menor a la relativa, además de que tiene un significado especial, toda vez que no es requerida frecuentemente, salvo ciertas excepciones.

“El que se solicite una mayoría calificada en un Parlamento, implica la necesidad de ampliar el consenso entre las fuerzas políticas representadas, que vayan más allá de la simple mitad más uno de los votantes, sobre todo cuando se trate de determinadas reformas legales o asuntos trascendentes, donde se requerirá por su importancia un apoyo considerable de los parlamentarios”, se destaca en el texto de la iniciativa.

Los asuntos que exigen mayoría calificada para su aprobación en el Pleno son las reformas constitucionales, así como la ratificación o nombramiento de servidores públicos para los cargos de ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, magistrados administrativos y electorales, fiscal General de la República.

De igual forma, requiere mayoría calificada la votación para aprobar la designación del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) y los comisionados de la Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), entre otros.

La senadora Guadalupe Murguía, vicepresidenta del Senado de la República, presentó su iniciativa en la serie Exposición de Motivos del Canal del Congreso de la Unión y fue turnada a las comisiones unidas de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias y de Estudios Legislativos Segunda, en la sesión del pasado 2 de abril, para su análisis y dictamen.

ooOoo

Comunicado de la oficina de la senadora Guadalupe Murguía Gutiérrez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *