Mantener la invitación al dictador Nicolás Maduro a la ceremonia de toma de protesta en México es una declaración contra la democracia y los derechos humanos

  • Inaceptable pasar por alto petición de la ONU a la Corte Penal Internacional para investigar asesinatos, torturas y malos tratos.
  • 131 venezolanos asesinados por soldados, más de ocho mil 300 ejecuciones extrajudiciales, más de 12 mil detenciones arbitrarias, en la cuenta del dictador, según la OEA.

El Grupo Parlamentario del PAN en el Senado demandará al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, retirar la invitación a Nicolás Maduro para participar en la ceremonia de toma de protesta presidencial del próximo primero de diciembre, por congruencia elemental con los valores democráticos de México, basados en el respeto de los derechos humanos de todos los ciudadanos del mundo.

Mediante un punto de acuerdo que será presentado en la sesión de este miércoles, las senadoras y senadores del PAN rechazaron la visita del presidente venezolano en solidaridad con los ciudadanos de aquel país, que padece una crisis de violaciones a los derechos elementales y las libertades esenciales, que ha sido empobrecido y victimizado por el  gobierno represor y dictatorial que encabeza Nicolás Maduro, quien ha forzado a su pueblo a un éxodo en busca de asilo y refugio en México o en otros países.

“De no hacerlo, el nuevo gobierno envía una señal inaceptable, porque  México no está de acuerdo en solapar a un dictador criminal que se ha colocado en contra de la paz y la democracia”, sostuvieron.

En el texto de la proposición, la bancada panista insistió en que esta petición es en apoyo también a los prisioneros políticos víctimas de tortura y en memoria de los muertos causados por un régimen autoritario, que se ha convertido en una de las peores amenazas para la democracia en la región latinoamericana.

Recordaron que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió recientemente a la Corte Penal Internacional investigar los abusos del gobierno de Nicolás Maduro: asesinatos, torturas, malos tratos, condiciones infrahumanas en centros de detención, persecución política y restricciones al espacio democrático, entre otras atrocidades infringidas por este individuo que de ninguna manera es bienvenido en nuestro país.

Asimismo, refirieron que un informe de la Organización de Estados Americanos ha demostrado que existen pruebas suficientes para investigar al régimen de Maduro por crímenes de lesa humanidad.

“Las cifras son escandalosas: 131 venezolanos asesinados por soldados y paramilitares, más de ocho mil 300 ejecuciones extrajudiciales, más de 12 mil detenciones arbitrarias y pobreza generalizada”, alertaron.

En ese sentido, demandaron que en lugar de invitación a Nicolás Maduro a una ceremonia cívica, de gran importancia para nuestra democracia, se le haga un llamado para el restablecimiento inmediato del orden constitucional en Venezuela.

“Pedimos que se retire la invitación al dictador Nicolás Maduro en congruencia a los valores democráticos de México, donde consideramos esencial el respeto de los derechos humanos de todas las personas en el mundo”, señalaron.

El GPPAN subrayó que si bien no existe ningún mandato legal para que todos los representantes de todos los países sean convocados a la toma de posesión del Ejecutivo, tampoco existe impedimento legal para retirar la invitación a quien no comparte con México las mismas convicciones en cuanto a la promoción y la defensa de los derechos humanos y la democracia.

“La Constitución establece que entre las obligaciones del Presidente de la República en materia de política exterior está observar el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos. Con ello, México, asume que la defensa de los derechos humanos no tiene límites, ni fronteras”, concluyeron.

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *