Intervención de la senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado