Senadora Kenia López Rabadán, para referirse a la situación sobre la consulta del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México

 

Intervención en tribuna de la senadora Kenia López Rabadán, para referirse a la situación sobre la consulta del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Con su venia, Presidente. Muchas gracias.

Quisiera primero recordar aquí a mis compañeras y compañeros que sin duda en el PAN, senadoras y senadores de Morena, estamos convencidos de que es a través de los instrumentos de participación ciudadana como este tema va a tener certeza y legalidad.

Y es por ello que fuimos el primer partido político en este cuerpo colegiado que presentó la iniciativa de referéndum y plebiscito.

Evidentemente lo hacemos por congruencia y lo hacemos porque durante muchos años, décadas ya, nosotros en el PAN entendemos que es escuchando a la ciudadanía, porque nosotros hemos sido parte de la ciudadanía y hemos sido por muchos años oposición. Y sabemos que es a través de estos instrumentos como podemos encontrar muchas salidas claras y respuestas contundentes.

Por eso es que hoy quisiera recordarles que es muy lamentable que vengan a decir una cosa y hagan otra. La única iniciativa ciudadana en la historia de la Ciudad de México, porque efectivamente es lo que ustedes han gobernado, fue una iniciativa organizada por el PAN, fue una iniciativa para regular las marchas en la Ciudad de México, las marchas y las manifestaciones, logramos de la mano de la ciudadanía, hace 10 años aproximadamente, juntar más de 100 mil firmas de capitalinos, aquí en la Ciudad de México.

Y saben qué pasó, que al Jefe de Gobierno en turno, el licenciado Marcelo Ebrard, simple y sencillamente es instrumento de participación ciudadana no le gustó.

Porque mientras la ciudadanía, y lo pongo entre comillas, diga lo que ustedes quieren oír, la escuchan, pero cuando la ciudadana pide algo que ustedes no quieren oír, simple y sencillamente guardan en el cajón más de 100 mil firmas, y ahí está la historia en la Ciudad de México.

Déjenme decirles que por supuesto nosotros creemos en la democracia. ¿Qué es la democracia? Cómo lo dice la palabra el poder, el gobierno del pueblo. Claro que lo creemos; claro que lo  sabemos y lo hemos vivido.

Por eso llama la atención que ustedes quieran darle el poder al pueblo a través de consultas amañadas, porque a ver, es claro lo pueden ustedes aquí mayoritear, pero la ciudadanía, algunos medios de comunicación, algunas autoridades en la materia lo han dicho: la tinta indeleble no sirvió, compañeros, las mesas de casilla no tuvieron un escrutinio objetivo, como ustedes mismos los han pedido históricamente a las instituciones electorales, evidentemente no hubo una metodología, y peor aún, claro que no están apegados a lo que dice el artículo 35 constitucional.

Y saben qué es lo que más preocupa en este momento que todo eso lo hicieron simple y sencillamente para refrendar algo que es muy preocupante en este país, porque su presidente electo lo que está diciéndole no solamente a la oposición, sino se lo está diciendo también a ustedes es: el Estado soy yo, eso es lo que está diciendo el presidente con estas acciones. Igual de Luis XIV, no más, no menos.

Es evidente que el Estado no es él ni puede ser él, porque entonces ¿en dónde están los ciudadanos, en dónde están las instituciones, en dónde está el gobierno, en dónde están los cuerpos colegiados como éste en el que nosotros estamos?

Por supuesto que preocupa lo que ha pasado en estos días y preocupa no solamente por los temas económicos que aquí ya se han abordado, preocupa por la forma de hacer política del presidente, y porque se avizora una lastimosa forma de hacer política.

Llama la atención que aquí ha venido a decir la senadora “ya no queremos amiguismos”, por supuesto, nosotros estamos absolutamente de acuerdo, no queremos amiguismos, pero es increíble que cuando el presidente electo sale a decir que no va a ser Texcoco, ahí está su contratista favorito, Riobóo, si eso no es amiguismo objetivamente, senadoras y senadores, ¿qué es?

Yo no sé si la consulta fue amañada o no, pareciera que lo fue, quizá habrían de preguntarle a Bartlett, él sabe mucho de eso.

Hoy cuando los escuchamos hablar de los pobres, de aquellos pobres que todos hemos defendido y todos hemos dicho que vamos a luchar por ellos, hoy pareciera que se les olvida, 45 mil despidos gracias a esta decisión…

-Interrupción del Presidente de la Mesa Directiva-

Presidente, si es tan amable, puedo terminar con mi intervención y aceptaré todas las preguntas de la senadora y de cualquier senador o senadora que desee hacerme una pregunta…

45 mil despidos, 45 mil familias que gracias a esta decisión acompañada por una consulta “pirata” estarán sin trabajo.

Quiero decirles algo, ¿quién creen que va a pagar los 200 mil millones de pesos que va a costar la cancelación?, ¿quién?, porque evidentemente esos contratos tienen cláusulas, porque evidentemente esos contratos van a obligar al gobierno a que, una vez que incumplieron el contrato, le paguen a cada uno que ha invertido en ese espacio empresarial, 200 mil millones de pesos, ¿saben quién va a pagar?, sólo hay dos, sólo hay dos opciones: la ciudadanía y los usuarios, no hay más, gracias por no verlo, gracias porque en esta cerrazón que tienen en su mayoría, es increíble que no puedan ver que ustedes, nosotros y todas las personas que están afuera en este país vamos a terminar pagando el capricho del presidente electo.

¿La gente votó por un cambio?, claro; ¿la gente votó por un cambio de régimen?, por supuesto; nosotros en el Frente dijimos: queremos un cambio de régimen; ustedes dijeron en Morena: queremos un cambio de régimen, porque la gente está harta de la corrupción, está harta de los amiguismos, está harta del tráfico de influencias, está harta de ver a senadores gastando 200 o 300 mil pesos en un boleto de avión, claro que la gente está harta. Nosotros mismos inclusive dedicándonos a la política estamos hartos, pero eso no es un cheque en blanco, compañeras, compañeros de Morena, no se equivoquen.

Sí, votaron por ustedes; sí, están legitimados, pero el 47 por ciento de los mexicanos no acompañó la propuesta de Andrés Manuel López Obrador y, evidentemente, hoy ustedes tienen una gran responsabilidad.

Me parece increíble que la responsabilidad asumida sea generar una consulta “pirata” y no hacer las reformas legales necesarias para haber hecho una consulta legal, porque eso es simple y sencillamente la manera en la que nos demuestra que ocupan su mayoría hasta para aplastar la Constitución.

Decía, y con esto concluyo, don Manuel Gómez Morín, fundador del Partido Acción Nacional y de muchas instituciones en el país, hay que hacer bien el bien porque el bien mal hecho es peor que el mal en sí mismo; ¿quieren una consulta?, háganla bien; ¿quieren escuchar a la ciudadanía?, escúchenla bien; ¿quieran hacer una modificación a la Constitución?, háganla primero y después por supuesto nosotros les estaremos acompañando.

Muchas gracias.

 

 

 

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *