Senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez en el foro “El estado de la caravana migrante en Tijuana y el proceso de asilo en Estados Unidos”

Participación de la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez en el foro “El estado de la caravana migrante en Tijuana y el proceso de asilo en Estados Unidos”, en el Senado de la República.

 

 

Gracias.

Muy buenos días.

Bienvenidos a todas y a todas a este Senado de la República.

Yo Alejandra Reynoso. Soy originaria de Guanajuato y lo mencionó porque el tema migratorio es un tema de todos los días, de muchos años y no solamente en el fenómeno de emigración sino en la migración en tránsito y ahora donde también se han ido estableciendo algunos hermanos centroamericanos en el estado.

En el Senado soy secretaria de la Comisión de Relaciones Exteriores y participó también como integrante de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios, entonces para mí es un tema de gran relevancia y creo que justo estamos en el momento adecuado no solamente para replantear el modelo de política migratoria, sino de replantear lo que se quiere.

Cuando hablábamos de la migración era una costumbre y tradición voltear a ver la frontera norte. Y hablábamos de la migración y nos referíamos solamente a los mexicanos en el extranjero, pero poco hablábamos de los extranjeros al interior de nuestro territorio. Y coincido totalmente con las exposiciones que se han hecho; es decir, México tiene que adoptar una política menos restrictiva, menos reactiva porque aunque se intentó en el 2010, 2011 cuando se aprueba la Ley de Migración que actualmente está vigente, sacando el tema de la Ley General de Población para darle un espacio donde se garantizaran los derechos humanos y que está principalmente enfocado a eso y a establecer cuáles eran los estatus migratorios, pero no a atender el fenómeno migratorio; ésa es la gran diferencia.

Segundo, también creo que lo decía el Doctor Rodolfo Cruz: no es nada nuevo, esto yo recuerdo en Guanajuato era bastante común si era por La Bestia, están los albergues, donde además los migrantes, que además han cambiado los mecanismos y las actitudes ―y ahorita me referiré a eso―, pero que sabían que el albergue era para que descansaran una noche, dos noches y pudieran seguir su recorrido.

El espíritu de solidaridad de la población también en estarles ayudando, porque veían que era un tránsito y que era una permanencia muy temporal y muy acotada; sin embargo, cuando se generan estos movimientos principalmente por esta caravana de Honduras, hay algo que lo pregunte; tuvimos una reunión en noviembre también en la Secretaría de Gobernación porque se tuvo interlocución con los líderes; entonces más allá, creo que estamos analizando el fenómeno o la consecuencia, pero esto debe de tener un origen; es decir, alguien organizó, alguien convocó, alguien trazó la ruta y de eso no se habla y creo que es importante entrar al fondo porque si no, estaríamos atendiendo consecuencias y no la raíz.

Y que yo todavía tengo mis dudas si esto tiene sus implicaciones políticas por los tiempos, que tampoco es casualidad.

Entonces yo creo que hay que ver el contexto integral para poder replantear una política integral donde además, muy importante, es un tema de política exterior y de política interior y tenemos que desarrollar esta política migratoria con esas dos visiones, porque creo que ése es el principal problema que nos hemos encontrado: que nuestras leyes y nuestros programas están diseñados a la realidad de la migración de los noventas pero no a la realidad de estos nuevos mecanismos, formas.

También una gran diferencia; ahora con las redes sociales nos enteramos de que se está diciendo en cada país, algo que no ocurría en los noventas no pero que lo veíamos nada más cómo iban pasando por el país.

Y no me voy tan lejos: en el mes abril todavía yo recuerdo que llega un grupo de cerca de 500; es decir, pero no hizo ruido. Entonces, esta caravana es un fenómeno especial y creo que vale la pena entrar al análisis del fondo de las implicaciones políticas porque vamos a tratar de resolver las consecuencias y no el fondo.

Segundo, respecto al Pacto Global para una Migración Segura, Ordenada y Regular, que tuve la oportunidad de estar en la reunión de la Unión Interparlamentaria en Rabat previo a la adopción del Pacto en Marrakech, y nos planteamos objetivos muy claros en el ámbito legislativo y donde además la petición para que finalmente el Pacto pueda ser más allá de una carta de buenas intenciones a algo, a una realidad con la población, nos hicieron hincapié principalmente en la necesidad de armonizar nuestras leyes, si es que son armonizables, que yo creo que más que armonizar hay que desarrollar una nueva ley, porque esto tiene un impacto en el tema de salud, un impacto en el tema de educación, en el tema económico, en el tema cultural y en el tema social; por eso creo que yo digo que es un momento propicio porque necesitamos replantear y repensar el modelo para México y esto no se puede hacer sólo desde la visión de Legislativo ni tampoco puede ser sólo desde la visión del Ejecutivo.

Creo que es el momento para hacer un proyecto integral y que en esto yo celebro que la senadora Vanessa haya convocado, porque sí creo que recién se adopta el Pacto por nuestro país, que además jugó un papel muy importante, pues no podemos ahora esperar a que surja otro problema para entonces estar llenando las comisiones de puntos de acuerdo en lugar de estar desarrollando política pública.

Y creo que en este sentido ¿qué es lo que se ocupa? Bueno, sí desarrollar esas políticas públicas ante nuevas realidades: salud, seguridad, autoempleo y educación; segundo, también creo que en el tema de las entidades sí hay que replantear también el tema de los recursos; es decir, el fenómeno migratorio se ve sólo como un fenómeno federal, sí, nada más que los problemas son locales, no son federales y esa población flotante no tiene ni los recursos, las entidades ni los gobiernos municipales, que no es una cantidad menor de personas y que entonces necesitamos también en las propias reformas fiscales o en las leyes hacendarias entrarle a la distribución del recurso como se hace ya en la Ley de Coordinación Fiscal pero sí asignar para las fronteras norte y sur, porque el problema no es solamente los que intentan cruzar; el problema también lo tenemos en los que ingresan a nuestro país que, nos decían, ahora tenían tan solo en este lapso de estas caravanas más de tres mil solicitudes de refugio en la frontera sur y cuánto tardan en dar una respuesta: 45 días, ¿mientras qué hace la gente esos 45 días?, ¿cómo se les proporcionan los servicios básicos?

Y eso es donde no hay un eslabón en la cadena y está rota y creo que hay que entrarle al programa integral y por eso me refiero incluso al tema presupuestal, porque si bien es un tema federal, es un tema de seguridad, pero los problemas, las implicaciones y las reacciones son meramente locales.

Y finalmente, pues es como una petición que podamos sentarnos y hablo, ¿de quiénes?, de la Academia, del Poder Legislativo, del Ejecutivo de replantear hasta dónde llega la política exterior porque aquí también habrá que entrar en modelos de cooperación y cuando hablo de cooperación no solamente son los fondos, porque cuando se habla de cooperación internacional, la referencia son fondos internacionales, que seguramente los habrá de haber y que hay que involucrar la organización para las naciones internacionales, pero también yo creo que esta cooperación, y que se planteó en Marruecos, es en la política pública, en información.

Yo coincido: fuimos reaccionarios y fuimos como México, como país, y yo se lo decía en su momento a la Secretaría de Gobernación: es como cuando nos dice el servicio Meteorológico que ahí viene un huracán y vamos viendo la ruta del huracán y queremos tomar acciones cuando tocó tierra, en lugar de haber previsto el tema que se venía con las caravanas.

Entonces creo que sí es el momento para que podamos desarrollar un proyecto integral entre la Academia, el Legislativo, sin duda, de las dos cámaras; el Ejecutivo con el Instituto Nacional de Migración, definir los alcances.

Es un tema de seguridad para unas dependencias, pero para otros es un tema social, pero también es un tema económico y también hay que valorar luego la aportación que le hace el fenómeno migratorio a las economías de los países, a la Organización Internacional para las Migraciones y finalmente replantear esta Ley de Migración que tenemos actualmente, que pase de ser solamente enumerar el estatus migratorio de quien reside en nuestro país a que sea una ley que logre coordinar de manera transversal la agenda de fenómeno migratorio, que es lo que se ocupa en la actualidad y lo que se requiere para los próximos años.

Entonces yo les agradezco. Toda la información que nos proporcionan es súper valiosa porque los cálculos ya no son o no podemos desarrollar nuevas propuestas en lo que nuestro imaginario da desde el Poder Legislativo, sino en el campo y la investigación da y, bueno, ya estaremos platicando seguramente tanto en la Comisión de Relaciones Exteriores con América Latina, con Asuntos Fronterizos Migratorios para poder desarrollar una agenda y creo que es un plan de trabajo que tenemos el tiempo y estamos en el momento para que no solamente podamos atender los compromisos del Pacto Global, sino para que podamos atender a los ciudadanos en la congruencia de lo que buscamos sean atendidos los mexicanos en el exterior.

Muchas gracias y nuevamente bienvenidos al Senado.

 

ooOoo

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *