Senador Erandi Bermúdez Méndez presenta iniciativa que reforma el artículo 3 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable

 

Intervención del senador Erandi Bermúdez Méndez, al presentar una iniciativa que reforma el artículo 3 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable.

 

Gracias, Presidenta, con su venia.

Compañeras y compañeros senadores.

Acudo a esta tribuna para presentar una iniciativa que tiene como finalidad que las políticas públicas, por disposición general, incluyan programas de complementación, desarrollo y fortalecimiento de cultivos inocuos en tierra y en sustratos inertes sin tierra, por ser técnicas altamente probadas en beneficio de la humanidad.

En México existen 6 millones de hectáreas de riego y, aproximadamente, entre 15 o 16 millones de hectáreas de temporal, por lo tanto nuestra frontera agrícola productiva ya está limitada y los sistemas tradicionales de producción no alcanzan a cosechar lo que nuestro país necesita, lo que esta soberanía alimentaria requiere para poder alimentar a los ciudadanos.

Ante ello, han surgido sistemas alternativos que pueden ayudar a cubrir el déficit de la producción de alimentos en el país, como es la hidroponía, una forma de producción que no necesita de suelos y, por lo mismo, no depende de fenómenos meteorológicos; con ello, permite la reducción de costos de manera considerable y cosechas fuera de la estación, además de que brinda elevados rendimientos y de alta calidad en los alimentos.

Hoy la hidroponía es el término que describe las distintas formas en que pueden cultivarse las plantas sin tierra, estos métodos, generalmente conocidos como cultivos sin suelo, incluyen el cultivo de plantas en recipientes llenos de agua y cualquier otro medio distinto a la tierra, incluso arena gruesa y otros medios más exóticos, como piedras, sustratos de coco, etcétera.

Una característica importante al cultivar las plantas en un medio sin tierra es que permite tener más plantas en una cantidad limitada de espacio, las cosechas maduran más rápido y producen rendimientos mayores, se conserva el agua y los fertilizantes, ya que pueden reciclarse, además la hidroponía permite ejercer un mayor control sobre las plantas, sobre todo también sobre las malezas, con un resultado más uniforme y más seguro.

La hidroponía como técnica de producción de alimentos, especialmente de hortalizas de alta sanidad y calidad, está haciendo también considerada en distintos países de América Latina como una alternativa tecnológica apta y útil en el desarrollo de empresas para la generación de ingresos y para el desarrollo del sector agroexportador emergente en hortalizas, flores y plantas medicinales con alto valor agregado.

Asimismo, se le han integrado a sus versiones de menor sofisticación a programas sociales y económicos de superación a la pobreza.

Un factor importante la hidroponía es la implementación de manera simple o compleja, que da como resultado, sobre todo, alto rendimientos de las zonas de escasa agua o donde la tierra no es muy fértil.

Los objetivos más importantes de esta técnica son los siguientes: mejora la calidad y la cantidad de alimentos para la familia; fortalece la economía familiar, generando ingresos y disminuyendo los costos en la canasta básica; crea fuentes de trabajo por su cultivo, que en una parte se convierte intensivo; genera y promueve actitudes positivas hacia la autogestión comunitaria; fomenta la microempresa, iniciándola por medio de aprovechamiento del tiempo libre de los miembros de la familia; induce a los niños el interés precoz por las actividades productivas a nivel familiar y por un trabajo en equipo y en conjunto.

La investigación tanto de los vegetales en sí, como las técnicas hidropónicas, muestran un importante incremento alrededor del mundo, dando lugar a una gran actividad económica donde estos cultivos hidropónicos presentan muchas ventajas técnicas, sobre todo en donde nuestras tierras no son fértiles y donde carecemos de agua, como económicas y ambientales, lo cual ha hecho que ganen mucho espacio en países de gran desarrollo, como Israel, Japón, Estados Unidos, Holanda, entre muchos otros, y se ha convertido en una herramienta principal para cubrir la pobreza alimentaria en países poco desarrollados.

Este pilar del desarrollo es el principal canal para desarrollar en cada individuo la capacidad de generar al menos sus alimentos básicos en espacios pequeños, incluso mediante las técnicas de cultivo sin tierra, la adopción de estos conocimientos ha redundado en la seguridad tanto personal como social y de la posibilidad de enfocar los intereses, principalmente a la juventud, arraigando a nuestras familias, arraigando a los jóvenes a nuestra tierra.

A ello han apostado países como Perú, que con gran éxito ha adoptado un plan de enseñanza básica del cultivo y la investigación de cultivos hidropónicos.

Desde 1992, la FAO está impulsando la capacitación en la hidroponía con la finalidad de mejorar la calidad de vida de grupos familiares, por lo que es importante que actualmente el marco jurídico vigente contemple la regulación de este tipo de cultivo, con la finalidad de que las políticas públicas por disposición general incluyan programas de implementación, desarrollo y fortalecimiento de cultivos inocuos en tierra y en sustratos inertes sin tierra, por ser técnicas altamente probadas en beneficio de la humanidad.

En virtud de lo expuesto se presenta la presente reforma para quedar como sigue:

Artículo único. Se reforma la fracción primera del artículo tercero de la Ley Desarrollo Rural Sustentable para quedar como sigue:

  1. Actividades agropecuarias. Los procesos productivos primarios basados en recursos renovables agricultura (que incluye cultivos inocuos en tierra y sustratos inertes sin tierra), ganadería (incluye caza), silvicultura y acuacultura (incluye pesca).

Transitorios. El presente decreto entra en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. El Ejecutivo federal contará con 120 días a partir de la entrada en vigor del presente decreto, para emitir el reglamento y los lineamientos de certificación de estas técnicas y procedimientos para la calidad de los cultivos inocuos en tierra y sustratos inertes sin tierra.

Por su atención, muchas gracias, senador Presidente.

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *