Senadora Indira Rosales San Román, durante la comparecencia de la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano

 

Intervención de la senadora Indira Rosales San Román, durante la comparecencia de la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, ante las comisiones unidas de Desarrollo y Bienestar Social y de Desarrollo Urbano, Ordenamiento Territorial y Vivienda.

Muy buenas tardes, compañeras y compañeros, secretaria Rosario Robles.

A mí me gustaría que habláramos finalmente de lo que hace la Sedatu, creo que ese es el tema que nos debería interesar y debería ser prioritario dentro de esta comparecencia.

De acuerdo a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano uno de sus objetivos más importantes es fomentar el acceso de los ciudadanos a la vivienda mediante soluciones habitacionales bien ubicadas, dignas y de acuerdo a estándares de calidad internacional. Sin embargo, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Vivienda, la Conavi, en 2014 un total de 8.96 millones de hogares en el país se encontraban en rezago habitacional, es decir, sus viviendas, como ya lo sabemos, se encontraban pisos de tierra, techo y muros endebles, etcétera.

Para 2016 el número de hogares en estas condiciones ascendió a 9.222 millones, es decir, el rezago habitacional se incrementó en un 3 por ciento, que por supuesto tiene también que ver de manera lógica con el crecimiento poblacional y demográfico.

Lo lamentable sí es que disminuyeron significativamente en el 2017 los subsidios del Gobierno federal a la adquisición y mejoramiento de viviendas. Según datos también de esta misma Comisión Nacional de Vivienda en 2016 se ejercieron 8 mil 908 millones de pesos en subsidios para la adquisición, mejoramiento, autoproducción y renta de vivienda; en tanto que para el 2017 los subsidios en esta materia descendieron a únicamente en 4 mil 617 millones de pesos, es decir, se dio una reducción del 48.1 por ciento.

Es importante señalar que la reducción de los subsidios para vivienda afectan directamente la posibilidad de acceder a una vivienda digna, pues a todas estas familias que se encuentran en rezago habitacional.

En lo que va del 2018 desafortunadamente esta reducción continúa, ya que de enero a septiembre de este año el monto de subsidio ejercidos para la compra de vivienda nueva ascendió a 3 mil 26 millones de pesos, una disminución de -4.9 respecto al periodo de 2017 y, bueno, como resultado de esta reducción entre enero y agosto de 2018 el número de viviendas vendidas en el país se cayó en un -13 por ciento, respecto a este mismo lapso, en comparación con 2017, de acuerdo con el Registro Único de Viviendas.

Señora secretaria, ¿pudiera usted explicarnos el por qué esta reducción en los subsidios para la reducción del rezago habitacional y en el otorgamiento de créditos por parte del Infonavit? Sabemos que esto no tiende únicamente a una decisión de su Secretaría, sin embargo, sí quisiéramos saber por qué dejó de ser una prioridad dentro de las políticas de este sexenio.

Por otra parte, en el informe se presume que el 38 por ciento de los subsidios a la vivienda del gobierno federal se ha otorgado a personas de bajos ingresos, los cuales son menores a 2.6 unidades de medida, UMA, actualmente, sin embargo observamos un grupo vulnerable que no es tocado, que es la población adulta, los adultos mayores, ¿qué posibilidades tuvieron ellos durante esta administración, reales, de adquirir una vivienda?

Y, bueno, ésas serían las dos preguntas respecto al tema de vivienda y, bueno, también una atenta sugerencia que nos (inaudible), creo que faltó dentro de este sexenio apoyo sobre todo a los municipios para su elaboración de sus planes municipales de desarrollo urbano, y también de zonas conurbadas.

Sabemos que el mayor porcentaje de la población se encuentra en las zonas urbanas y, desafortunadamente, situaciones como las que vemos hoy del aeropuerto y lo que veremos a continuación con los temas del tren maya, podríamos tener un mayor control, imagínense si todos los municipios que atravesará el tren maya tuvieran un plan de desarrollo urbano, me parece que sería fundamental ese dato técnico para poder saber realmente su viabilidad, digo, más allá de un tema político, atender a circunstancias netamente técnicas, es un llamado que quisiéramos hacer.

Sería todo. Gracias.

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *