Tercera intervención en tribuna del senador Damián Zepeda Vidales al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión de Justicia

 

Tercera intervención en tribuna del senador Damián Zepeda Vidales al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión de Justicia sobre la elegibilidad de las integrantes de la terna presentada por el titular del Ejecutivo Federal que cubrirá la vacante generada por la conclusión del cargo de la Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Margarita Beatriz Luna Ramos.

 

 

Gracias, Presidente.

Voy a intervenir sin faltar a la verdad y sin aludir hechos que no sucedieron aquí en el Senado de la República.

Nadie les ha faltado al respeto a las aspirantes, ni siquiera las hemos mencionado por su nombre, en nuestras intervenciones.

No hemos hecho una alusión personal de ninguna de ellas, de hecho hemos sido en extremo cuidadosos de no aludir al tema de capacidad y trayectoria e incluso pudiendo opinar alguno de nosotros que tuviera un buen desempeño o no en las respuestas de comparecencias no fue ese el argumento utilizado, que pudiera abrirse todo un debate al respecto, por cierto.

No fue ese el tema.

Dijimos claramente, capacidad y trayectoria la tienen para otros cargos, el tema en juego aquí es la garantía de objetividad y de independencia y el conflicto de interés legal que representan en los tres casos.

Leímos el artículo 3 de la Ley de Responsabilidades que habla de conflicto de interés y que señala la relación personal, familiar o de negocios como conflicto de interés, para no poder hacerse cargo de ciertos cargos o de cierta circunstancia.

Miente el coordinador, miente el coordinador al aludir que aquí este Pleno aprobó por unanimidad el dictamen de idoneidad anterior y con gusto nos vamos a revisar el registro de votaciones, porque hubo votación en contra y hubo votación en abstención, desde la Comisión de Justicia hasta en el Pleno en el Senado de la República, así es que yo le sugiero que se informe bien antes de acusar aquí en esta máxima tribuna del Senado de la República.

Miente, claro que sí, bueno, es una mentira la afirmación que se hizo.

Muy bien.

No sucedió lo que afirmó el señor coordinador.

Adelante coordinador, le parece si busca en el registro de la votación para que veamos cómo votaron los Senadores, para ver si usted o un servidor quiere la verdad, porque yo voté en contra y votaron en abstención los miembros del grupo parlamentario, sin duda, pero su afirmación que que fue unánime, y el argumento es que porque ya lo aprobamos, ese fue el argumento del coordinador, si lo escuchamos con atención, entonces ya hoy estaban aprobadas.

No estoy tratando de faltar al respeto, estoy afirmando simplemente que no es cierto lo que se dijo aquí, no es cierto.

Y argumentamos lo mismo en otros casos, como el Fiscal General, que era varón, no tiene nada qué ver con la condición de mujer, y si para esas vamos, reitero mi argumento, como por qué no votaron por una mujer en la pasada votación de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación si el tema es de género.

(Aplausos)

Porque al menos nosotros así lo argumentamos y estaba desequilibrada la Corte desde entonces, 9 a 2, no me vengan con un falso discurso de género, cuando claramente no se trata de un discurso de género, la ofensa a la lucha de género es querer disfrazar una decisión política de impulsar a un incondicional con lucha de género. Eso ofende a las mujeres, eso ofende a las mujeres.

Hoy nadie aquí está argumentando el tema de mujer, si se rechaza la terna, puede venir otra terna de mujeres, de hecho esa es la solicitud, claro que tenemos que nombrar a una mujer en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y claro que debimos de haber nombrado a una mujer.

No es ese el tema, no lo hagamos, aquí nadie está faltando al respeto, estamos alegando un conflicto de interés, principio de legalidad, dice el señor coordinador, pues por mí que vuelvan a leer el artículo 95 y 96, porque ambos artículos nos dan pie a tomar una decisión aquí en el Senado, no estamos obligados a elegir a una de las personas como han votado ene veces en contra, personas e nombramientos, tenemos derecho a opinar que no son idóneas para el cargo.

Dice el 95, de memoria, que incluso, preferentemente, fíjense nada más, deja una condición totalmente cualitativa, a valorar subjetiva, que preferentemente serán del Poder Judicial, bueno, entonces te abro una puerta para hacer una valoración entre unas y otras.

Dice el 96 que puede rechazar, incluso te dice cuál es el procedimiento, si rechazas, entonces dónde está la ilegalidad de nuestra parte, tenemos derecho a opinar que esta terna debe de ser rechazada en su conducto, de hecho, ni siquiera es obligación legal constitucional el dictamen, lo que dice es que se pone a consideración.

Entonces, ¿de qué estamos hablando?

Nosotros, fíjense nada más, y por cierto me permito hablar de eso, en otras ocasiones hemos ido intervenidos, digamos verbalmente por el tema del tiempo.

Hoy el coordinador se llevó 5 minutos de más, nadie dijo nada, ¿por qué? Porque entendemos la importancia del tema que estamos debatiendo, porque respetamos el punto de vista distinto, no podemos obligar a que alguien piense como nosotros, estamos argumentando con la ley en la mano, haciendo referencia a los artículos constitucionales, a los principios de la ONU, a lo que están opinando organismos, a nuestra opinión por conflicto de interés y a muchos temas más.

Así es que no, señores, no es válido esta valoración de una injusticia de parte de un grupo parlamentario del PAN.

Estamos levantando la voz ante lo que consideramos una injusticia de parte del Poder Ejecutivo, de querer invadir la Suprema Corte de Justicia de la Nación con perfiles que no garantizan la independencia, esa es nuestra opinión y la vamos a defender el tiempo que gusten.

Muchas gracias.

(Aplausos)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *