Intervención de la senadora María Guadalupe Murguía Gutiérrez, durante la comparecencia del secretario de Gobernación

Intervención de la senadora María Guadalupe Murguía Gutiérrez, durante la comparecencia del secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, para referirse al análisis del VI Informe de Gobierno del Presidente de la República, en materia de política interior.

 

Con su venia, señor Presidente.

Compañeras y compañeros senadores.

Señor secretario de Gobernación.

Una de las funciones fundamentales del Estado es precisamente proporcionar seguridad y protección a las personas, su familia y su patrimonio.

El Plan Nacional de Desarrollo de la actual administración propuso mejorar las condiciones de seguridad y justicia en nuestro país, desgraciadamente el país atraviesa por una grave crisis de violencia, con cifras históricas en distintos delitos, como son los homicidios dolosos, secuestros, robo de combustible, narcotráfico, entre otros.

En el Partido Acción Nacional estamos convencidos de que se requiere una instancia especializada para atender el tema de la seguridad, consideramos que es momento de que el Estado asuma ante la sociedad una de sus más importantes obligaciones, que es la de brindar seguridad a partir de un enfoque que priorice la prevención de la violencia y la delincuencia, redefiniendo la actuación para atender en forma prioritaria los delitos que más lastiman a la sociedad.

Las senadoras y los senadores de Acción Nacional hemos propuesto separar las funciones de seguridad pública de la Secretaría de Gobernación, creando una nueva Secretaría en la materia, pero con un enfoque ciudadano. Proponemos una nueva política de seguridad bajo los siguientes ejes: protección de las personas, garantizar los derechos humanos, fortalecer la participación ciudadana.

Diversos sectores de la sociedad han propuesto éste y otros modelos de operación en la materia. El gobierno electo ha informado que propone separar de igual manera las funciones de la Secretaría de Gobernación a su cargo, para crear una nueva Secretaría de Seguridad.

Señor secretario, habiendo usted ejercido el cargo bajo el esquema actual, ¿cuál es tu balance y opinión al respecto?, ¿qué acciones considera tienen que reforzarse para obtener mejores resultados?

Con los elementos comentados, ¿cómo considera debe funcionar la organización en materia de seguridad?, ¿considera adecuado el esquema actual o estaría de acuerdo con las propuestas de separación de funciones de seguridad pública ya comentadas?

En Acción Nacional consideramos necesario fortalecer el modelo de la policía actual, para que la sociedad recupere la confianza en su actuación.

Por ello, consideramos oportuno y adecuado insistir en nuestra propuesta de construir un mando mixto policial, cuya premisa fundamental sea el principio de subsidiaridad, subsidiaridad que es complementariedad y ayuda escalonada. La ayuda debe prestarse cuando sea necesario, en la medida de lo necesario y durante el tiempo necesario; se deben fortalecer las instituciones en todos los niveles de gobierno.

Nuestra propuesta busca preservar las corporaciones policiacas de los tres órdenes de gobierno, siempre y cuando satisfagan estándares que aseguren un buen funcionamiento, así como diseñar mecanismos de intervención, sustitución y colaboración subsidiaria en las instituciones de seguridad pública de los distintos órdenes de gobierno cuando sea necesaria.

Esta propuesta encontró eco en el Senado en la pasada Legislatura, pero fue detenida en la Cámara de Diputados por falta de consenso.

Públicamente en aquel entonces el Gobierno federal manifestó su preferencia hacia el modelo del mando único policiaco.

Señor secretario, ¿cuál es su opinión respecto de ambos modelos?, ¿cuál considera usted el adecuado para atender el problema de seguridad en los años venideros?

En otro orden de ideas, una de las funciones que hoy en día tiene la Secretaría de Gobernación es sin duda la de la inteligencia, ha trascendido que el nuevo gobierno tiene la intención de desaparecer el Cisen y trasladar los servicios de inteligencia a la Secretaría de Seguridad Pública que pretende crear; ¿considera usted, señor secretario, esta acción adecuada? En su opinión, ¿qué implicaciones en la seguridad nacional puede tener esta decisión?

Otro objetivo de la Secretaría es salvaguardar a la población y a sus bienes y al entorno ante un desastre de origen natural o humano, a través de la coordinación del Sistema Nacional de Protección Civil. México ha vivido, sin duda, algunos desastres naturales que han tenido un fuerte impacto, como lo fueron los sismos de 2017.

De acuerdo con lo reportado en el VI Informe de Gobierno, los avances en la reconstrucción de los sismos no han sido al ritmo que la población afectada demanda; en el informe se establece que los avances físicos y financieros son menores al 50 por ciento de los recursos del Fonden y de una bolsa global de 38 mil millones de pesos.

Si partimos de que son más de 170 mil las viviendas afectadas en (inaudible) por este fenómeno, ¿a qué se debe este retraso que continúa afectando a miles de personas y familias damnificadas?

Considerando en lo general las distintas acciones para atender y poner remedio a los daños ocasionados por los desastres naturales y a los señalamientos de tardanza en los apoyos, ¿qué acciones considera usted se requieren para mejorar la funcionalidad del modelo actual y transitar a un modelo más oportuno, más eficaz, en la atención de los desastres.

Finalmente, señor secretario, y aun cuando ya usted abordó este tema, quiero aprovechar su asistencia para platicar sobre la implementación del nuevo sistema de justicia penal.

A dos años de concluido el plazo para la implementación y a 10 de la aprobación de la reforma constitucional en materia de seguridad y justicia, es evidente que el proceso de transformación del sistema de justicia continúa inacabado y que hoy la consolidación plantea grandes desafíos, que implican replicar y reforzar los aciertos y corregir los desatinos y los rezagos.

Señor secretario, en su opinión ¿cuáles son los retos del sistema?, ¿qué hace falta hacer para consolidarlo?, ¿el Gobierno federal ¿comparte la visión de que este modelo ha incrementado la inseguridad, o bien la visión de muchos jueces y académicos, que señalan que esta percepción es falsa y lo que hace falta es una correcta implementación?

Por sus respuestas, muchas gracias, señor secretario.

 

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *