Senadora Josefina Vázquez Mota exhorta a las Secretarías de Bienestar, de Hacienda y Crédito Público a reasignar presupuesto a estancias infantiles

Intervención en tribuna de la senadora Josefina Vázquez Mota al presentar un punto de acuerdo que exhorta a las Secretarías de Bienestar, de Hacienda y Crédito Público y al gobierno en su conjunto, a efecto de que se realicen las reasignaciones presupuestarias necesarias para restituir el presupuesto que se recortó en el ejercicio 2019, al “Programa de Estancias Infantiles para apoyar a madres trabajadoras”, dotándole de un monto adicional de al menos 2 mil 29 millones de pesos.

Muy buenas tardes.

Lo primero que quiero destacar es que en esta presentación de punto de acuerdo iba a hacer una solicitud de urgente y obvia resolución, sin embargo, quiero reconocer en este momento la gran voluntad de todos los coordinadores, coordinadora, y todos los participantes de la Junta de Coordinación Política, por a través de los cuales y de las Senadoras, de los Senadores de la República se ha logrado construir un acuerdo, que será leído en su momento por la Mesa Directiva.

Quiero dar la bienvenida a este acuerdo, y quiero decir que este acuerdo es una señal clara, de que en este Senado de la República podemos construir en el interés superior de las niñas y de los niños.

Y hago votos porque este acuerdo sea uno de muchos otros, que la voluntad política, pero sobre todo la responsabilidad frente a nuestras niñas y niños prevalezca por encima de cualquier legítimo interés partidista o de cualquier otro tipo.

Así que inicio la lectura de esto, que era en su momento un punto de acuerdo, dándole la bienvenida a la voluntad política y a la responsabilidad con México y con miles y miles de familias.

“No puede haber una revelación más precisa del alma de una sociedad que la forma en que se trata a sus niños”, así lo dijo Nelson Mandela.

Con su venia, Presidenta.

En mi responsabilidad como Presidenta de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, estoy en esta tribuna para velar por el interés superior de los mismos.

En apego a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que en este mismo Senado se aprobó por unanimidad el 29 de septiembre del año 2014, es que hago un llamado a todas las fuerzas políticas a considerar la reasignación del presupuesto, derivada del programa de estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras.

El programa de estancias infantiles, como ya se ha dicho aquí, atiende un asunto fundamental no sólo para el desarrollo profesional de miles y miles de madres trabajadoras.

Lo decía Patricia Mercado en su momento, “cuando las mujeres no tenemos libertad económica no podemos tener ninguna del resto de las libertades”, y un programa como el de estancias infantiles permite esta libertad económica para cerca de 400 mil mujeres en este país.

También tiene la creación de empleos generados por las propias estancias, pero lo más importante es justamente el derecho de las niñas y los niños a un cuidado, al que nos obliga el artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Dicho en otros términos, reducir este apoyo va en detrimento del interés superior de la niñez y con ello se violenta nuestra normativa constitucional, legal y convencional.

Son miles, son miles las voces que han acompañado estas peticiones, las estancias infantiles han demostrado ser favorables para miles de familias, particularmente los polígonos de pobreza en los sectores más desfavorecidos donde operan principalmente.

Con este modelo se atienden a casi 400 mil niñas y niños en el país, de los cuales casi 4 mil tienen alguna discapacidad.

Sabemos que es un modelo perfectible, todas las voces que nos hemos expresado lo hemos reafirmado, y nos sumamos a aquellos que alzan la voz contra los casos de corrupción o malos manejos que pongan en riesgo a los niños o a las estancias.

Pedimos que se sancione de inmediato con todo el peso y el rigor de la ley.

Al día de hoy, sin embargo, no se ha presentado ningún modelo alternativo o una opción que sustituya el trabajo integral de estas estancias infantiles.

Con la información que hemos ido obteniendo, sabemos que se ha hablado de un apoyo mensual de 800 pesos para cada uno de los niños, lo cual no alcanza a cubrir el costo, la cuota de una estancia infantil, esto limitaría a miles y miles de niñas y niños acceder a este modelo de atención y desarrollar todas sus capacidades.

Hay una propuesta optativa de otorgarles directamente recurso a los padres de familia, ésta propuesta merece ser analizada y, por supuesto, considerada en su momento; sin embargo, cuando se habla de que la responsabilidad se entregue a las abuelas y a los abuelos tenemos que hacer una serie obligada de reflexiones.

El Inegi, en el año 2018, que hay aproximadamente 5 millones 120 mil personas mayores de 60 años que tienen participación activa en la economía, es decir, tenemos muchas abuelitas y abuelitos trabajando que no podrían hacerse cargo aun teniendo la voluntad del cuidado de sus nietos, pero hay algo más que también es importante, estaríamos negándole el derecho a una niña, un niño, de un desarrollo integral de convivir con otros niños, del derecho al juego, del derecho a la capacidad de construir comunidad.

Quiero dejar una preocupación que hemos compartido prácticamente todos los grupos parlamentarios, es qué vamos a hacer con los niños entre tres y cuatro años de edad. Estoy segura que en este acuerdo que se ha construido en la Junta de Coordinación han sido ya también considerados, pero no podemos dejarlos fuera del acompañamiento, no en esta edad.

Finalmente, no puedo más que coincidir cuando se señala que la sociedad civil tiene que rendir cuentas, hacerlos con transparencia y hay que fortalecer esta rendición de cuentas, lo que no podemos hacer es desestimar el trabajo de la misma.

Termino, Presidenta, reconociendo una vez más la voluntad política en este Senado de la República y reiterando que no hay nada más importante que las niñas y los niños, lo que pasa en estas edades nos acompaña el resto de la vida para bien o para mal, y el acuerdo de esta Junta de Coordinación son muy buenas noticias para cerca de 400 mil niñas y niños mexicanos.

Enhorabuena mi reconocimiento y gratitud a las coordinadoras, coordinadores y a todas las Senadoras y Senadores de la República que esta noche podremos dormir con más tranquilidad y con el orgullo de haber construido un acuerdo a favor de la niñez en nuestro país.

Es tanto, Presidenta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *