Pide senadora Mayuli Latifa Martínez Simón modificar la Ley General de Comunicación Social

 

Intervención de la senadora Mayuli Latifa Martínez Simón, al presentar una iniciativa que adiciona los artículos 4 y 10, y que reforma el artículo primero transitorio de la Ley General de Comunicación Social.

 

 

Muchas gracias, señora Presidenta.

Senadoras y senadores.

Vengo hacer uso de esta tribuna a nombre propio y, por supuesto, de las y los senadores del Grupo Parlamentario del PAN.

En el contexto social, económico y político en el que nos encontramos, ante el comienzo de un nuevo gobierno al frente del Poder Ejecutivo y de nuevos actores políticos dentro del Poder Legislativo, de entre los cuales un partido político tiene el control, en este proceso de cambios en la vida democrática de nuestro país, es necesario también realizar cambios a nuestro sistema jurídico, para fortalecer las herramientas de control a fin de evitar excesos de nuestros gobernantes, en temas como el uso de recursos públicos destinados a ser propaganda y el quebrantamiento de nuestro incipiente Estado democrático.

Durante los últimos años, hemos visto excesos en el gasto público, para propaganda gubernamental por parte de gobiernos de todos los niveles, con la única obsesión de posicionar la imagen y administración de los gobernantes en turno, así como del partido político al que pertenecen, haciendo uso de una comunicación social disfrazada para sus intereses personales y de partido. No queremos que eso se vuelva a repetir en este país.

Las contribuciones de los mexicanos, los recursos públicos que tienen a su disposición, el gobierno son sagrados y deben destinarse a resolver las necesidades de la sociedad. Los recursos públicos se deben administrar con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez y la propaganda gubernamental debe tener un carácter netamente institucional y con fines informativos, educativos y de orientación social, como lo mandata el artículo 134 de nuestra Constitución y no partidistas.

Con ese propósito, la iniciativa que estoy presentando a nombre propio y con el acompañamiento de los senadores de Acción Nacional, plantea reformar los artículos 4 y 10 de la Ley General de Comunicación Social, incorporando mecanismos de control de la imagen institucional del gobierno, estableciendo limitantes y prohibiciones en la propaganda y prohibiendo el uso de colores, signos e identidad similares a la de los partidos políticos que rompan con la institucionalidad del gobierno en el ámbito federal, estatal y municipal.

Resulta francamente irresponsable gastar miles de millones de pesos en publicidad oficial, para difundir programas y actividades en el que la realidad, buscan posicionar la imagen y administración gubernamental en turno y del partido político al que pertenecen. Es ofensivo e indignante para los mexicanos, cuando hay cerca de 53 millones de habitantes en situación de pobreza, 10 millones en situación de pobreza extrema y 7 millones en situación de pobreza alimentaria en el país.

Lamentablemente cada cambio de administración de gobierno, en los tres niveles, somos testigos del gasto millonario que se realiza en propaganda, mediante uso de colores, eslóganes, imágenes, logotipos, mensaje, entre muchos otros, con el único propósito de personalizar la administración que inicia y posicionar la imagen de los gobernantes del propio partido político al que pertenecen, lejos de una imagen institucional.

En el Senado de la República, en esta misma Legislatura, hemos conocido y visto algunos excesos en ese sentido, como el uso de imágenes, colores y mensajes que poco o nada tienen de institucional en la difusión de las actividades del Senado y que más bien resultan claramente alusivos a un partido político.

La propuesta que estamos presentando, permea en todos los poderes, entidades y dependencias públicas, en los distintos órdenes de gobierno.

Compañeras y compañeros senadores, en este proceso de cambios en la política, es necesario el rediseño institucional que permita regular la forma en la que nuestros gobernantes se conducen en el uso de recursos públicos y en la imagen institucional del gobierno.

Nuestras instituciones son los cimientos de la arquitectura de nuestra sociedad, su credibilidad y buen funcionamiento es responsabilidad de todos. Sumemos voluntades para fortalecerlas.

Muchas gracias.

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *