Intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz al presentar el posicionamiento del GPPAN al dictamen por el que se expide la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz al presentar el posicionamiento del GPPAN al dictamen por el que se expide la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas.

 

Con su permiso, presidenta.

(Habla en lengua ñanhmu)

Les saludé en la lengua ñanhmu, buenas tardes señoras, buenas tardes señores, estoy contenta.

Eso es lo que les acabo de decir, y estoy contenta porque realmente hoy es un día trascendente para los pueblos indígenas.

Tuvieron que pasar 17 años desde la fallida reforma constitucional, donde enviamos de manera íntegra los Acuerdos de San Andrés Larráinzar al Congreso de la Unión, y en ese entonces le faltó a los señores diputados y senadores altura de miras.

Los pueblos indígenas son propietarios de la quinta parte del territorio nacional, en su territorio se protege la diversidad biológica, el agua, la selva, los bosques, las áreas naturales, la medicina tradicional, los recursos mineros y petroleros, por cierto.

Estos son los patrimonios naturales con los que cuentan los pueblos indígenas para negociar su desarrollo; sin embargo, y a pesar de que poseen, cuidan y protegen recursos tan importantes para la nación entera, los pueblos indígenas enfrentan los niveles más bajos de pobreza en el país.

Durante siglos se ignoró su cultura, su diversidad lingüística, sus conocimientos ancestrales sobre la naturaleza y el cosmos; su dominio del entorno y cuidado de sus recursos naturales. Los pueblos indígenas de nuestro país sólo fueron mano de obra barata y carne de cañón.

Unos cuantos datos que nos muestran la situación actual: la población indígena en pobreza casi duplica a la población no indígena, 77 por ciento frente al 43 por ciento.

La que está en pobreza extrema es cinco veces mayor que la población nacional, 38 por ciento frente al 8 por ciento.

La quinta parte de la población indígena es analfabeta, tres veces mayor, 19.3 por ciento que la población general.

15 por ciento de los indígenas no tiene derecho a servicios de salud y, de éstos, dos terceras partes se atienden con el Seguro Popular.

Por eso, ya basta de ver a los pueblos indígenas como sujetos de asistencia, ésta es una visión de derechos, los pueblos indígenas son pobres porque no se les han reconocido plenamente sus derechos económicos, se han explotado sus bosques sin su consentimiento, sus derechos políticos; ya basta de los cachirules indígenas, que se hacen pasar por indígenas para llegar a ser diputados, quitándole el lugar a una persona; sus derechos culturales, vamos a trabajar en el pleno reconocimiento de su propiedad intelectual; sus derechos sociales, pero, sobre todo, los derechos ambientales.

Por ello, celebramos que la lucha por el pleno reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas haya continuado y llegue este momento importante con la expedición de la Ley por la que se crea el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas y deroga o abroga la Ley de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Esto es resultado de una consulta plural en la que participaron representantes de los pueblos indígenas de México, consulta que tenemos que seguir perfeccionando.

En ella se establece claramente reconocimiento como sujetos de derecho público de los pueblos y comunidades indígenas, que radica principalmente en reconocer la calidad de personas jurídicas con potestad pública, con facultades de obrar en el ámbito de su jurisdicción y exige a los otros órganos del poder el respeto de sus propios sistemas normativos.

Por supuesto que coincido con el senador Clemente, que hace falta ir más allá: vamos por la reforma constitucional en materia de derechos y cultura indígena.

Un logro trascendente entre sus principales atribuciones y funciones está el de promover, proteger y garantizar el reconocimiento, respeto, implementación de los derechos; que no se nos olvide, derechos, sólo de esa manera vamos a resolver el tema ancestral de la pobreza.

Efectivamente, tenemos las mayores reservas de agua, las mayores reservas de bosques, ahí está el petróleo, ahí están los recursos mineros, pero los pueblos indígenas sólo han visto pasar el desarrollo frente de sus ojos.

Hoy lo que buscamos con esta Comisión es que los pueblos indígenas sean parte de este desarrollo. Será una institución que normará los procesos de consulta de los pueblos indígenas de acuerdo a las normas nacionales e internacionales.

Quiero decirles desde aquí a los empresarios que no se espanten, nos vamos a apegar a la ley, pero nunca más proyectos que violen el derecho a la consulta de los pueblos indígenas, pero por supuesto que los pueblos indígenas están de acuerdo con proyectos que mejoren su calidad de vida.

Garantizar y promover el pluralismo jurídico que obliga a analizar la situación de los pueblos indígenas desde sus propios sistemas normativos del ejercicio del gobierno comunitario.

Hay maneras de resolver nuestros conflictos de manera ancestral. Yo aprendí a dialogar porque me lo enseñaron mis abuelos, mis abuelos eran muy sabios, porque es una sabiduría heredada de generación en generación.

Otro tema importante será crear el catálogo de pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas.

Qué bueno que hoy hay una institución que atienda a nuestros hermanos afromexicanos, pero también mi estimada senadora, tenemos que ir, Susana Harp, tenemos que ir por la reforma constitucional para que se reconozca plenamente a los hermanos afromexicanos.

Apoyará a los procesos de reconocimiento, protección, defensa y conservación de las tierras y territorios, bienes y recursos naturales de los pueblos indígenas de conformidad con la normatividad aplicable.

Pero no es justo, ahí tenemos la Península, grandes proyectos hoteleros, grandes proyectos de desarrollo donde los pueblos mayas nunca fueron consultados, donde sólo se han tenido que resignar a ser los empleados de los grandes hoteles, por eso tenemos que impulsar proyectos ecoturísticos, que hoy son un gran ejemplo en Chiapas, ahí está El Chiflón, ahí están las Guacamayas, ahí hay proyectos que cuando les entregan los recursos son capaces de transformar esta condición de pobreza.

Y aquí viene un tema polémico, y sí es polémico porque queríamos que fuera polémico: transferir recursos a los pueblos, comunidades y municipios indígenas a través de sus autoridades; también apoyará a los procesos de reconocimiento, protección, defensa y conservación de las tierras, territorios y bienes.

De esta manera, yo lo que les diría es: vamos a trabajar de cerca para que en la norma no se pase por encima de la soberanía del municipio, que se respete el municipio pero que sí las comunidades puedan recibir recursos para de su desarrollo.

Y, lo más importante, se establece un mecanismo de protección, un mecanismo que va a garantizar la transversalidad, y en este mecanismo va a participar la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el Senado de la República, la Cámara de Diputados, el Instituto de las Mujeres, todas aquellas instituciones que tengan que ver con los derechos de los pueblos indígenas.

Por eso compañeros, y sí me voy a tomar un par de minutos porque lo amerita el caso, yo nunca hablo de más — por las que he ahorrado-, por eso en el Grupo Parlamentario del PAN vamos a apoyar esta reforma a favor, y senador Monreal, lástima que no está usted, pero para que sepa que va a ver cosas en las que nos podemos poner de acuerdo, que no somos mezquinos, que somos un grupo que también le apuesta a que le vaya bien a México, porque somos mexicanos y porque aquí viven nuestros hijos.

Simplemente cierro aclarándole a los compañeros de su preocupación, por qué no puede ser pueblos originarios: la palabra originario e indígena es sinónimo, pero hay pueblos como el Jacalteco, del Kanjobal, Kakchiquel, que no son originarios de México, que llegaron cuando hubo los movimientos armados en Guatemala y entonces los estaríamos dejando fuera de esta ley.

Muchas gracias por su atención y felicidades, y ojalá el próximo gobierno, ya tiene una ley, que le ponga lana, porque si no todo esto quedó en buenas intenciones

Muchas gracias.

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *