Senador Víctor Fuentes presenta iniciativa para reformar la Ley de Expropiación y la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente

Intervención en tribuna del senador Víctor Oswaldo Fuentes Solís, al presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma la Ley de Expropiación; y la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Muchísimas gracias.

Con su permiso, señor Presidente.

Le solicito de una manera atenta y respetuosa que se integre el texto íntegro de la presente iniciativa al Diario de los Debates.

El Presidente Senador Jorge Carlos Ramírez Marín: Así se instruye.

Adelante.

El Senador Víctor Oswaldo Fuentes Solís: Gracias, Presidente.

Antes que nada quiero agradecer por haber apoyado la presente iniciativa, al Senador Eduardo Murat, Presidente de la Comisión de Medio Ambiente y al Senador Miguel Ángel Navarro, Presidente de la Comisión de Salud, que junto con otros muchos compañeros con quienes he comentado este tema, se han sumado a esta iniciativa que es muy importante debido a los grandes problemas de contaminación que tenemos en nuestro país y los más grandes problemas de contaminación que lamentablemente tenemos en el estado de Nuevo León, que hoy en día es catalogado por la Organización Mundial de la Salud, como la Organización Panamericana de la Salud como la ciudad más contaminada de todo el país y una de las más contaminadas de toda Latinoamérica.

La contaminación tiene muchos orígenes, son muchas las fuentes de contaminación y una muy importante a la que hay que ponerle atención para poder cumplir con la disposición constitucional que el artículo cuarto establece que todos los ciudadanos mexicanos tenemos derecho a un medio ambiente sano, próspero que nos permita nuestra desarrollo y nuestro bienestar, así como tenemos derecho de protección a la salud.

El tema de las pedreras es uno que debe preocuparnos y ocuparnos a todos, porque es uno de los más importantes aportantes a la contaminación, contaminar el medio ambiente, que trae consigo graves e importantes problemas de salud, principalmente de las vías respiratorias de los grupos más vulnerables, de las personas de la tercera edad y de nuestros niños.

Porque de acuerdo a la misma Organización Mundial de la Salud, más de dos millones de muertes prematuras al año, precisamente son atribuidas a los efectos de contaminación en el aire. Existe suficiente evidencia científica que demuestra que la exposición a contaminantes atmosféricos ocasiona daños a la salud de las personas, a la productividad sostenible de ecosistemas y a la economía de los países.

Un estudio del Centro Mario Molina señala que uno de los 15 primeros actores de riesgo de salud en México, es precisamente la exposición a concentraciones excesivas de contaminantes en el aire.

Otras investigaciones concluyen que la exposición prolongada a las concentraciones de partículas finas incrementa, significativamente, la mortalidad prematura. Así es que de manera permanente, con esta generación de contaminantes hemos estado dañando los pulmones de los mexicanos y los pulmones y las vías respiratorias de los habitantes del estado de Nuevo León.

En resumidas cuentas, se está destruyendo no solamente con este tema de la pedreras, de las extractoras de calizas nuestras montañas, sino también se está destruyendo a nuestro medio ambiente y a nuestra salud, sin poder contar con un recurso suficiente legal que permita resarcir, de alguna manera, los daños que se están generando al medio ambiente y que se están generando a la salud.

La Constitución Mexicana, nuestra Constitución en el artículo 27 es clara: “Todo lo que se encuentra en el subsuelo es propiedad de la nación”. Y hay una excepción lamentable, que para el tema de la extracción de calizas no hay ninguna regulación federal que permita mitigar el daño que hacen y tampoco existe una Legislación Federal que permita recularlas, sobre dónde tienen que estar ubicadas, sobre qué procesos tienen que llevar a cabo y de qué manera tienen que ser transportados los materiales.

La depredación, el daño a las montañas ha sido verdaderamente dramático, y les voy a mostrar una imágenes de algunos de los cerros más bonitos, de la Ciudad de las Montañas, que es la Ciudad de Monterrey, en donde prácticamente han sido destruidos algunos de ellos, como el Cerro del Topo Chico, como el Cerro de las Mitras y como el Cerro del Fraile.

Aquí podemos ver algunas imágenes donde prácticamente quedan destruidas las montañas, donde ha habido una clara omisión por parte del Gobierno del estado de Nuevo León y por parte de algunos alcaldes al permitir estos daños que son hoy en día irreversibles.

Esta iniciativa va con la intención firme de realizar las modificaciones legales necesarias para darle al gobierno federal jurisdicción en el tema de la regulación de la extracción de calizas, abre la puerta para que se puedan imponer tributos, se puedan imponer impuestos, para que una vez terminada la explotación de la concesión que sea dada de manera mucho más inteligente y mucho más estratégica sea remedido el predio para que tenga un servicio ambiental suficiente y no quede a la deriva y no quede como estas imágenes que hemos visto, que les he mostrado, que son una muestra de lo que se puede hacer con el medio ambiente ante la omisión de la autoridad.

Por su atención, muchísimas gracias.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *